diciembre 27, 2014

Auge de violencia restringe derechos a las guatemaltecas. Tienen más riesgo de ser mutiladas que de morir de cáncer

Las mujeres guatemaltecas entre los 15 y 44 años de edad tienen mayores probabilidades de ser mutiladas o asesinadas por hombres que de morir de cáncer, malaria, accidentes de tráfico o en conflictos bélicos, dijo el Organismo Judicial de Guatemala.

La instancia presentó el “Tercer Informe de los Órganos Jurisdiccionales Penales en delitos de feminicidio y otras formas de violencia contra la mujer, violencia sexual, explotación y trata de personas”, en el que da cuenta del avance de la justicia especializada en el país centroamericano.

En abril de 2008 el Congreso guatemalteco aprobó la “Ley contra el Feminicidio y otras Formas de Violencia Contra la Mujer”, que definió las acciones a seguir para prevenir, atender y sancionar la violencia contra las mujeres, al mismo tiempo que se inició un sistema penal con enfoque de género, es decir, justicia especializada.

El esfuerzo del Estado se ha materializado con la construcción de Juzgados de Primera Instancia Penal y Tribunales de Sentencia Penal de Delitos de Feminicidio y otras formas de Violencia contra las Mujeres, que cada año rinden un informe de labores.

En esta edición, los organismos judiciales reconocieron –a través del informe– que el país muestra avances significativos en el logro de una sociedad más justa, pero los niveles de desarrollo humano, la situación de inseguridad y violencia en sus diversas manifestaciones limitan a la población en general, y a las mujeres en particular, de gozar de todos sus derechos.

En este contexto el Organismo Judicial sostuvo, tal y como lo señaló la ONU en 2012, que Guatemala es el segundo país del mundo con más casos de feminicidio, sólo por debajo de El Salvador, con una tasa anual de 92.94 asesinatos de mujeres por cada millón de habitantes.

Asimismo detalló que las mujeres de entre 15 y 44 años tienen “una mayor probabilidad de ser mutiladas o asesinadas por hombres que de morir de cáncer, malaria, accidentes de tráfico o guerra”.

Informó que el total de casos ingresados a nivel nacional en los juzgados de primera instancia tipificados con el delito de feminicidio, de julio de 2013 a junio de 2014, fueron 123.

Es de mencionar que esta cifra no incluye el total de delitos denunciados o el total de asesinatos de mujeres, sino únicamente los casos que han llegado a los juzgados.

Aquellos casos donde no se consumó la muerte se tipificaron como feminicidio en grado de tentativa, y en total fueron 74 en todo el país.

Las resoluciones durante el periodo anual de julio de 2013 a junio de 2014 a nivel nacional fueron 90 sentencias por feminicidio, y 50 por feminicidio en grado de tentativa, de las cuales el 81 por ciento son condenatorias de la suma de ambos delitos.

Al reconocer que la implementación de la justicia especializada aún enfrenta diversos retos, los organismos jurisdiccionales propusieron la armonización de los procesos de atención en casos de niñas y adolescentes víctimas y sobrevivientes, y la especialización de la carrera judicial para aspirantes a juezas y jueces en delitos de feminicidio y violencia de género.

Fuente: Cimac