febrero 10, 2016

Defender los derechos de las mujeres, esencial para la respuesta ante el Zika – Alto Comisionado

Defender los derechos humanos de las mujeres es esencial para que la respuesta a la emergencia sanitaria del Zika sea eficaz, expresó este viernes el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein. Agregó que las leyes y políticas que restringen el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva en contravención de las normas internacionales deben derogarse, y que se deben tomar medidas concretas para que las mujeres accedan a la información, apoyo y servicios que necesitan para ejercer su derecho a determinar si y cuándo quedar embarazadas.

“Claramente, manejar la propagación del Zika es un desafío mayor para los gobiernos de América Latina”, dijo Zeid. “Sin embargo, el consejo que algunos gobiernos dan a las mujeres de retrasar el embarazo ignora la realidad de que muchas mujeres y niñas simplemente no pueden ejercer control sobre si, cuándo, o bajo qué circunstancias se quedan embarazadas, especialmente en un ambiente donde la violencia sexual es común”.

“En los países afectados por el Zika y que tienen leyes restrictivas en materia de derechos reproductivos de la mujer, la situación que enfrentan las mujeres y las niñas es especialmente seria en varios niveles”, dijo el Jefe de Derechos Humanos de la ONU. “En situaciones donde la violencia sexual es rampante, y los servicios de salud sexual y reproductiva son criminalizados o simplemente no están disponibles, los esfuerzos para detener esta crisis no serán mejoradas colocando el foco en aconsejar a las mujeres y las niñas el no quedar embarazadas. Muchas de las cuestiones clave giran en torno a la falta de capacidad de los hombres para defender los derechos de las mujeres y las niñas, y se debe tomar una serie de medidas fuertes para hacer frente a estos problemas subyacentes”.

La Organización Mundial de la Salud ha declarado una emergencia de salud pública de importancia internacional en medio de preocupaciones de una posible asociación entre el alza en los casos reportados de la enfermedad del virus Zika y la microcefalia en América Latina. Vínculos causales entre el Zika y la microcefalia (bebés que nacen con una cabeza anormalmente pequeña), así como el Zika y el Síndrome de Guillain-Barré (una enfermedad neurológica), todavía están en investigación.

En medio de la continua propagación del virus Zika, las autoridades deben garantizar que su respuesta de salud pública se ejerza en conformidad con sus obligaciones de derechos humanos, en particular las relativas a la salud y los derechos relacionados.

“Defender los derechos humanos es esencial para una respuesta de salud pública eficaz, lo que requiere que los gobiernos garanticen a hombres, mujeres y adolescentes el acceso a información y servicios de salud sexual y reproductiva de calidad, integrales y asequibles, sin discriminación,” dijo Zeid, y señaló que los servicios integrales de salud sexual y reproductiva incluyen la anticoncepción -incluyendo la anticoncepción de emergencia-, el cuidado de la salud materna y los servicios de aborto seguro en toda la extensión de la ley .

“Los servicios de salud deben ser entregados de forma de asegurar el consentimiento plenamente informado de una mujer, respetar su dignidad, garantizar su privacidad, y de manera sensible a sus necesidades y perspectivas”, agregó. “Las leyes y políticas que restringen su acceso a estos servicios deben revisarse urgentemente, en línea con las obligaciones de derechos humanos, con el fin de garantizar el derecho a la salud para todas y todos en la práctica,” dijo Zeid.

“Sobre la base de las lecciones aprendidas del brote de Ébola en África Occidental en 2014, otro elemento crucial de la respuesta debe ser la difusión sistemática de información certera sobre cómo se propaga el Zika, cómo prevenirlo y sus consecuencias para la salud”, puntualizó el Alto Comisionado.



Revise el Índice Universal de Derechos Humanos: http://uhri.ohchr.org/