mayo 19, 2014

Gitanas feministas defendiendo sus derechos en España

Gitanas feministas defendiendo sus derechos en España"Cuando hablamos de mujeres gitanas la discriminación se multiplica por tres. Por ser mujer, por ser gitana y por pertenecer a una minoría étnica" sostienen Mª José Jiménez Cortiñas y Aurora Fernández, presidenta y secretaria respectivamente de la Asociación Gitanas Feministas por la Diversidad. AWID conversó con ellas sobre cómo las feministas gitanas están trabajando para enfrentar la discriminación de la que son objeto diariamente.

AWID:¿Por qué decidieron crear la Asociación Gitanas Feministas por la Diversidad (AGFD)?

Aurora Fernández (AF): Una de las razones fue para combatir el síndrome de múltiple discriminación e invisibilidad de las Gitanas, puesto que constituye una barrera infranqueable para la participación política y social, lo cual nos invalida para influir en decisiones culturales, sociales y gubernamentales, es decir no nos permite un ejercicio pleno de la Ciudadanía.

Mª José Jiménez Cortiñas (JJC): Con nuestro trabajo también buscamos promover la igualdad real y efectiva entre Gitanas y Gitanos, desde las perspectivas socioemocional, laboral y política y todas aquellas que ayuden al desarrollo y crecimiento de las personas. Es por esto que queremos identificar y promocionar las habilidades y competencias de las Gitanas, contribuyendo así a legitimar nuestro rol activo como agentes de cambio y transformación multidimensional e interdisciplinar dentro de nuestra cultura. 

Queremos hacer visible y legitimar la diversidad identitaria, de género y sexual existente en la realidad práctica de nuestra cultura, descubriendo que cada persona es única y diferente, pero es parte integrante e indispensable de un todo que es nuestra Cultura y la Sociedad en general. Así buscamos fomentar y reforzar la identidad Gitana Europea, destinada a una práctica efectiva y real de nuestra Ciudadanía.

AWID: ¿De qué manera están realizando este trabajo?

AF: Hemos diseñado distintas estrategias en función del ámbito de actuación. Van desde talleres hasta la creación de grupos de concienciación, pasando por acciones de visibilización y reivindicación de nuestros derechos. Estas actividades no sólo van destinadas a la población gitana sino también a la sociedad mayoritaria e instituciones públicas. Una de esasactividadesfue la del 8 de abril, Día Internacional del Pueblo Gitano, donde leímos un Manifiesto, y denunciamos varios de los temas que estamos conversando aquí.

AWID: ¿De qué se trata el feminismo gitano?

AF y JJC: Nuestro planteamiento sobre un feminismo gitano se basa en la búsqueda de una construcción a partir de la democracia de una igualdad efectiva entre mujeres y hombres gitanos. El feminismo ha de tener finalidad política transformadora que posibilite a las mujeres gitanas la capacidad de obrar y eliminar las distintas situaciones de desigualdad que sufrimos dentro y fuera de la comunidad gitana. Lo que queremos alcanzar es una concienciación de clase que nos lleve a una accionar común.

AWID: ¿Cuál es la triple discriminación que enfrentan las mujeres gitanas? ¿De qué manera las afecta?

AF: Pensemos primero la discriminación hacia el pueblo gitano. Tiene como causa principal el menosprecio hacia nuestro pueblo y esto causa una incuestionable invisibilidad. Cada vez que se habla de gitanas y gitanos se hace de una manera grotesca y marginal, basándose en toda clase de estereotipos y prejuicios, y sin reconocer ni respetar las señas de identidad de un pueblo milenario que posee una lengua común, un himno, una bandera, una idiosincrasia, y que ha realizado serias e importantes aportaciones culturales a las sociedades mayoritarias.

Cuando hablamos de mujeres gitanas la discriminación se multiplica por tres: por ser mujer, por ser gitana y por pertenecer a una minoría étnica. Cuando hablamos de la “imagen” de mujer gitana, la cosa empeora. Las gitanas aparecemos a lo largo de la historia, y actualmente en los medios de comunicación, de tres maneras muy significativas: la primera y más explotada en los programas de televisión moderna[1], es como seres grotescos sin sentido de la moda, analfabetas e ignorantes que lo único que saben hacer es tener hijos, limpiar, cantar y bailar. En segundo lugar la imagen poética de mujer pura, sumisa, tierna, cuidadora y fértil. Y en tercer lugar, la imagen de flamenca y/o artista que ha roto tabúes y se ha convertido en la “Gitana Pero”, es decir aquella que es reconocida por la comunidad como gitana, pero que no cumple el modelo tradicional y estereotipado.

Todo esto entra en juego cuando una mujer gitana aspira, por ejemplo, a un puesto de trabajo. Se le presuponen actitudes basadas en estereotipos y prejuicios, que es vaga, ladrona, mentirosa, no formada, etc. Los empresarios y empresarias de España por lo general no están dispuestos a emplear mujeres y hombres gitanos. Pesa más la pertenencia étnica que el curriculum que puedas llegar a tener.

