marzo 01, 2015

La promesa carioca.


Héli, una de las voces de la música popular brasileña con mayor reconocimiento, se presentará en el 10° Festival Bossa Nova en Buenos Aires.

De chica padecía de serios problemas respiratorios y sus padres, ambos teólogos, decidieron mudarse a un barrio alejado del centro de Río de Janeiro. Cerca de la naturaleza emergieron la escritura y el canto en medio de una familia impregnada por la música. Distintos artistas desfilaban por su casa, fue su padre –multiinstrumentista– quien le enseñó a tocar la guitarra a los 8 años; su abuela materna era cantante; su abuelo paterno, acordeonista, y con familiares reconocidos en Brasil. Todo influyó para que a los 17 grabara su primer long play gospel titulado Elohim (Dios). “Siempre fui muy tímida pero cuando cantaba gospel me entregaba de una forma que a todos los admiraba. Yo cerraba los ojos e iba muy lejos, cantaba para Dios, era una oración. Estudié Teología porque cantaba con una entrega total y con mucha fe pero me faltaba conocimiento. Hoy sé por qué canto así y cuál es el propósito de la música en mi vida”, confiesa Héli, a horas de participar en el 10 Festival Bossa Nova en Buenos Aires, que la convoca por tercera vez en este homenaje a la música y a la cultura brasileña sellando el vínculo con Argentina.

La relación de Héli con nuestro país se remonta a su familia también. “Mi abuelo y mi papá eran fanáticos del tango y del folclore argentinos. En las reuniones tocaban ‘La cumparsita’ y se escuchaba a Mercedes Sosa. Siempre me enamoró la música territorial, el acento del folclore era distinto del del samba, con otra cadencia. Las bellísimas armonías del jazz fusionadas con la rítmica del samba explotan. Soy ecléctica, me gusta experimentar. Un día fui a cantar a la Radio Nacional de Río de Janeiro y conocí al crítico de música José Messias, quien fue un padrino para mí. El me incentivó a que no estuviera presa de un estilo y a que usara las herramientas que tenía para ser una artista auténtica. También tengo mucho que agradecer a Sergio López, mi compañero –argentino– de la música y de la vida, director musical del proyecto y quien me apoya en toda esta aventura”, dice sonriendo y agrega: “Conocí a varios músicos argentinos en Brasil que me incentivaron a traer mi música. Tuve el placer de compartir escenario con Luis Salinas, Juan Valentino, Marcelo Gillespi. Ya viajé por casi todo el país y aún siguen llegando invitaciones. Creo que gran parte de mi historia musical está ligada a esta tierra que amo, su idiosincrasia, su gente, me siento una hija adoptada.”

A diferencia de su primer CD, su segundo trabajo, Brazil deluxe, está siendo grabado en Argentina también: “Es una gran jam con estupendos músicos amigos que se unieron a mí para compartir y aportar ideas y sonidos. Desde Valentino y Juanjo Hermida –pianista de tango, ganador de un Premio Carlos Gardel– hasta Kubero Díaz –referente del rock nacional–, Ezequiel Rivas y Pablo Carmona en bajo, Ivonne Guzmán en voces y muchos otros. Brazil deluxe va a traer desde bossas, samba jazz, algo de tango, boleros hasta samba funk”.

Los caminos para Héli parecen seguir multiplicándose, luego del festival actuará en Córdoba, en Cocina de Culturas, también en Mar del Plata. Además, ha planificado una gira por Estados Unidos y para fin de año el lanzamiento de Brazil deluxe en Brasil, Argentina y Europa.

Héli se presenta este sábado 28 de febrero en el Anfiteatro Eva Perón, Parque Centenario. Más info: heli.com.ar


Por Carolina Selicki Acevedo
Fuente: Página/12