enero 31, 2014

Sin alcanzar la paridad de género en primaria: UNESCO



Para 2015, sólo el 70 por ciento de los países (de 164) que en el año 2000 signaron la iniciativa “Educación para Todos” (EPT) alcanzarán la paridad de género en la educación primaria, se señaló en el undécimo informe de seguimiento de la EPT, llamado “Enseñanza y aprendizaje. Lograr la calidad para todos”.

Presentado ayer por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Tecnología (UNESCO), el informe da cuenta que pese a algunas mejoras “un número inaceptable de niñas y niños está en malas condiciones de salud” lo que es preocupante, toda vez que durante los mil primeros días de la vida de una niña o niño, se sientan las bases necesarias para su bienestar futuro.

Para 2012 se registraron 6.6 millones de muertes de menores de 5 años de edad; se estima que para 2015 el objetivo de la disminución de las dos terceras partes de las muertes de niñas y niños con respecto a los niveles de 1990 sólo será alcanzada por ocho países.

Mientras que 162 millones adolecían de malnutrición, tres cuartas partes de ellas y ellos, Vivian en el África Subsahariana.

A nivel mundial existen 57 millones de menores de edad que no están aprendiendo porque no van a la escuela, y las niñas representan el 54 por cuento de la población de menores de edad sin escolarizar en el mundo.

Conseguir que la tasa de matricula sea la misma para niñas y niños (paridad de género) de acuerdo con la EPT, es el primer paso para alcanzar la igualdad de género, que supone también entornos de escolarización apropiados, prácticas no discriminatorias, e igualdad para que niñas y niños puedan realizar su potencial.

Las pautas de las disparidades de género son distintas según el grupo de ingresos al que pertenece cada país, por ejemplo, en los países de bajos ingresos, las disparidades de género suelen ir en detrimento de las niñas.

En el nivel de la enseñanza primaria, sólo el 60 por ciento de los países había alcanzado la paridad entre los sexos antes del final de 2011. Sólo una quinta parte de los países con bajos ingresos (entre los que se encuentra Afganistán, Camerún y Yemen) logró la paridad.

También hay 15 países con menos de 90 niños escolarizados por cada 100 niñas escolarizadas, de los que aproximadamente la mitad forma parte de América Latina y el Caribe.

En cuanto a la enseñanza secundaria solo un 38 por ciento de los países había logrado la paridad antes del 2011.

Además de estas cifras, el informe destaca que el acceso no es el único problema crítico, pues también la mala calidad en la enseñanza limita el aprendizaje aún para quienes logran ir a la escuela.

Por ello en el informe se definen cuatro estrategias para conseguir una educación de buena calidad. En primer lugar, se deben escoger a las y los docentes apropiados que reflejen la diversidad del estudiantado. En segundo lugar, deben estar capacitados para apoyar a las y los educandos más rezagados desde los primeros grados.

La tercera estrategia apunta a superar las desigualdades en el aprendizaje destinando mejores docentes a las zonas más problemáticas de un país. Por último, los gobiernos deben ofrecer a la docencia una combinación acertada de incentivos a fin de alentarlos a que no la abandonen y conseguir que la infancia aprenda, independientemente de su condición.

Cabe recordar que durante el Foro Mundial sobre la Educación, realizado en el año 2000 en Dakar, Senegal; 164 gobiernos se comprometieron a hacer realidad la EPT y definieron seis objetivos que debían alcanzarse antes del 2015.

Dentro de ellos se encontraba garantizar el acceso a la atención y educación de la primaria infancia; lograr la enseñanza primaria; así como alcanzar la paridad e igualdad de género.


Fuente: Cimac