junio 24, 2015

Las mujeres encargadas del mantenimiento de la paz toman el mando para poner fin a la violencia de género.

Un curso piloto de capacitación realizado en la India tiene como objetivo formar a las oficiales militares de misiones para el mantenimiento de la paz a fin de que puedan abordar la violencia sexual y de género.

Un grupo de participantes del curso de capacitación para personal encargado del mantenimiento de la paz (de izquierda a derecha): Cte. Sarah Amir (Bangladesh); Cte. Catherine Chacha (Kenya); Cte. Chizu Kurita (Japón); Cte. Berna Kayirangwa (Rwanda); Cte. Florence Oloyede (Nigeria); Ten. Gen. Maqsood Ahmed (asesor militar, DOMP, Naciones Unidas); Ten. Cte. Feyisara M Solebo (Nigeria); Cte. Fatuma A Kaloya (Tanzanía); Capt. Arnet Naija (Kenya); Cte. Naranjagral Dashdondog (Mongolia). Fotografía: ONU Mujeres/Sarabjeet Singh Dhillon

ONU Mujeres, en colaboración con el Centro de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas de la India, puso en marcha recientemente un proyecto piloto con el objetivo de capacitar a las oficiales militares para prevenir y abordar la violencia sexual y de género en los conflictos armados.

Este nuevo curso de dos semanas se basa en cursos anteriores dirigidos al personal para el mantenimiento de la paz, tanto mujeres como hombres. En el caso de este curso reciente organizado en la India, 32 oficiales militares de 24 países participaron en el Curso especial de capacitación para mujeres oficiales militares, que también se propone tratar la grave escasez de mujeres en el personal militar de las misiones de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz en todo el mundo.

“En todos los ejércitos del mundo predominan los hombres; la mayor parte de los puestos de mando están ocupados por hombres”, destaca la comandante Rachel Grimes, del ejército británico. “Por ello, una mujer joven que piense en dedicarse a esto puede echarse atrás porque no parece haber una infraestructura que la respalde”.

Varias participantes debaten en grupo (de izquierda a derecha): Cte. Himika Kalyani (India); Cte. Florence Oloyede (Nigeria); Ten. Cte. Jennifer Macklin (Australia); Capt. Sophie Sarchet (Reino Unido); Cte. Norashikin Awang (Malasia); Capt. Nora Terjeki Ignacz (Hungría); Cte. Sarah Amir (Bangladesh). Fotografía: ONU Mujeres/Sarabjeet Singh Dhillon

La comandante Grimes trabajó en la misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO) como Responsable de la Planificación de Inteligencia. Sus funciones se ampliaron posteriormente como Asesora sobre el terreno para cuestiones de género y protección de la infancia del Comandante de la Fuerza de las Naciones Unidas.

La participación de las mujeres en el sector de la seguridad se ha considerado fundamental para el éxito de las misiones de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz. Sin embargo, el número de personal militar femenino desplegado en las misiones actuales de mantenimiento de la paz y operaciones militares es muy bajo.[1] Como promedio, únicamente el tres por ciento del personal de las misiones de las Naciones Unidas son mujeres, la mayoría de las cuales se desempeñan como personal de apoyo más que en tareas de protección.

“Este tipo de cursos atraerá más mujeres al ejército y fomentará que éstas ocupen puestos de mayor graduación para romper con los estereotipos y prejuicios que han mantenido las cifras bajas y sus funciones limitadas”, afirmó Rebecca Reichmann Tavares, Representante de la oficina multipaís de ONU Mujeres para la India, Bhután, Maldivas y Sri Lanka. La Sra. Tavares también instó al Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas a hacer un uso más efectivo de estas oficiales capacitadas “que son un recurso valioso para las operaciones de paz de las Naciones Unidas”.

La Ten. Cor. Sofiya Qureshi presenta los diversos módulos como parte del curso de capacitación. Fotografía: ONU Mujeres/Sarabjeet Singh Dhillon

Durante los últimos cuatro años, ONU Mujeres India ha colaborado con un Centro de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas en la realización de 26 cursos destinados al personal de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz, tanto mujeres como hombres, sobre el género y la prevención de la violencia sexual y de género, como parte de la capacitación previa al despliegue. El curso especial de capacitación para mujeres oficiales militares es el primero dedicado a la “protección ante la violencia” y el primero dirigido específicamente a las mujeres.

