marzo 25, 2014

Empoderamiento femenino debe ser eje del desarrollo: CSW Desigualdad de género, gran reto a vencer a nivel global

El desarrollo social y económico de las naciones no será posible mientras mujeres y niñas no accedan a educación de calidad en todos los niveles, así como a cargos de poder; ejerzan libremente sus Derechos Humanos (DH), y en tanto no se destinen los recursos necesarios para respaldar la igualdad de género y el empoderamiento femenino.

Así lo concluyeron los 45 países que integran la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW, por sus siglas en inglés), durante su 58 sesión celebrada del 10 al 21 de marzo en Nueva York.

De acuerdo con el borrador de las conclusiones de la CSW-58 (cuyo documento oficial será publicado en breve), si bien los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de Naciones Unidas fomentaron el progreso en muchas áreas, “seguirán siendo temas incompletos mientras persista la desigualdad de género”.

Este acuerdo representa la posición de los Estados miembro del Consejo Económico y Social de la ONU de cara a la nueva agenda mundial para el desarrollo –a plantearse en 2015–, y en él se sostiene que el empoderamiento de mujeres y niñas debe ser el centro de atención de la agenda post 2015.

Al analizar la situación de las mujeres a nivel mundial se sostiene que globalmente existen diversos aspectos que impiden el progreso de la población, tales como desigualdades estructurales, brechas salariales, y la distribución desproporcionada del trabajo de cuidado no remunerado (que recae en las mujeres).

Así como las bajas tasas de mujeres en puestos de decisión y la persistencia de actitudes, normas y marcos jurídicos que discriminan a la población femenina.

La comisión resaltó que dentro del ODM 1 (erradicar la pobreza extrema y el hambre) persiste una significante brecha de género, ya que las mujeres son más propensas que los hombres a enfrentar formas vulnerables de empleo y menos acceso a protección social.

Con respecto al ODM 6 (mejorar la salud materna), la CSW resaltó que el progreso ha sido especialmente “lento e inaceptable”, pues existen países con altos números de muerte materna y un significante número de mujeres con una necesidad insatisfecha de anticonceptivos.

Con respecto al combate del VIH/Sida, la CSW-58 destacó que el progreso ha sido limitado, pues el número de mujeres con este virus se incrementa globalmente desde 2001.

De acuerdo con los Estados que integran la CSW, existen temas críticos en igualdad de género que no fueron contemplados y cubiertos por los ODM, por lo que se debe integrar de cara a 2015 la igualdad de género, el empoderamiento femenino, el pleno acceso de las mujeres a sus DH, y la erradicación de la pobreza con el fin de lograr el desarrollo económico y social. 

En ese sentido, la CSW llamó a entablar medidas para hacer frente a la “pandemia de violencia” contra mujeres y niñas, garantizar plenamente el acceso de las mujeres a oportunidades y recursos, como educación de calidad y la propiedad de la tierra, y otros bienes productivos.

Los Estados miembro también deben adoptar las medidas necesarias para que las mujeres garanticen su salud sexual y reproductiva. 

Igualmente establece que deberá incrementarse la inversión a favor de mujeres y niñas, pues la CSW señaló que los fondos destinados a respaldar la igualdad de género y el empoderamiento femenino siguen sin ser adecuados. Concluyó que “la igualdad de las mujeres significa el progreso para todas y todos”.


Por: Anaiz Zamora Márquez
Fuente: Cimac Noticias