octubre 06, 2014

Conflictos, pobreza y cambio climático: los desafíos que persisten para el logro de los ODM en Costa de Marfil deberían ser la prioridad del Post 2015


Mientras que en el contexto de la 69º sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU) durante la última semana, se desarrollaban las discusiones sobre la nueva agenda de desarrollo que remplazará a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), cuyo final es en poco más de un año, AWID examinó la situación de las mujeres en Costa de Marfil, demostrando a la vez por qué es importante que la nueva agenda de desarrollo esté fundada sobre los principios de los derechos humanos, la igualdad y la sostenibilidad.

Septiembre fue un mes muy cargado para Naciones Unidas dado que el final de los Objetivos de Desarrollo del Milenio se aproxima a gran velocidad. Paralelamente a la evaluación de los resultados y las lagunas en el logro de esos objetivos, las negociaciones para la nueva Agenda de Desarrollo Post 2015 estaban en el centro de la 69º sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU). El logro de los objetivos se ha hecho esperar y es desigual entre los países y las regiones, es por ello que las/los defensoras/es y las organizaciones de los derechos de las mujeres abogan por un nuevo programa de desarrollo fundado sobre los principios de los derechos humanos, la igualdad y la sostenibilidad. Es fundamental que las Naciones Unidas y los Estados miembros aprendan las lecciones de los ODM y aborden las nuevas cuestiones que no han sido incluidas en el marco de los ODM – tales como el cambio climático y la desigualdad creciente, incluida la desigualdad de género, así como también el vínculo entre la erradicación de la pobreza y el desarrollo sostenible. 

Luego del lanzamiento del informe sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, los días 16 y 17 de septiembre a cargo de la Comisión Económica de Naciones Unidas para África, AWID conversó con Rachel Gogoua, presidenta de la organización no gubernamental ONEF (Organización Nacional para la Infancia, la Mujer y la Familia) con el objetivo de conocer más sobre los desafíos actuales para el logro de los ODM en Costa de Marfil de acá hasta el 2015.

Según el último informe sobre los ODM, muchas de las metas fijadas para el 2015 fueron alcanzadas a nivel mundial, entre ellas especialmente la reducción de la pobreza extrema a la mitad, la lucha contra el paludismo y la tuberculosis, el acceso a fuentes de agua potable para un número más grande de personas, la búsqueda de la eliminación de las disparidades entre niñas y niños en materia de escolarización, y el aumento de la participación política de las mujeres. Sin embargo, existen numerosas disparidades regionales. En África subsahariana por ejemplo, la mayoría de personas dependía aún de fuentes de agua no potable en 2012, y la meta para el 2015 del índice de igualdad de género no se había alcanzado ni en la enseñanza primaria, ni en la enseñanza media y mucho menos en la superior. En el seno mismo de África, algunos países seguramente no alcanzarán los ODM, como lo demuestra el caso de Costa de Marfil. 

«Costa de Marfil forma parte de los países que no progresaron mucho en el logro de los ODM»

Según Rachel Gogoua, «Costa de Marfil forma parte de los países que no progresaron mucho en el logro de los ODM. Los progresos en materia de mortalidad materna e infantojuvenil, saneamiento y pobreza son los más flojos. Según una investigación sobre el nivel de vida de los hogares de 2008, el 48.9% de las/los marfileñas/os están por debajo del umbral de pobreza. A nivel de la educación, existe una pequeña progresión pero es todavía muy escasa. Actualmente, el dinero se ha vuelto escaso. Las personas padecen hambre. Lacrisis de 2010-2011 ha agravado aún más la situación. Estas crisis político-militares tienen un impacto negativo sobre la vida de la población y sobre todo a nivel de las mujeres y las y los niñas/os que a menudo viven en los campos, carentes de alimentos, mientras que algunas/os son violadas/os e incluso asesinadas/os. El impacto negativo sobre las mujeres es muy importante.» 

En efecto, de acuerdo al informe sobre los ODM en África, las tasas de extrema pobreza y el índice del hambre han aumentado en Costa de Marfil entre 1990 y 2012. Rachel Gogoua subraya que el cambio climático, así como la feminización de la pobreza deben ser tomados en cuenta. «Esta situación va a ir empeorando con el cambio climático puesto que no llueve más y cuando lo hace, son lluvias torrenciales que hacen más daño que bien a la agricultura. Existen disparidades entre las regiones que son más pobres que otras, especialmente en el medio rural y las ciudades del interior del país que son las más desfavorecidas. La investigación sobre el nivel de vida de 2008 demostró claramente que las mujeres son las más pobres, las más afectadas y están más preocupadas por estos desafíos que los hombres. Ellas se privan por sus niños y su familia. Para hacer frente a esto, desarrollamos actividades a nivel de la agricultura que generan ingresos en beneficio de las mujeres rurales y las capacitamos en cómo adaptarse a los cambios climáticos.» 

