noviembre 16, 2015

Bolivia: Lucha contra el acoso político a mujeres tras conquistar la paridad

La ministra de Justicia boliviana,
Virginia Velasco
Bolivia lucha contra el acoso político a las mujeres después de haber conquistado la paridad entre ambos sexos en las instituciones políticas, con un 53 % de diputadas y un 47 % de senadoras en el poder legislativo del país, dijo la ministra de Justicia del país andino, Virginia Velasco.


Velasco, quien participó en Asunción de la reunión de Ministras y Altas Autoridades de la Mujer de Mercosur, a la que Bolivia asistió como miembro en proceso de adhesión al bloque, afirmó que el país andino "ha sido el primero de la región en alcanzar la paridad en ambas cámaras del Parlamento" y tener una importante proporción de mujeres alcaldesas o al mando de las Fuerzas Aéreas o los órganos judiciales.

No obstante, el aumento de la presencia femenina en cargos de responsabilidad ha chocado con el acoso político a las mujeres, que son discriminadas por los concejales en los ayuntamientos, o por los funcionarios a su cargo en las instituciones que dirigen, explicó Velasco.

Por ello, Bolivia aprobó una ley para proteger a las mujeres de este tipo de acoso basado, según Velasco, en el "machismo aún vigente", y permitirles formular denuncias fundamentadas en estos casos de discriminación.

Agregó que, para fomentar que los hombres respeten el trabajo de las mujeres, diversas instituciones bolivianas se enfocan en "educar a los varones sobre qué es la masculinidad y por qué deben respetar a las mujeres".

La ministra señaló que otro logro legislativo para el empoderamiento de las mujeres fue conseguir que ellas puedan ostentar los títulos de propiedad de sus tierras, un privilegio hasta entonces reservado a los varones.

Dijo también que cada vez más mujeres de provincias y zonas rurales acceden a la educación y aprenden a leer y escribir, y que el Gobierno trabaja para hacer cumplir las leyes que garanticen a las mujeres "una vida libre de violencia".

Desde 2013, Bolivia incluye en su Código Penal el feminicidio como un tipo penal propio, y lo sanciona con hasta 30 años de prisión, la pena máxima prevista en su legislación.

Siete de cada diez bolivianas han sufrido algún tipo de violencia, según el Centro de Información y Desarrollo de la Mujer (Cidem) de ese país.

Fuente: AmecoPress.