diciembre 15, 2015

Identifican prioridades para el diseño de políticas de igualdad dirigidas a las mujeres afrodescendientes

Los días 9 y 10 de diciembre se realizó una reunión de especialistas en la sede de la CEPAL en Santiago, Chile.
Según estimaciones de la CEPAL, la población afrodescendiente alcanza los 120 millones de personas en América Latina y el Caribe. Foto: EFE/Ulises Rodríguez.
Según estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la población afrodescendiente alcanza los 120 millones de personas en América Latina y el Caribe. Aunque este grupo ha sido tradicionalmente sujeto de esclavitud, racismo y exclusión, sus problemáticas permanecen ausentes en las políticas y programas de muchos países de la región. La situación de las mujeres afrodescendientes es aún más desventajosa, ya que en ellas se cruzan discriminaciones étnico-raciales y de género.

Bajo este diagnóstico, entregado por los directores de las divisiones de Asuntos de Género y Población de la CEPAL, María Nieves Rico y Dirk Jaspers, respectivamente, se realizó la reunión de especialistas sobre mujeres afrodescendientes en el marco de los desafíos de la agenda de desarrollo sostenible 2030 y la agenda regional de igualdad de género los días 9 y 10 de diciembre en la sede del organismo en Santiago, Chile.

Durante el encuentro, las y los especialistas identificaron retos y prioridades para el diagnóstico y el diseño de políticas públicas para la igualdad de género en la población afrodescendiente y la autonomía de las mujeres de América Latina y el Caribe. Esto, en el contexto del Decenio Internacional para los Afrodescendientes proclamado por las Naciones Unidas entre 2015 y 2024, de la reciente aprobación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y de la próxima Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe de la CEPAL, que tendrá lugar en 2016 en Montevideo.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 no hacen una mención específica a la situación de los afrodescendientes, por lo que la agenda regional es clave para avanzar en su bienestar y en la protección de sus derechos, se planteó en la reunión. Un progreso en ese sentido es el Consenso de Montevideo aprobado durante la primera Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo, otro órgano subsidiario de la CEPAL, que incluye siete medidas prioritarias.

Los resultados de la reunión de especialistas en Santiago serán un insumo para el estudio sobre mujeres afrodescendientes que se compartirá el próximo año en Uruguay. “Con esta reunión queremos dar respuesta a las demandas de la sociedad civil y las recomendaciones de los gobiernos de la región en el camino a la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe”, explicó María Nieves Rico.

Fuente: Cepal