abril 28, 2014

Alianza Global para la Cooperación Eficaz al Desarrollo: Una perspectiva feminista tras la Primera Reunión Ministerial de Alto Nivel

La Primera Reunión Ministerial de Alto Nivel de la Alianza Global para la Cooperación Eficaz al Desarrollo, que se llevó a cabo en la Ciudad de México el 15 y 16 de abril de 2014, fue la más reciente reunión sobre la eficacia de la ayuda desde el Cuarto Foro de Alto Nivel sobre la Eficacia de la Ayuda (Busán, Corea del Sur, 2011). Aunque hubo cierto apoyo a los compromisos contraídos en Busán, han quedado varias preocupaciones.

Más de 200 participantes de organizaciones de la sociedad civil (OSC) formaron parte de las aproximadamente 1,500 personas delegadas[i]que asistieron a esta Primera Reunión de Alto Nivel (RAN) de la Alianza Global para la Cooperación Eficaz al Desarrollo (AGCED) en México. Aunque las y los delegados acordaron un Comunicado final[ii]denominado “Orientarse hacia una Agenda del Desarrollo incluyente Post-2015”, que procura promover una cooperación eficaz al desarrollo y asegurar su inclusión en la Agenda del Desarrollo mundial posterior a 2015, hubo diversas reacciones y críticas por parte de las OSC.

La AGCED y preocupaciones sobre la participación del sector privado en la cooperación para el desarrollo

El Comunicado de México fue elaborado en torno a cinco áreas de enfoque seleccionadas para esta RAN (y de cierta manera arbitrariamente por las naciones copresidentas[iii]de la AGCED y México): progreso desde Busán y desarrollo inclusivo; movilización de los recursos internos; cooperación Sur-Sur, cooperación triangular e intercambio de conocimientos; países de ingresos medios; y trabajo con el sector privado.[iv]Se prestó poca atención al Informe de avances 2014: Hacia una cooperación al desarrollo más eficaz[v] y a los logros y retos identificados desde el Foro de Alto Nivel en Busán. Por lo tanto, la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres no fueron parte de las prioridades para esta RAN.

La Alianza de OSC para la Eficacia del Desarrollo (AOED), que incluye una gama diversa de organizaciones de la sociedad civil de todas las regiones, declaró en su comunicado de prensa que “la Reunión de Alto Nivel en México no hace lo suficiente por la gente”.

El Comunicado muestra diferentes niveles de apoyo para el desarrollo inclusivo al mencionar la necesidad de desvincular la ayuda, promover la apropiación democrática por los países, afianzar los sistemas tributarios y el uso de sistemas nacionales, promover la igualdad de género y reconocer a las OSC como actoras independientes en el desarrollo. Sin embargo, hubo pocos progresos respecto al ambiente propicio para las OSC y la integración de un enfoque más sólido de derechos humanos en el trabajo de la AGCED, lo cual fue una fuente de desilusión para las OSC con el documento de resultados de Busán. Esto se vio aun más exacerbado por la promoción desequilibrada del rol del sector privado en el desarrollo y la falta de orientaciones sobre su rendición de cuentas y transparencia ante la gente.[vi]

Igualdad de género y empoderamiento de las mujeres

Partiendo de los compromisos contraídos en el Foro de Alto Nivel en Busán sobre la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres—“Debemos acelerar nuestros esfuerzos para alcanzar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres mediante programas de desarrollo asentados en las prioridades nacionales, reconociendo que ambos son esenciales para alcanzar resultados de desarrollo. La reducción de la desigualdad de género es, a la vez, un fin en sí mismo y una condición previa para el crecimiento y desarrollo sostenible e incluyente” (párrafo 20)[vii]—y del indicador 8 dentro del Marco Mundial de Seguimiento,[viii]el Comunicado de México incluye “identificar y asignar recursos públicos para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres” (párrafo 18) como una medida crucial, entre otras,[ix]“hacia la consolidación de la responsabilidad mutua”. Esto es particularmente importante para aquellas instituciones y organizaciones que rastrean el financiamiento dirigido a la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, sobre todo a nivel de país, y puede utilizarse en el diálogo político respecto a la movilización de recursos para la igualdad de género y los derechos de las mujeres. Sin embargo, el Comunicado de México no reconoció ni apoyó otros compromisos importantes contraídos en el Foro de Alto Nivel en Busán (es decir, acceso a datos desglosados por sexo, igualdad de género y empoderamiento de las mujeres en los mecanismos para rendición de cuentas y abordar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en todos los aspectos del desarrollo, incluyendo la consolidación de la paz y el fortalecimiento del Estado).

En la RAN de México, gobiernos, empresas, fundaciones privadas y la sociedad civil presentaron 38 iniciativas voluntarias, que fueron incluidas en el Anexo del Comunicado. Dentro de la Iniciativa 21 (denominada “Igualdad de género: Cumplir los compromisos de Busán”), ONU Mujeres, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la AOED se comprometen a trabajar juntas—y con otros/as—para intensificar los esfuerzos por: apoyar a los países, incluso las naciones desarrolladas, a fin de fortalecer sus sistemas de modo que puedan identificar y asignar recursos públicos para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres; alentar a los donantes a incrementar su apoyo a los países socios, ONU Mujeres y organizaciones de mujeres para fortalecer y monitorizar la eficacia de las instituciones responsables; profundizar el diálogo inclusivo y democrático de múltiples partes interesadas sobre la igualdad de género y los derechos de las mujeres a nivel nacional y regional e incrementar la cantidad de naciones involucradas en el futuro seguimiento del indicador post-Busán para la igualdad de género. Esto presenta oportunidades para que instituciones y organizaciones elaboren futuras estrategias a fin de asegurar que las iniciativas sean llevadas adelante.

