octubre 29, 2015

Nace grupo impulsor de la partería en México

Para impulsar la calidad de los servicios de salud sexual y reproductiva, y promover que las mujeres accedan a un parto respetuoso, seguro y en las mejores condiciones, se conformó el Grupo Intersectorial para el Impulso de la Partería (GIIP), integrado por dependencias federales, instancias internacionales y de la sociedad civil.

Hoy en el Museo Memoria y Tolerancia, en esta ciudad, se firmó la carta de intención de quienes integran el GIIP y que asienta el compromiso de incorporar la partería a los servicios públicos de salud, así como a la currícula educativa, ya que la evidencia demuestra que la profesionalización de las parteras permite que estas mujeres satisfagan 87 por ciento de la demanda en el servicio.

En la firma participaron Juan García Cavazos, director general del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGySR), de la Secretaría de Salud (Ss); Javier Domínguez del Olmo, oficial a cargo del Fondo de Población de las Naciones Unidas en México (UNFPA); y David Meléndez Navarro, secretario técnico del Comité Promotor por una Maternidad Segura-México.

Asimismo, signaron el documento Amalia Elisa Ayala Montoya, directora de Salud Familiar y Comunitaria de la Organización Panamericana de la Salud (OPS); Sharon Bissell, directora de la Oficina en México de la Fundación John D. and Catherine T. MacArthur, y Ruil Mesquita Cordeiro, director de programas para América Latina y el Caribe de la Fundación W. K. Kellog.

De acuerdo con el UNFPA, para lograr en 2030 el acceso universal a la salud sexual, reproductiva, materna y neonatal, los servicios sanitarios deberán atender 3.1 millones de embarazos anuales.

Lo que contrasta con el personal en salud disponible en México, ya que se registran sólo 78 parteras técnicas profesionales de un total de 104 mil 379 prestadores del servicio en esta área. El dato no incluye a las parteras tradicionales, cuyo número asciende a 15 mil en todo el país.

Durante la firma para integrar el GIIP se explicó que el sistema de salud debe pensar en la mejor forma de organizar e implementar de manera equitativa los servicios, para atender al menos 251.4 millones de visitas prenatales, 41 millones de partos, y 163.9 millones de consultas postparto entre 2012 y 2030.

Por ello el GIIP tiene como objetivo fortalecer los servicios de salud reproductiva con la formación e incorporación de parteras profesionales (enfermeras perinatales, licenciadas en enfermería y obstetricia, y parteras técnicas profesionales), y favorecer su vinculación con otros recursos humanos del sector sanitario.

Ello a fin de mejorar la calidad de los servicios, y ampliar el acceso de las mujeres a los mismos. En paralelo, el GIIP se compromete a impulsar la partería ante las instancias de salud y educación federales y estatales, académicas y de la sociedad civil, así como para construir alianzas y mecanismos de colaboración.

“La partería y su integración a los servicios de salud constituyen una estrategia para elevar los niveles de calidad de la atención al embarazo, parto y puerperio, mejorar la satisfacción de las usuarias; y recuperar buenas prácticas tradicionales y modernas para la salud de las mujeres y sus hijas e hijos”, se lee en el documento.

Con la integración del Grupo se busca contribuir al pleno ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, pues con la integración de las parteras se favorece el derecho de las mexicanas a vivir y gozar de una maternidad segura y elegida, basada en decisiones libres e informadas.

Por: Anaiz Zamora Márquez
Cimacnoticias