Las disparidades persisten en el acceso a la educación, al empleo y en la igualdad de ingresos. La tasa de alfabetización no llegaba al 67% en el 2010 y especialmente existe una brecha considerable entre hombres y mujeres, puesto que se mantienen las barreras para las mujeres y las niñas. La relación salarial mujeres/hombres es inferior al 0.5, lo que significa que el salario de las mujeres es por lo menos dos veces la mitad que el de los hombres. Al respecto, el 85% de las mujeres en África subsahariana poseen un empleo precario. En Costa de Marfil, el fenómeno se hace igualmente presente, según Rachel Gogoua, «la mujeres están principalmente en el sector informal, en las actividades de pequeños comercios y pueden ser objeto de violencias, lo cual aumenta su vulnerabilidad.»

La salud materna sigue siendo un desafío, en promedio sólo el 58.6% de las marfileñas fueron asistidas durante su parto por personal sanitario calificado en 2006, y la diferencia del número de partos asistidos es considerable entre el medio rural y el urbano, yendo respectivamente de menos del 50% a menos del 90%. Al respecto, Rachel Gogoua agrega que «las mutilaciones genitales femeninas (MGF) tienen una relación con los derechos sexuales y reproductivos en la medida en que cuando una mujer no es circuncidada, ella puede parir normalmente. Pero cuando ha sido circuncidada, los órganos genitales no son más elásticos, por lo tanto para el parto se hace necesaria una presión. Si una mujer pare fuera de una maternidad, va de suyo que puede morir. Si no muere, va a sufrir de prolapsos, es decir el descenso de los órganos genitales. En ese caso, no puede tener más relaciones sexuales y su esposo la abandonará. Es una práctica aún muy habitual aquí. Aunque una ley prohíba las MGF en Costa de Marfil, el problema que se plantea es el de su aplicación. Hace veinte años que luchamos contra la ablación y las violencias sexuales apoyando a las víctimas. » 

Costa de Marfil se ubica en el puesto 129 (de un total de 153) en términos de representación de las mujeres en el Parlamento con sólo el 9.4% de puestos ocupados por mujeres. Rachel Gogoua subraya «hemos constatado que no hay una evolución notable de la situación de las mujeres en Costa de Marfil, especialmente a nivel de las instancias de toma de decisión. Los progresos son muy lentos y cuando analizamos la situación, vemos que a nivel de compromisos, incluso al nivel más alto, no existe ningún problema. Pero cuando se abandonan los compromisos para pasar a los hechos, no se avanza mucho. Por lo tanto, las asociaciones de mujeres han creado un grupo que trabaja por la igualdad entre mujeres y hombres dentro de todos los sectores de Costa de Marfil y desarrollamos actividades de defensa, analizando y siguiendo al mismo tiempo las nominaciones de mujeres para los puestos de decisión, también hemos producimos publicaciones sobre las cuestiones de los derechos de las mujeres. En este sentido es que el Ministerio que se encarga de los derechos de las mujeres se reunió con nosotras y establecimos un comité bipartito que trabaja sobre la representación de las mujeres desde la independencia a la fecha. Actualmente estamos redactando un documento de orientación estratégica que pronto estará finalizado, y la tercera fase se enfocará en la elaboración de proyectos de ley, uno de los cuales será sobre la igualdad género y el otro sobre la modificación del sistema electoral en relación con la igualdad de género.» 

La Agenda de Desarrollo Post 2015

Del 27 al 29 de agosto de 2014, Rachel Gogoua participó en la 65º conferencia anual de lasección de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) del Departamento de Información de Naciones Unidas en el cual se aborda el Agenda de Desarrollo Post 2015. 

«Este encuentro giró en torno a tres temáticas importantes: los derechos humanos, el medio ambiente y el cambio climático, y la lucha contra la pobreza. Durante esa reunión, nos detuvimos en formular propuestas, y al término, firmamos una declaración que en su primera parte plantea nuestra visión y en la segunda parte las diferentes posiciones de la Agenda de Desarrollo Post 2015, lo que constituye en realidad un plan de acción para la sociedad civil dentro de la agenda Post 2015. De África no éramos más que dos organizaciones francófonas, una de Senegal y la otra de Costa de Marfil, y no había muchos representantes de organizaciones de derechos de las mujeres puesto que el problema para ir a ese tipo de conferencia está relacionado con los costos que debemos asumir.»

«Para el Post 2015, mi primera expectativa sería que las mujeres que son analfabetas no lo sean más para que puedan autonomizarse a nivel del lenguaje. El hecho de no saber leer ni escribir es una verdadera discapacidad que les impide hacerse cargo de un plan de salud, de la educación y las actividades que generan ingresos. Además, la mortalidad materna e infantojuvenil debe ser reducida, y por último, cada niño debe tener una identidad jurídica porque si no es ese el caso, estos son inexistentes a los ojos del Estado y no poseen derechos.» 

Muy pronto podrás encontrar un análisis de AWID sobre los resultados de la 69º sesión de AGNU y de la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas (CMPI) que tuvieron lugar entre el 16 de septiembre el 1º de Octubre.

Por Mégane Ghorbani
Foto: Rachel Gogoua
Fuente: Awid