Está previsto que el curso se utilice como modelo por parte de centros nacionales de capacitación sobre el mantenimiento de la paz en todos los países que aportan tropas a las misiones de paz de las Naciones Unidas. Asimismo, se propone crear una masa crítica de mujeres oficiales militares listas para participar en misiones de las Naciones Unidas. Se espera capacitar a un total de 100 mujeres oficiales de todo el mundo durante el primer año.

El curso técnico de 10 días incluyó capacitación sobre una serie de habilidades como técnicas de comunicación para interactuar con sobrevivientes, signos de advertencia de violencia sexual relacionada con los conflictos, recopilación de datos e información para identificar riesgos, amenazas y vulnerabilidades, conocimientos sobre la protección infantil, y el mantenimiento de la paz sensible al género.

Ceremonia de clausura, 1ª fila (I-D): Cte. Florence Oloyede (Nigeria); Cor. Kalyani Addya (India); Cte. Norashikin Awang (Malasia); 2ª fila (I-D): Cte. NS Thys (Sudáfrica) vista parcial; Cte. Yada Thiemthip (Tailandia); Capt. Merina Acharya (India), Capt. Pooja Karki (Nepal) Fotografía: ONU Mujeres/Sarabjeet Singh Dhillon

El curso también incorporó componentes de formación táctica, por ejemplo, la detección de señales de advertencia tempranas que pueden indicar un conflicto inminente, como mayores índices de violencia doméstica o la retirada de las adolescentes de las escuelas. La capacitación operativa hizo hincapié, entre otras cosas, en la importancia de llevar a cabo patrullas nocturnas. La presencia de personal femenino para el mantenimiento de la paz en mercados y zonas donde las mujeres van a buscar leña ha demostrado ser eficaz a la hora de prevenir casos de violencia sexual y de género. Asimismo, se sabe que la inclusión de mujeres en misiones de paz da como resultado un mayor número de denuncias de casos de violencia sexual relacionada con los conflictos.

Uno de los elementos clave de este curso de dos semanas fue la prevención y la respuesta a las violaciones de los derechos de las mujeres. El curso incluye un módulo de dos días basado en escenarios sobre la violencia sexual en los conflictos armados y se sirve de vídeos, fotografías, historias y ejemplos reales de situaciones observadas en misiones que se centran en la detección, la denuncia, la prevención y la lucha contra la violencia sexual. Desde 2011, más de 1.000 profesionales del mantenimiento de la paz han llevado a cabo este módulo en 18 países.

“El curso es muy importante para las mujeres policías”, afirmó la comandante Ivana Mara Ferreira Costa, de la sección brasileña de apoyo militar para misiones de las Naciones Unidas. “No sólo estamos reciclando todo el conocimiento teniendo en cuenta nuestra experiencia en terreno, pero... también ha abierto nuestra mente en términos de inclusión de la mujer en futuras operaciones de mantenimiento de la paz. Este curso es importante porque nos permite experimentar situaciones que normalmente no sabemos que puedan darse sobre el terreno”.

El Ten. Gen. Maqsood Ahmed, asesor militar del Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas, interviene en la ceremonia de clausura de un curso de capacitación para mujeres profesionales del mantenimiento de la paz, celebrado en la India. Participantes, de izquierda a derecha: Cte. Gen. (retirado) Patrick Cammaert, mentor del curso; Rebecca Reichmann Tavares, ONU Mujeres; Ten. Gen. Philip Campose, Subjefe, ejército de la India; y Munu Mahawar, Ministerio de Asuntos Exteriores. Fotografía: ONU Mujeres/Sarabjeet Singh Dhillon

ONU Mujeres espera que el curso sea adoptado por instituciones formativas nacionales y regionales para el mantenimiento de la paz en todo el mundo. Tras el éxito del curso piloto realizado en Nueva Delhi de marzo a abril de 2015, está previsto realizar un segundo curso en Sudáfrica en septiembre de 2015.

Asimismo, se espera que el curso anime a los gobiernos de países que contribuyen con tropas a incluir más mujeres militares expertas en las misiones de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.

“Los mandatos de las Naciones Unidas incluyen la responsabilidad fundamental de proteger a las personas civiles, aseguró el teniente general Maqsood Ahmed, asesor militar del Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas. “Un enfoque que no incluya a las mujeres cuando la mitad de la población civil son mujeres no puede considerarse un enfoque exhaustivo”.

[1] Según cifras de abril de 2015, había 2.840 efectivos mujeres y observadoras militares de un total de 94.620 de personal desplegado en las misiones de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz, lo que representa un tres por ciento.