JJC: Desde la AGFD proponemos un trabajo de deconstrucción de esa imagen distorsionada que se tiene de nosotras, y entre todas poder construir un nuevo enfoque feminista que parta del reconocimiento de nuestra identidad. Desde allí queremos influir para que se incluyan las necesidades e inquietudes de las Gitanas dentro de la corriente feminista general, y por ejemplo, además de la problemática del trabajo, abordar la Violencia de Género sufrida por víctimas Gitanas, y hacerlo desde las perspectivas que contribuyan a su total erradicación. 

AWID: Dentro de las comunidades gitanas ¿Cómo están trabajando los mandatos patriarcales respecto a familia, derechos sexuales y reproductivos?

AF: La comunidad gitana es un reflejo fiel de la sociedad mayoritaria, por lo tanto las estrategias de trabajo dentro la comunidad han de ser en la medida de lo posible consensuadas por todas las partes afectadas. Como en toda sociedad patriarcal los cambios no resultan fáciles, por lo que la labor de las asociaciones como la nuestra juegan un papel primordial en la transformación, concienciación y avance hacia una sociedad democrática real, efectiva y justa. Lo que se busca dentro de nuestra asociación es ir creando pequeños círculos reflexivos con el objetivo de tener agentes transformadores femeninos que se conviertan en la avanzadilla de un movimiento feminista gitano.

AWID: ¿Hay algún tipo de trabajo dentro de sus comunidades con las personas lesbianas, gay, bisexuales, trans e intersex (LGBTI)?

AF: Esto es algo muy invisibilizado entre las personas adultas y también la juventud gitana, sin embargo ellas/os tiene más herramientas para acceder a diferentes plataformas, organizarse, etc. La AGFD colabora, apoya y forma parte de iniciativas que existen a nivel europeo y que por ejemplo trabajan estas y otras cuestiones que afectan de manera directa a las y los jóvenes gitanos. Una de ellas es el “Forum of European Roma Young People” (Feryp). Otra de las organizaciones que trabajan en esta línea es “Ververipén, Rroms por la Diversidad”.

AWID: La Fundación Secretariado Gitano (FSG) ha informado que 8 de cada 10 personas universitarias son mujeres, pero sólo el 2% tiene acceso a ese nivel de educación, y en el nivel primario, hay un alto grado de deserción escolar de las niñas. ¿Qué hace falta cambiar para que el acceso y la finalización de la escolaridad se de con equidad?

AF: Lo primero que hay que cambiar es el sistema educativo español. Se les hace muy duro a las y los estudiantes gitanos permanecer horas y horas en un espacio educativo dónde la historia de nuestro pueblo, nuestra lengua, nuestros elementos culturales y nuestras aportaciones a la cultura mayoritaria no aparecen reflejados en ninguno de los libros de texto del estado español. La mayoría de los docentes no están preparados ni cuentan con los recursos necesarios para atender las diversidades en la escuela, y es más fácil y cómodo esperar a que el alumnado gitano se aburra, se frustre y abandone. La educación es uno de nuestros ejes de trabajo, y sin duda tenemos clara la necesidad de trabajar en los colegios para conseguir demostrar que es necesario adaptar la legislación .

AWID: En 2011 la Comisión Europea creó el Marco de la Unión Europea (UE) para las Estrategias Nacionales de Inclusión de la Población Gitana que obliga a todos los Estados miembro a presentar sus propias Estrategias Nacionales anualmente. ¿Tiene este marco una perspectiva de género que permitiría un análisis y posterior implementación de políticas que consideren los derechos de las mujeres en ese marco más amplio?

AF: Las estrategias nacionales de inclusión de la población gitana se vienen desarrollando desde hace muchos años, el problema es que cuando los Estados miembro de la Unión Europea las incorporan, como en el caso de España, no se dotan de lo necesario para que éstas sean efectivas y lleguen a la población gitana. La estrategia nacional de inclusión se reduce a meros parches que agravan y perpetúan la no promoción de la población gitana.

Cada año se han reproducido los mismos programas con idénticos objetivos pero se lo ha hecho sin contar con técnicos profesionales gitanas y gitanos que diseñen, desarrollen y evalúen estos proyectos. Ya sabemos: para los gitanos pero sin gitanos.

La perspectiva de género no se introduce de manera directa ni con medidas determinadas para la promoción del feminismo gitano. Las mujeres se mencionan de marginalmente en el ámbito de la educación y el empleo. Tomando las cifras que publica la FSG en educación (panorama nada alentador) nos tiene que dar una idea del poco éxito que éstas estrategias nacionales están teniendo.

Por Gabby De Cicco
Foto: Asociación Gitanas Feministas por la Diversidad

Más lecturas:


[1] Aparición en programas como “Palabra de gitano” o “Mi gran boda gitana”.