febrero 13, 2014

Demandan mujeres sirias su inclusión en el proceso de paz

Mujeres sirias de diversas posturas políticas y regiones demandaron a la ONU y a las partes involucradas en el conflicto ser incluidas en la conferencia de paz del 22 de enero en la ciudad suiza de Montreux, así como en conversaciones posteriores.


De cara a Ginebra 2, en rueda de prensa presidida por la titular de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, las representantes sirias Sabah Alhallak, Ratif Jouejati, Kefah Ali Deeb, y Delsha Ayo, urgieron a las partes incluir su postura y sus demandas en la mesa de negociación.

Después de dos días de diálogo auspiciado por ONU Mujeres y el gobierno de los Países Bajos, alrededor de medio centenar de mujeres sirias unificaron sus posturas y adoptaron un documento con un fuerte llamado para respetar su derecho de participar en la vida política y social de su país.

El documento suscrito por mujeres "de diversos contextos y perspectivas" subraya que "no podemos quedarnos calladas” ante el sufrimiento del pueblo sirio, ante la muerte, destrucción, inanición, desplazamiento de miles de familias, ni al terror, detenciones arbitrarias, ni a la propagación de enfermedades, especialmente entre los niños.

"Es nuestro derecho concebir una Siria civil, democrática, plural y como un estado unido", subrayó la declaración.

Defendieron su derecho a "participar de manera activa en todos los equipos negociadores y en los comités durante y después de Ginebra 2".

Y si falla Ginebra 2 "seguiremos presionando para lograr la paz", subrayó Ali Deeb.

Según la declaración, la mujer debe participar en la revisión de la constitución y de las leyes con el fin de evitar y penalizar cualquier forma de discriminación o violencia contra la mujer .

Entre las demandas del grupo de mujeres presente en la ONU se encuentra adoptar el documento de Ginebra 1 que incluye un alto al fuego, liberar a detenidos, asegurar acceso a la prensa a todo el país y a las zonas de conflicto, respetar el derecho a manifestarse pacíficamente.

"A estos puntos queremos agregar que se libere a las mujeres secuestradas por varios grupos armados y que se expulse del país a todos los combatientes que no son sirios”, precisó el grupo de mujeres sirias.

Demandaron levantar el estado de sitio que padecen civiles en diversas zonas del país y permitir la entrada de ayuda humanitaria con la supervisión de una comisión internacional independiente.

Asimismo, llamaron a que se implementen "medidas concretas" para poner fin a la violencia de género y asegurar la protección de las mujeres y niñas contra explotación sexual, matrimonio precoz, tráfico y violación sexual.

Según relataron muchas mujeres han sido detenidas y secuestradas para evitar su participación en esta conferencia en Ginebra y muchas de las asistentes enfrentan serias amenazas de muerte, de ahí la decisión de mantener las conversaciones a puerta cerrada, no haber revelado el lugar de las reuniones ni los nombres de todas las participantes.

También, la declaración urge para que sean llevados ante la justicia aquellos responsables de crímenes de guerra y de lesa humanidad.

Además, el texto subraya que "rechazarán cualquier solución política que esté basada en la etnia, en la religión o en el poder militar".

Finalmente, las ponentes abordaron la terrible situación humanitaria en la que viven los sirios, en especial en zonas sitiadas y urgieron a las partes a resolver esta situación y permitir la entrada de asistencia y medicamentos para los niños que están a punto de morir de inanición.

"Los niños comen hojas de los árboles y esto no es una exageración", alertó Jouejati.


Por Notimex/Ginebra