diciembre 05, 2014

En riesgo de cerrar albergues en Nicaragua

La Red de Albergues recibió una donación de la Red de Mujeres Empresarias | Foto: Auxiliadora Vásquez

Los albergues de las organizaciones de mujeres en Nicaragua, que han ayudado a salvar la vida de unas 28 mil mujeres, niñas, niños y adolescentes en un lapso de 5 años (2009-2013), están en crisis y en riesgo de ser cerrados, según informó la Red de Albergues de Mujeres.

Estos albergues atraviesan por dificultades económicas debido al retiro de apoyo de la cooperación internacional, por lo que la Red de Albergues, integrada por 9 centros, pidió la solidaridad de las personas para continuar con su trabajo.

La directora del albergue Acción Ya, Martha Munguía, dijo que el primero en cerrar fue el albergue de la Fundación Casira, de Ciudad Darío, en el norteño departamento de Matagalpa.

La Red de Albergues ya recibió la primera muestra de solidaridad de la Red de Mujeres Empresarias, quienes organizaron una actividad recreativa que les generó 3 mil dólares que fueron donados inmediatamente a esta Red de Albergues.

Blanca Callejas, Tesorera de la Red de Mujeres Empresarias, dijo que además las estarán apoyando con diferentes iniciativas como capacitación o gestión para formar su propio micro negocio tomando en cuenta que muchas de estas mujeres tienen diferentes oficios y habilidades.

La directora del albergue infantil del Instituto de Promoción Humana (Inprhu), Adilia Amaya, dijo que durante estos años los albergues han salvaguardado la vida de 8 mil 600 mujeres y 10 mil niñas de diferentes lugares de Nicaragua donde según reportes de las Comisarías de la Mujer de la Policía Nacional, cada día 79 mujeres sufren algún tipo de agresión, y muchas no tienen un lugar donde resguardarse, por lo que acuden a los albergues de las organizaciones de la sociedad civil.

A estos albergues también llegan mujeres cuyos agresores tienen poder , por lo que es necesario no sólo el apoyo material sino también el acompañamiento psicológico y la motivación para que puedan seguir con su vida productiva, dijo Blanca Callejas.

Aquí se les brinda seguridad y se les garantiza ropa porque muchas llegan sólo con lo que traen puesto; así como alimentación y asistencia psicológica, dijo Bertha Inés Cabrales, directora del albergue del Centro de Mujeres Itza del norteño departamento de Madriz.

La violencia contra las mujeres en Nicaragua sigue siendo un grave problema social, el Observatorio Nacional de Mujeres registra hasta noviembre el asesinato de 70 mujeres.

Por: Nelson Rodríguez, corresponsal
Cimacnoticias | Managua