septiembre 04, 2013

Feminismo para cambiar el mundo

Entre el 25 y el 31 de agosto tuvo lugar en la ciudad de Sao Paulo en Brasil, el Noveno Encuentro de la Marcha Mundial de las Mujeres. Con el lema "Feminismo en marcha para cambiar el mundo", el encuentro reunió a activistas feministas de los cinco continentes del mundo –más de 1500 mujeres de 39 países- y de todas las regiones de Brasil para debatir y elaborar agendas comunes.



En las conferencias fueron tratados temas como "La trayectoria del feminismo en América Latina", "Acumulación por desposesión: Naturaleza, Trabajo, Militarización del Cuerpo de las mujeres" y "El feminismo y la construcción de alternativas". La reunión finalizó el 31 de agosto con una gran manifestación de las mujeres en las calles del centro de São Paulo para reafirmar el feminismo como un proyecto para cambiar el mundo y la vida de las mujeres.

La guatemalteca Sandra Morán, integrante del Comité Internacional de la Marcha Mundial de las Mujeres, expresó que este “es un movimiento que está en marcha, está caminando” en ese sentido destacó “estamos discutiendo, como nos vamos formando políticamente más, cómo vamos fortaleciendo la participación”.


Sobre la agenda de lucha que se construye en el encuentro Sandra Morán puntualizó “nuestra identidad feminista se construye con otros” y aclaró “no es solo una agenda de mujeres, nuestra agenda es una propuesta al mundo para cambiar el mundo”.

Comunicación

Para la Marcha Mundial de las Mujeres, la comunicación en su Encuentro no es sólo una herramienta, sino también una cuestión política que es parte del enfrentamiento contra el control del capital sobre los pueblos, en la lucha en defensa de los bienes comunes y por la autodeterminación de los pueblos. La ofensiva de este sistema tiene en los medios de comunicación de masas (radio, televisión y periódicos de gran circulación) un apoyo fundamental.

Los “grandes medios” son controlados actualmente por cinco conglomerados mundiales o, a nivel nacional, por algunas familias. Los medios de comunicación tradicionales, en general, no nos representan en toda nuestra diversidad y posicionamientos políticos.

“Nuestras acciones poco aparecen en los medios y, cuando aparecen, muchas veces son retratadas de manera distorsionada, rebajando su contenido político, transformando en mero entretenimiento, o retratando solamente aspectos negativos (como el tránsito frenado por las manifestaciones). Todo eso sin contar la imagen de la mujer como objeto, en la mayoría de los medios de comunicación. Por eso también estamos en la lucha por la democratización de la comunicación”, explican.


Dentro de este contexto, la Marcha organiza su comunicación, de forma autónoma y colectiva, a través de la Convergencia de Comunicación de los Movimientos Sociales, una articulación entre la Marcha Mundial de las Mujeres, Radio Mundo Real-Amigos de la Tierra, ALBA TV, Vía Campesina y el colectivo Catarse, así como redes de medios y comunicadores que desde sus respectivos países difunden y profundizan los contenidos del Encuentro.

Hace varios años estos medios de comunicación trabajan y militan juntos, construyendo una comunicación contra-hegemónica. A través de esta convergencia pretenden alcanzar a los sectores populares especialmente de Brasil y América Latina a través de la producción de boletines, programas de radio, vídeos, fotos y textos durante todo el Encuentro Internacional.

Así, se pretende demostrar en la práctica que la comunicación no es neutra y no puede estar disociada de la construcción política de los procesos. El intercambio y las contribuciones de cada movimiento a partir de sus experiencias, lenguaje y medios de comunicación, son elementos fundamentales para un registro colectivo, vivo y militante de las luchas y las voces de las mujeres.

Fotos: archivo AmecoPress, cedidas por la Marcha Mundial de las Mujeres; autora Elaine Campos
Fuente: AmecoPress