marzo 27, 2014

Alemania cambia de posición e impulsa las cuotas de mujeres en empresas


El Gobierno de Angela Merkel cambia de posición y cada vez es más probable que antes de finales de año apruebe una cuota femenina en los órganos de dirección de grandes empresas, dando un espaldarazo a la regulación que se prepara al respecto en el seno de la Unión Europea y uniéndose a países como Holanda, Bélgica e Italia que ya se han adelantado a la legislación europea y han fijado una cuota de directivas en las grandes empresas.

La primera potencia económica de Europa aprobará, previsiblemente, antes de fin de año una cuota del 30% de mujeres en las direcciones de las empresas que emplean a más de 2.000 personas (108 grandes empresas en Alemania se verán afectadas) y que tendrán que asumir antes de 2016. En caso de no alcanzar el cupo establecido los sitios reservados para mujeres quedarán vacíos en la dirección de la empresa incumplidora.

Pese a que Merkel nunca se había declarado a favor de las cuotas obligatorias en las empresas, la presión del partido socialdemócrata, con el que gobierna en coalición, han variado la posición de la canciller y acelerado la adaptación de las cuotas femeninas en empresas, además de otras medidas de la agenda social durante estos primeros meses de gobierno conjunto.

La aprobación de esta ley permitirá a 174 mujeres formar parte de las juntas de vigilancia en AlemaniaEsta nueva ley ha provocado fuertes diferencias durante su debate en el Gobierno de la gran coalición y también con los sindicatos, que optaban por la autorregulación empresarial, opción que también apoyaba la canciller hasta ahora. La nueva ley se enviará al Parlamento alemán a finales de marzo y establece juntas de vigilancia para las empresas que tengan un 50% de participación pública. Asimismo, establece que unas 3.500 empresas con menos de 2.000 empleados tendrán que fomentar la participación femenina en los órganos de dirección.

Además de estas medidas, la ley también establece otros preceptos que afectan a la Administración Pública, como la obligatoriedad de presentar un plan de igualdad cada cuatro años, tal y como explicaron el ministro de Justicia, Heiko Maas, y la ministra de Familia, Manuela Schwesig, durante la presentación de la nueva regulación a comienzos de esta semana.

Según la estimación del Gobierno, la aprobación de esta ley permitirá a 174 mujeres formar parte de las juntas de vigilancia en Alemania, donde se decidirán cuestiones como las designaciones o el sueldo de los ejecutivos.

La nueva posición de Alemania respecto a las cuotas de mujeres en las grandes empresas ofrece un impulso muy valioso para la propuesta de Bruselas e incluso permitiría acelerar la regulación europea que propone un 40% de mujeres en la dirección de las empresas, una medida de la que Viviane Reding, la vicepresidenta de la Comisión Europea, se ha convertido en su principal abanderada.


Fuente: Mujeres&Cia