octubre 22, 2014

Día Europeo contra la Trata Trata en Europa: Mujer, mayor de edad, europea y explotada sexualmente

Mujer, mayor de edad, europea y explotada sexualmente. Este es el retrato de las víctimas de trata de seres humanos en la Unión Europea. Entre 2010 y 2012, último periodo del que se disponen datos, la oficina estadística comunitaria (Eurostat) contabilizó 30.146 casos de trata, un 28 por ciento más que en el trienio 2008-2010. 80 de cada 100 son mujeres. 70 de cada 100 acabaron en redes de explotación sexual y 4.500 - el 16 por ciento del total- son niñas o adolescentes. Las cifras -procedentes de policía, ONG y vigilantes de frontera- indican que la lacra sigue en ascenso, mientras que algunos países optan por incluir en sus cifras macroeconómicas el dinero procedente de la actividad de la prostitución.

Además, las cifras no reflejan toda la realidad del problema. Existen víctimas de trata con fines de explotación sexual, las hay relacionadas con la servidumbre, la mendicidad, las actividades delictivas o la extracción de órganos. Siguen siendo difíciles de detectar, “invisibles” para la sociedad. Pero sobre todo, la trata es el "tercer" negocio clandestino más lucrativo del mundo, en previsión de que en los próximos años adelante a las armas. Según los últimos datos de la OIT, una sola víctima de explotación sexual genera 21.800 dólares al año de beneficios (unos 17.000 euros). Esta es una de las razones principales por las que eliminar la trata se hace tan “difícil”: en un mundo cuyo valor central es el dinero, no “interesa” acabar con ello.

Países Bajos, con 7,9 por cada 100.000 habitantes, Bulgaria (7,7) y Rumania (5,4) son los países con más casos registrados. Portugal (con 0,1 por cada 100.000 habitantes); Croacia (0,2) y Eslovaquia y Lituania (ambas con 0,6) se situaron como los países con menos.

España, con un 6,5% del total europeo y 1,4 por cada 100.000 habitantes está por debajo de la media europea (2). Pero no olvidemos: cada año, entre 40.000 y 50.000 jóvenes son introducidas en España para ser usadas con fines de explotación sexual o laboral. Por países de origen, el 65% de las víctimas son europeas: 20 de cada 100, rumanas, y 10 de cada 100, búlgaras. Entre los extracomunitarios, destacan Nigeria (el 4% del total) Brasil y China. En España, el 25% de las víctimas son rumanas y el 15% son brasileñas.

La trata tiene especial incidencia en sectores como la prostitución o la pornografía (el 70%, casi todas mujeres), mientras que 2 de cada 10 —en su mayoría hombres— son obligados a la realización de trabajos al margen de la economía legal, fundamentalmente en el sector primario y en la construcción. En el 12% restante, la UE incluye actividades como el tráfico de órganos, la venta de bebés o el robo forzoso.

En el perfil de los explotadores, el 70% de las 8.551 causas judiciales abiertas por tráfico de seres humanos se corresponden hombres. En el periodo 2010-2012, el número de condenas judiciales a explotadores aumentó ligeramente —de 3.709 a 3.786—. Por nacionalidades, el 14% de los explotadores son de nacionalidad rumana o búlgara.

Fuente: Amecopress