octubre 01, 2015

“No habrá progreso en la implementación de los ODS si la igualdad de género es ignorada”: Alicia Bárcena

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL participó en debate de alto nivel en la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible que se realiza en el marco de la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

“No puede haber un progreso significativo en la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), aprobados hoy en las Naciones Unidas, si la igualdad de género es ignorada. Llegó la hora de la igualdad”, declaró hoy Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible que se realiza en el marco de la Asamblea General de la ONU, en Nueva York. 

Los 193 Estados miembros de la ONU adoptaron hoy durante la Asamblea General la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, al aprobar una resolución en la que reconocen que el mayor desafío del mundo actual es la erradicación de la pobreza. La Agenda plantea 17 Objetivos con 169 metas de carácter integrado e indivisible que abarcan las esferas económica, social y ambiental.

Con anterioridad, el Papa Francisco dirigió un histórico discurso a los líderes mundiales asistentes en donde llamó a los organismos financieros internacionales a velar por el desarrollo sostenible de los países y a evitar que se vean sometidos a la asfixiante presión de los sistemas crediticios, que lejos de promever el progreso someten a las poblaciones a mecanismos de mayor pobreza, exclusión y dependencia.

“El desarrollo sostenible debe incluir a la igualdad de género en forma comprehensiva, de lo contrario no es ni desarrollo ni sostenible”, dijo Alicia Bárcena en el segundo diálogo interactivo titulado “Abordando las desigualdades, empoderando a las mujeres y niñas y no dejando a nadie atrás”, efectuado este viernes en la sede de la ONU.

El evento estuvo encabezado por los Presidentes de Croacia y Kenia, Kolinda Grabar-Kitarovic y Uhuru Kenyatta, respectivamente, y contó con la participación de otras autoridades, representantes de agencias, fondos y programas de las Naciones Unidas y de la sociedad civil.

Tres autonomías son esenciales para lograr la emancipación de las mujeres: física, ecónomica y política, dijo Bárcena. La ecónomica implica igualdad de salarios, de oportunidades laborales , acceso a financiamiento, crédito y activos. “Para identificar las brechas estructurales debemos romper el silencio estadístico”, señaló.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL remarcó que en la elaboración de los ODS –que reemplazarán a partir de ahora a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM)- se han realizado grandes progresos para transversalizar la perspectiva de género. Agregó que, tal como la CEPAL ha venido promoviendo en los últimos años, la autonomía de las mujeres está en el centro de la agenda por la igualdad y el cambio estructural en la región latinoamericana y caribeña.

En relación a la autonomía económica, la funcionaria internacional recordó que en América Latina y el Caribe una de cada tres mujeres aún no tiene ingresos propios, mientras que en el caso de los hombres esta relación es de uno cada 10. Además, solo la mitad de las mujeres participan en el mercado laboral y ocho de cada 10 trabajan en sectores de baja productividad, mientras que muchas de ellas se desempeñan en labores de cuidado en los hogares, que no son remuneradas.

Sobre la autonomía física indicó que la violencia, y el feminicidio en particular, aún continúan en muchos países de la región, a pesar de los esfuerzos de los gobiernos y de la mayor conciencia pública de este problema. También persisten barreras en relación a la autonomía política que impiden a las mujeres tener una mayor participación en la toma de decisiones.

Estas tres áreas son abordadas en los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (especialmente en los ODS 1, 5 y 8). Sin embargo, para que la agenda de desarrollo se manifieste en plenitud es necesario centrarse en medidas concretas que incrementen el número de mujeres con ingresos propios, que permitan un balance adecuado entre el trabajo y la vida diaria de hombres y mujeres para compartir las tareas de cuidado de manera más equitativa, erradicando de esta forma la pobreza del tiempo y creando igualdad para todos, resaltó Bárcena.

“Los ODS son un instrumento para lograr un enfoque integrado que fomente la autonomía de las mujeres”, remarcó la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL. “La desigualdad económica no puede ser entendida sin considerar a la violencia que sufren las mujeres, sus derechos sexuales y reproductivos y su participación en la toma de decisiones”, agregó.

Alicia Bárcena participa esta semana en Nueva York en varias actividades de la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, que se realiza en el marco del 70⁰ período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Bárcena sostuvo un encuentro con editores de medios de comunicación el jueves 24, participará en otras reuniones de la Cumbre y la Asamblea General, y acompañará al Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, en una serie de entrevistas bilaterales con mandatarios de la región. 

Fuente: División de Asuntos de Género, Cepal