diciembre 09, 2015

Rompiendo barreras: visibilizando las mujeres con discapacidad físico motoras

Para Cristina Francisco Reyes, herida por una bala a los 9 años en la República Dominicana, el deseo de que las cosas y el mundo de las personas con discapacidad cambien le dio el impulso para realizar el trabajo que ha hecho por más de 25 años en el país. Participa de forma activa en espacios deportivos de personas con limitaciones físico motoras y pasó a formar parte de espacios que promueven la participación e inclusión social de las personas con discapacidad principalmente, la promoción de los derechos humanos.

Cristina Francisco Reyes es líder y militante para las mujeres con discapacidad en la República Dominicana. Foto: Geovanny Almonte Escobal

A la edad de 9 años, Cristina Francisco Reyes estaba jugando con su hermana gemela Clara y otras niñas y niños, cuando fue víctima de una bala perdida que le impactó en la espalda, hiriendo su médula espinal y dejándola parapléjica.

Puesto que en la República Dominicana en esa época había mayores estigmas, múltiples barreras físicas, poca información, y sensibilidad en relación a la vida y convivencia con personas y niñas y niños con limitaciones físico motoras, esto generó en Cristina fuerzas internas que la llevó a querer hacer algo por las mujeres con su misma situación y ayudarles a sobrellevar su realidad.

El deseo de que las cosas y el mundo de las personas con discapacidad cambien le dio el impulso suficiente para realizar el trabajo que ha hecho por más de 25 años en el país, participando de forma activa en espacios deportivos de personas con limitaciones físico motoras y luego pasó a formar parte de espacios que promueven la participación e inclusión social de las personas con discapacidad principalmente, la promoción de los derechos humanos. En sus inicios fundó el Club de Personas en Silla de Ruedas y la Asociación de Discapacidad Físico Motora (ASODIFIMO), para luego formar el primer espacio dedicado a las mujeres con discapacidad llamado Círculo de Mujeres con Discapacidad (CIMUDIS).

Cristina hoy en día siente que uno de sus mayores logros en la vida ha sido, además de haber tenido sus hijas y creado una hermosa familia, la creación del Círculo de Mujeres con Discapacidad (CIMUDIS). Observa la diferencia entre 17 años atrás: que hoy en día hay mujeres con algún tipo de discapacidad con conciencia de sus derechos y la capacidad de exigirlo y tener presencia en algunos espacios de tomas de decisiones, para hablar de temas como los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres con discapacidad. Aun la motiva a seguir al frente de CIMUDIS junto a sus compañeras el poder romper las barreras estructurales y físicas y muy en especial las que no se ven, que son las más difíciles, pues son todas las actitudes discriminatorias y de rechazo hacia la población de mujeres con discapacidad.

¿Cuáles fueron los mayores obstáculos a los que se enfrentó para poder militar y visibilizar la situación de las mujeres con discapacidad y para lograr su participación política?

Uno de los principales obstáculos enfrentados, que es muy generalizado y persistente aún, es el hecho de que como mujer con discapacidad ser estigmatizada y etiquetada como “enferma”, incapaz desde un punto de vista, de poder desarrollar un liderazgo, tener incidencia e influenciar para lograr los cambios sociales que nos permitan lograr equidad para nuestra igualdad y nuestra participación política. Hoy en día aún persisten obstáculos. La ausencia de datos, la falta de apoyo de familiares con otras compañeras, para que puedan participar de los procesos políticos, hasta para ir a estudiar y cambiar formas de transporte.

Lea la historia completa en el sitio web de la Oficina Regional de ONU Mujeres para América Latina y el Caribe: http://lac.unwomen.org/en/noticias-y-eventos/articulos/2015/05/entrevista

Fuente: Onumujeres