octubre 06, 2015

ENCUENTRO DE LÍDERES MUNDIALES PARA LA IGUALDAD DE GÉNERO Y EMPODERAMIENTO DE LA MUJER: UN COMPROMISO PARA LA ACCIÓN.


En el marco de la adopción de la Agenda de Desarrollo Post-2015, celebrada en Nueva York del 25 al 28 de septiembre, más de 70 jefas y jefes de estado y de gobierno se reunieron para discutir sobre la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer. Este encuentro marca un hito histórico, al tratarse de la primera vez que el foco de discusión de los líderes mundiales es la igualdad de género. Además, coincide con el 20 aniversario de la implementación de la Declaración de Beijing y la Plataforma de Acción, cimientos de la política de las Naciones Unidas para la protección de los derechos de las mujeres.



En concordancia con los compromisos adoptados por las diferentes partes reunidas en la cumbre, se llega a un mismo mensaje: no se pueden lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible sin la igualdad de género.

La desigualdad de género sigue siendo un desafío global para el desarrollo de todos los países. En el nuevo marco de la Agenda Post-2015 se ha querido evidenciar su relevancia con el objetivo 5 de los nuevos ODS, pero también mostrando su relación con los otros ODS: las mujeres y las niñas tienen menos acceso a la educación (objetivo 4), lo cual se relaciona con sus dificultades de acceso a un empleo decente y cualificado (objetivo 8) o a la participación en la vida política (objetivo 16). La cumbre fue liderada por el secretario general de la ONU, la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres y los gobernantes de los países anfitriones de las cuatro Conferencias Mundiales de la Mujer celebradas hasta la fecha (México, Dinamarca, Kenia y China). A pesar de los avances en igualdad de género, la imagen de los 70 jefas y jefes de Estado muestra la falta de paridad en los altos cargos y ponentes que asistieron a la cumbre. La presencia de mujeres en estos puestos sigue siendo excepcional, como la de las presidentas Michelle Bachelet (Chile), Dilma Roussef (Brasil) y Cristina Fernandez (Argentina), que participaron de la reunión.

Entre las declaraciones de las jefas y jefes de gobierno cabe destacar las del Presidente de la República Popular de China, Xi Jinping: "La comunidad internacional debe comprometerse con la Declaración de Beijing y prometer mayores esfuerzos para promover la igualdad de género y el desarrollo de las mujeres. China se compromete a mejorar la igualdad de género como política fundamental del Estado, dar prioridad al importante papel de las mujeres y apoyarlas en la realización de sus propios sueños y aspiraciones”. Xi Jinping, anunció que China aportaría 10 millones de dólares para la aplicación de la Declaración de Beijing y la Plataforma de Acción para lograr los objetivos de la agenda de desarrollo post-2015.



Sin embargo, al final del día, el balance fue que la mayoría de líderes dedicaron su discurso de tres minutos a recontar sus acciones por la igualdad de género más que adoptar un compromiso claro de cómo van a responder al llamado de ONU Mujeres “Demos el paso”




Declaraciones de líderesas y líderes de la región



A nivel regional, en América Latina y el Caribe, Dilma Roussef, presidenta de Brasil, insistió en la necesidad de seguir implementando la Plataforma de Acción de Beijing. La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, se enfocó en la necesidad de un cambio cultural: “Tenemos que romper las barreras culturales que durante siglos han considerado las mujeres como seres inferiores o menos inteligentes. Y es por eso que creo que las políticas deben estar orientadas a la cultura de la transformación, al empoderamiento de las mujeres, no sólo por obligación a convenios y tratados internacionales, sino desde una convicción profunda en los corazones de todos los hombres y las mujeres para derribar tabúes y prejuicios".



La presidente de Chile, Michelle Bachelet, se centró en las iniciativas recientes del gobierno chileno, entre las que destacó: el Programa de Capacitación Laboral de formación a 300,000 mujeres para acceder a puestos de trabajo altamente cualificados, un plan de acción nacional contra la violencia contra las mujeres, la implementación de las cuotas del 40% para las próximas elecciones y la propuesta de ley para la despenalización del aborto, entre otras iniciativas.



Enrique Peña Nieto, presidente de México, declaró: “México incluyó la perspectiva de género en el núcleo de nuestro plan de desarrollo nacional y promovió la reforma política que compromete a las partes a garantizar que el 50% de los candidatos a puestos legislativos sea para las mujeres. Vamos a promover una mayor responsabilidad compartida entre hombres y mujeres para mejorar la distribución del trabajo en el hogar y vamos a ampliar las acciones para prevenir los embarazos de adolescentes y reducir la mortalidad materna".

Todos los líderes se comprometieron a adoptar políticas concretas para cerrar las brechas de género y mejorar el empoderamiento de las mujeres como motores clave del nuevo marco de desarrollo. Sin embargo, el foro no retomó temas de preocupación en materia de igualdad de género que existen en los diferentes países, como la represión contra mujeres activistas por el gobierno chino, o la ausencia de baja de maternidad remunerada en EEUU.

Fuente. América Latina Genera