mayo 07, 2015

Demandan liberación de cientos de madres migrantes en Estados Unidos

Cientos de mujeres migrantes que huyen de la violencia e inseguridad que se vive en sus países y viajan a Estados Unidos para pedir asilo para ellas y sus hijas e hijos, son encarceladas y afrontan pésimas condiciones, además de que se les violentan sus Derechos Humanos (DH).

We Belong Together (Nos Mantenemos Unidas) –organización civil de EU que representa a las mujeres migrantes– denunció que desde el verano pasado cientos de madres y menores de edad han sido encarceladas en centros de detención para migrantes “por el simple hecho de buscar asilo y seguridad para sus hijas e hijos”.

La mayoría de las madres detenidas con sus descendientes piden asilo al huir de la violencia en sus países de origen. “Pero en vez de encontrar la protección que necesitan aquí en Estados Unidos, han sido recibidas con una detención indefinida”, dijo We Belong Together.

De acuerdo con la organización, pese a que en 2009 el presidente estadounidense, Barack Obama, ordenó que los centros de detención de inmigrantes dejaran de funcionar “y con ello puso fin a una historia de abusos y violaciones a DH”, desde 2014 el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) puso en operación cuatro centros de detención.

Tales centros se ubican en los estados de Nuevo México, Pensilvania y dos más en Texas. Estos últimos son operados por corporativos privados y cobran al gobierno de EU 343 dólares (5 mil 244 pesos mexicanos) al día por cada persona migrante detenida.

“Las condiciones dentro de los centros de detención son tan terribles que docenas de madres han participado en huelgas de hambre para protestar contra el maltrato de sus hijos”, denunció We Belong Together.

Es de mencionar que en abril pasado 78 madres que están recluidas en el centro de detención de Karnes City (Texas) iniciaron una huelga de hambre para exigir a las autoridades federales de EU su puesta en libertad y la de sus hijas e hijos. Luego de 10 días de protesta, las mujeres terminaron su ayuno sin lograr algún acuerdo.

De acuerdo con la información de agencias internacionales, algunas de las mujeres llevan detenidas más de un año y durante la huelga se negaron a realizar el trabajo que se les asigna en los centros de detención y por el que reciben tres dólares diarios (45.75 pesos mexicanos).

Para abandonar el centro de detención, las personas migrantes deben pagar una fianza. A muchas de las mujeres con hijas e hijos se les fijaron fianzas de entre 15 mil y 20 mil dólares (entre 228 mil 750 y 305 mil pesos mexicanos). 

Es de mencionar que, en promedio, la fianza que se fija para quienes son solteras es de mil 500 dólares (22 mil 875 pesos mexicanos) y 3 mil 500 dólares (53 mil 375 pesos) para los varones.

De cara a la celebración del “Día de la Madre”, We Belong Together inició una campaña junto con una docena de organizaciones civiles para exigir a la directora de ICE, Sarah Saldaña, libere a todas las mamás, niñas y niños que están en los centros de detención para migrantes, y detener los arrestos de familias enteras.

Como parte de la campaña se enviaron cartas virtuales a Saldaña en las que se afirma que la detención de mujeres y menores de edad migrantes representa una violación a sus DH, y que la reclusión puede tener severas repercusiones psicológicas tanto para las mujeres, como para sus hijas e hijos.


Por Anaiz Zamora Márquez
Fuente: Cimac