abril 29, 2014

Convenio contra Violencia Doméstica, en vigor el 1 de agosto



El Convenio del Consejo de Europa sobre la Prevención y Lucha Contra la Violencia hacia las Mujeres y la Violencia Doméstica (Convenio de Estambul) será vinculante a partir del próximo 1 de agosto, luego de que finalmente 11 países lo ratificaron.

Firmado en Estambul, Turquía, el 11 de mayo de 2011, el Convenio que contiene lineamientos necesarios para combatir y prevenir todas las formas de violencia contra las mujeres y es, además, el primer instrumento que vincula internacionalmente a los países de la Unión Europea (UE) para combatir este flagelo, finalmente fue ratificado por Dinamarca y Andorra, con lo que alcanzó las aprobaciones necesarias para su entrada en vigor.

El documento reconoce que las mujeres y niñas se exponen a formas graves de violencia, además de lo registrado en la vida privada, al acoso sexual, la violación, el matrimonio forzoso, los crímenes de “honor” y las mutilaciones genitales, y define que los países que lo ratifiquen están obligados a proteger y asistir a las víctimas de violencia.

También se plantea que estas formas de violencia constituyen una violación grave de los Derechos Humanos de las mujeres y las niñas, y un “obstáculo para la realización de la igualdad entre mujeres y hombres”.

De esta manera se establece que las partes adoptarán las medidas legislativas o de otro tipo necesarias para promover y proteger el derecho de todas y todos a vivir libres de violencia, por lo que deberán indicar en sus constituciones nacionales el principio de la igualdad, así como su aplicación efectiva.

Las modificaciones constitucionales que se realicen también deben ir enfocadas a prohibir la discriminación –incluso sancionarla–, y a la derogación de todas las leyes y prácticas que discriminan a las mujeres.

Dentro de las acciones internacionales que se proponen está brindar asilo a víctimas de violencia doméstica que lo soliciten en otros países, y se propone la creación del Grupo de Expertos en la Lucha contra la Violencia contra las Mujeres (Grevio), que vigilará la aplicación del tratado.

Aquellos países que lo ratifiquen, además deberán establecer servicios como líneas de asistencia telefónica, centros de acogida, servicios médicos, orientación y asistencia legal.

De cara a la próxima entrada en vigor del Convenio, Gauri van Gulik, defensora global de los Derechos de la Mujer de Human Rights Watch (HRW), indicó que “se trata de un momento decisivo para las mujeres de Europa que encuentran en su hogar un lugar de riesgo”.

A decir de HRW, la violencia y “el fracaso de los gobiernos para evitar y prevenir el abuso es una realidad cruel y cotidiana que viven numerosas mujeres y niñas”.

Según la Agencia de los Derechos Fundamentales de la UE, una de cada tres mujeres en la región ha sufrido algún tipo de agresión física y/o sexual desde los 15 años de edad.

Más de la mitad (25 de 47) de los países que son miembros del Consejo de Europa –que se propone establecer los principios democráticos y jurídicos comunes basados en el Convenio Europeo de DH– han suscrito el Convenio.

Hasta el momento lo han ratificado 11 países: Albania, Austria, Bosnia-Herzegovina, Andorra, Italia, Montenegro, Portugal, Serbia, España, Turquía y Dinamarca.


Fuente: Cimac noticias