mayo 22, 2014

Es el momento de actuar

Europa perderá el tren de la competitividad, si su estrategia Women 2020 no tiene éxito. Si hablábamos de "Algo me dice que aún tenemos mucho camino que recorrer ", y que los datos y las estadísticas son tozudas...sólo con ver el informe de abril sobre la situación de la mujer en de la Comunidad económica europea, nos hace reflexionar, y darnos cuenta que aún hay mucho por hacer.

A esta velocidad, nos quedan todavía 30 años para alcanzar el objetivo del 75% de la mujeres europeas con empleo, unos 70 años para la igualdad salarial, más de 20 años para alcanzar la paridad en los Comités de Dirección de las mayores empresas europeas, y unos 40 años para el reparto equitativo de las tareas del hogar.

La estrategia europea 2020, hace especial hincapié en que la mujer debe ser un motor de cambio en Europa "El triunfo de las mujeres, es el triunfo de Europa", así empieza el mensaje de la estrategia europea Women 2020.

¿Conoces la estrategia europea "Women 2020"?

Europa se propone 5 áreas de actuación y promoción: la contribución de la mujer en el crecimiento sostenible de Europa; la presencia de la mujer en los las sectores STEM (Science, Tecnology,Engineering and Mathematics) Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas); la mujer como emprendedora; el liderazgo de la mujer y hacer foco específico en las jóvenes europeas, que construirán y harán realidad una Europa 2020, que está más cerca de lo que nos creemos.

El plan de acción 2020, nos habla de educación en las áreas de ciencias; la participación efectiva de la mujer en la economía europea, con un 75% del colectivo femenino trabajando y sin brecha salarial; investigación, deberíamos contar con unas 500,000 mujeres dedicadas a la investigación; la creación de empresas, donde el 50% deberían ser mujeres, y contar con el liderazgo femenino en los Comités de Dirección y Consejos de Administración, sin olvidar el ámbito académico y político. 

La equidad de género debería estar en todas las estrategias antes del 2015, y creo que o empezamos a correr o Europa no va a llegar.

Debemos hacer realidad una Europa sostenible basada en un crecimiento inclusivo y debemos concienciar a hombres y mujeres en el debate, no es sólo un tema de justicia, sino que es una prioridad económica. Debemos cambiar el objetivo de un 75% de empleo por el de "llegar al 75% de empleo femenino"; ser conscientes de los tres obstáculos que dificultan la estrategia Women 2020 y así para poder luchar contra ellos "el obstáculo del empleo femenino", "el obstáculo de la mujer emprendedora", y "el obstáculo del liderazgo de la mujer" y un reto transversal, el reto de una Europa digital.

Aún estamos a tiempo de hacer realidad Europa 2020 y no perder el tren de un talento femenino

La conciliación, como una estrategia europea, sigue siendo una asignatura pendiente, debe ser compartida y asumida por ambos miembros de la familia, especialmente en familias con "doble ingreso".

También es necesaria la gran coalición de los "digital Jobs", promover el empleo femenino en el sector TIC. La necesidad de compartir buenas prácticas, para alcanzar el gran reto europeo de alcanzar el empleo femenino en los puestos TIC.

Asimismo, es urgente acabar con la brecha salarial, que provoca que un 50% de la población europea esté en una situación de inferioridad, que muchos de los programas sociales estén dirigido a dicho colectivo y que provoca que la gran bolsa del plan de pensiones europeo esté coja y tenga que paliar esa "brecha salarial" con programas destinados a ofrecer unas pensiones mínimas a un colectivo más longevo y que, por lo tanto, demanda mayores fondos europeos.

No se puede pasar por alto la importancia de la educación, teniendo en cuenta que si trabajamos desde hoy, nuestras niñas de primaria y secundaria estarán definiendo sus futuros estudios y carreras universitarias. Las jóvenes universitarias podrán hacer un posgrado de ciencias o dedicarse a la investigación.

Aún estamos a tiempo de hacer realidad Europa 2020 y no perder el tren de un talento femenino que va perdiendo fuelle y visibilidad, para convertirse en un reto en el que todos debemos estar involucrados.

Es el momento de actuar.


Por Marta Lamas 
Experta en Diversidad e Inclusión, y RSC. Coordinadora del Grupo de Diversidad e Inclusión, Club de Benchmarking del IE (Instituto de Empresa).
Fuente: Mujeres&Cia