octubre 14, 2015

La bielorrusa Svetlana Alexievich, Nobel de Literatura, siguiendo las predicciones


En 1909, ocho años después de que se comenzaron a entregar los Premios Nobel, la sueca Selma Lagerlöf fue reconocida en Literatura, con lo que se convirtió en la primera mujer en obtener este galardón.

En el presente año, la escritora Svetlana Alexievich, radicada en Bielurrusia, ha sido reconocida con el Nobel en Literatura, "por su polifónica escritura" que fue descrita como "un monumento al sufrimiento y al coraje de nuestra era".


Como mujeres periodistas es un orgullo que, por primera vez, se le otorgue un Premio Nobel de Literatura a la periodista bielorrusa, Svetlana Alexievich, con 67 años. Así, se ha convertido en la décimo cuarta mujer en recibir este galardón.

La característica principal de su trabajo periodístico es su visión crítica del Gobierno bielorruso. Su literatura gira por presentar historias en torno a la Unión Soviética para descomponer este concepto a través de destinos individuales y compartidos y, sobre todo, en tragedias concretas. Por lo tanto, es una escritora de dramas y tragedias.

Según la Academia sueca, el premio le fue otorgado porque "su obra polifónica es un monumento al valor y al sufrimiento de nuestro tiempo".

Algunos ejemplos son sus libros Tsinkovye Málchiki ("Los chicos de cinc"), 1989, en el que compila un mosaico de testimonios de madres de soldados rusos que participaron en la Guerra de Afganistán; en Zacharovannye Smertiu ("Cautivados por la muerte"), 1993, ofrece la visión de aquellos que no pudieron sobrevivir a la idea de la caída del régimen soviético y se suicidaron. Voces de Chernóbil (1997), es uno de los pocos libros suyos traducidos al castellano (2006), en este expone el heroísmo y sufrimiento de quienes se sacrificaron en la catástrofe nuclear de Chernóbil.

Su obra es en suma una crónica personal de la historia de los hombres y mujeres soviéticos y postsoviéticos, a los que entrevistó para sus narraciones durante los momentos más dramáticos de la historia de su país como, por ejemplo, la II Guerra Mundial, la Guerra de Afganistán, la caída de la Unión Soviética y el accidente de Chernóbil. Abandonó Bielorrusia en el año 2000 y estuvo viviendo en París, Gotenburgo y Berlín. En 2011 Aleksiévich volvió a Minsk.

Se dio a conocer con ’La guerra no tiene rostro de mujer’, una obra que finalizó en 1983 pero que, por cuestionar clichés sobre el heroísmo soviético y por su crudeza, solo llegó a ser publicada dos años más tarde gracias al proceso de reformas conocido por la perestroika. El estreno de la versión teatral de aquella crónica descarnada en el teatro de la Taganka de Moscú, en 1985, marcó un hito en la apertura iniciada por el dirigente soviético Mijaíl Gorbachov.

Varios libros suyos han sido publicados en Europa, Estados Unidos, China, Vietnam e India. Desde 1996 ha recibido numerosos premios internacionales, como el polaco Ryszard-Kapuściński en 1996, el Premio Herder en 1999 y el Premio de la Paz del Comercio Librero Alemán (2013) entre otros.

Crítica con el régimen del presidente bielorruso Alexandr Lukashenko, la escritora reside la mayor parte del tiempo en el extranjero y últimamente lo hace en Alemania.

Tras saberse ganadora del premio, Alexievich ha dicho sentirse sorprendida: "Lograr este premio es algo grande. Es algo del todo inesperado y casi una sensación inquietante. Pienso en los grandes autores rusos como Boris Pasternak", ha dicho por teléfono a la televisión pública sueca "SVT”.

En declaraciones a la edición digital del periódico Svenska Dagbladet, la periodista bielorrusa se ha mostrado convencida de que el galardón contribuirá a hacer más fácil su situación personal: "Esto significa que ya no les resultará tan fácil a los poderosos en Bielorrusia y Rusia rechazarme con un gesto con la mano".

Solamente una escritora latinoamericana ha sido ganadora con este galardón. Se trata de la chilena Gabriela Mistral, quien fue premiada en 1945 "por su poesía lírica, inspirada por poderosas emociones, la ha nombrado símbolo de las aspiraciones idealísticas de toda América Latina", de acuerdo a la descripción del organismo.

Pero, ¿quiénes son las demás galardonadas y por qué se les reconoció?

Fuente: AmecoPress.