enero 23, 2015

El feminismo boliviano no debe entrar en el corsé del discurso gubernamental

La activista boliviana y responsable del colectivo feminista "Mujeres Creando", María Galindo, dijo hoy que uno de los retos más importantes para el feminismo en Bolivia es "no dejarse coaptar por el gobierno de Evo Morales".

La activista boliviana y responsable del colectivo feminista "Mujeres Creando", María Galindo, dijo hoy que uno de los retos más importantes para el feminismo en Bolivia es "no dejarse coaptar por el gobierno de Evo Morales".

Galindo, de visita en España, declaró en una entrevista con Efe que "si se entra en el corsé del discurso gubernamental, se pierde la capacidad crítica frente a un gobierno con un discurso y un manejo patriarcal muy duro".

La activista habló de la propuesta teórica de su último libro, 'A despatriarcar', publicado en Bolivia y Argentina y pendiente de editar en España y también de los horizontes de la revolución feminista en su país, que considera que pasan por la "despatriarcalización".

"Hay que continuar generando propuestas concretas y actuar de cara a todas las necesidades que se plantean", dijo la representante de "Mujeres Creando", una organización que lleva más de veinte años luchando por los derechos de las mujeres en Bolivia.

Este colectivo, según Galindo, es un referente social en la vida cotidiana del país andino y en la actualidad tiene diferentes líneas de actuación como la creación de prostíbulos autogestionados o la denuncia de "padres irresponsables" a través de su propia emisora de radio, Deseo FM.

María Galindo describió su lucha como "frágil, de aprendizaje y sabotaje continuos" y denunció que muchos movimientos "están dejando de actuar frente a problemáticas muy graves".




La escritora denunció que "los pueblos indígenas asumieron el discurso inquisidor como propio y contemporáneo" y aseguró que no se puede "despatriarcalizar sin descolonizar".

La autora afirmó que no cree en los grupos identitarios porque con ellos se "jerarquiza el dolor y se crea un culto a la víctima", y para explicar su rechazo a estos grupos, utiliza el lema de "indias, putas y lesbianas, juntas y hermanadas".

María Galindo añadió que tras la propuesta despatriarcalizadora que lanzó 'Mujeres Creando', el gobierno de Evo Morales, presidente de Bolivia desde 2006, creó una "Dirección para la despatriarcalización", que a su juicio tiene "poca capacidad operativa".

Manifestó que siente dolor por la directora de este área, "porque buscaron una mujer joven, silenciosa y muda y en Bolivia hay muchas mujeres indígenas con potencia de palabra".

"Hay muchas intelectuales que le siguen el juego al gobierno", lamentó.

La escritora y activista, que considera a las emigrantes bolivianas "exiliadas del neoliberalismo", dijo que muchas de las que han vuelto a su país por la crisis en España, "logran un grado de emancipación importante respecto al deber familiar, la exploración y sexualidad de su cuerpo e independencia económica".

Respecto a las políticas de inclusión, la activista dijo que "son políticas sumamente retóricas" y explicó que en Bolivia hay tres tipos de educación: la rural, la urbana pública y la privada y "dependiendo de a cuál accedas, está determinado tu destino".

"Puedes darme la inclusión que quieras pero si soy una joven de un colegio de un área rural, voy a ingresar a la universidad y no voy a entender nada", sentenció Galindo.

Respecto a la reivindicación del feminismo que han hecho algunas celebridades últimamente como Emma Watson o Beyoncé, María Galindo declaró que "cuando una mujer, por muy famosa que sea, necesita expresar algo de rebeldía, no tiene otra que hablar de feminismo ya que no existe otro lugar de dignidad para una mujer que no sea el feminismo".

Por María Clara Montoya
Fuente: Agencia EFE