Durante la sesión de enfoque sobre la igualdad de género en la RAN para examinar los progresos desde Busán,[x]las personas participantes coincidieron en que la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres continúan entre los objetivos inconclusos y se necesita hacer más. “Donde hay voluntad política se da un cambio significativo”, dijo Ram Sharan Mahat, Ministro de Finanzas de Nepal. John Hendra, Director Ejecutivo Adjunto de la Oficina de Políticas y Programas de ONU Mujeres, agregó que “mayores niveles de recursos son cruciales”. Roselynn Musa, Gerente de Programas de FEMNET y Copresidenta saliente de la AOED, les recordó a las/os participantes la importancia de incluir organizaciones de mujeres y feministas en las diferentes etapas del proceso del desarrollo. Las personas participantes coincidieron en que se requieren mayor conciencia y más recursos, así como defensoras/es, para cerrar la brecha.

Lo que sigue

La RAN de México no definió el rol de la AGCED dentro del marco más amplio del desarrollo y los debates post-2015. Además, la AGCED no es el único espacio pertinente para esta discusión cuando ya existe una Alianza Mundial para el Desarrollo, con el ODM 8, sustentada en el Consenso de Monterrey (2002) y su conferencia internacional de seguimiento (Doha, 2008). Después de la RAN de México, la AGCED tiene que pensar estratégicamente sobre su valor agregado y una cooperación eficaz al desarrollo, evitar traslapes (por ejemplo, con el Foro sobre Cooperación para el Desarrollo del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas) y determinar dónde encajará dentro del siguiente marco para el desarrollo.

Organizaciones y activistas por los derechos humanos de las mujeres, incluso las que forman parte del Grupo Feminista de la AOED,[xi]continuarán monitorizando a la AGCED y dando a conocer preocupaciones, no sólo sobre los compromisos contraídos en materia de igualdad de género y empoderamiento de las mujeres y la medida en que son cumplidos, sino también para involucrarse críticamente en los debates políticos más amplios.

Por Nerea Craviotto
Fuente: Notas de los Viernes de AWID, 25 de abril de 2014. Título original: Global Partnership for Effective Development Cooperation: A feminist perspective following the First High Level Ministerial Meeting. 
Traducción: Laura E. Asturias

[i] Representantes de gobiernos, empresas, fundaciones privadas y la sociedad civil, incluyendo organizaciones por los derechos de las mujeres.
[ii] Nota de la traductora: Actualmente no está disponible en español la versión final del Comunicado, pero puede leerse el proyecto revisado de comunicado de la RAN de México, del 9 de abril de 2014. Se sugiere visitar este sitio más adelante para ver si habrá una versión final en español.
[iii] Nigeria, la República de Corea y el Reino Unido.
[iv] El Comunicado enfatizó la importancia de la cooperación Sur-Sur y la necesidad de una movilización apropiada de recursos internos públicos y privados; también admitió que se requiere un enfoque de desarrollo más flexible para los países de ingresos medios y reconoció el rol que juegan las pequeñas y medianas empresas (tal como fue resumido por Glennie, J., Development partnership conference: what did we learn?[Conferencia sobre una alianza para el desarrollo: ¿Qué aprendimos?], The Guardian, 22 de abril de 2014).
[v] El informe puede descargarse en español, francés e inglés en este sitio.
[vi] Para más detalles ver: Jones, S., Global alliance warns of no end to poverty unless countries pull together [Alianza global advierte de que no habrá fin a la pobreza a menos que los países se unan], The Guardian, 17 de abril de 2014.
[vii] El resto del texto está disponible en el documento Alianza de Busán para la Cooperación Eficaz al Desarrollo.
[viii] Para más información ver los indicadores y metas (en inglés).
[ix] Oportunidad, exhaustividad, comparabilidad, accesibilidad, utilidad y carácter prospectivo de la información.
[x] Entre sus panelistas hubo representantes del Grupo Feminista de la AOED, Finlandia, Nepal, Nigeria, Suecia, ONU Mujeres y la OCDE.
[xi] Conformado por AFM (Articulación Feminista Marcosur), APWLD (Foro de Asia-Pacífico sobre Mujeres, Ley y Desarrollo), AWEPON (Red de Mujeres Africanas sobre Política Económica), AWID (Asociación para los Derechos de la Mujer y el Desarrollo), FEMNET (Red de Desarrollo y Comunicación de las Mujeres Africanas), FWNGO (Foro de ONG de Mujeres de Kirguistán), NETRIGHT (Red para los Derechos de las Mujeres en Ghana) y WIDE+ (Red Europea en torno a los Derechos de las Mujeres y el Desarrollo, seguimiento a WIDE).