marzo 07, 2016

La feminista chilena Amanda Labarca es reconocida y visilizada con una calle que tendrá su nombre

Este 7 de marzo calle de la comuna de Santiago se llamará "Amanda Labarca"

El 11 de enero de 2016 la Ministra de Educación, Adriana Delpiano, solicitó bautizar alguna de las calles de la comuna de Santiago -en lo posible alguna de las vías cercana al ministerio que lidera- con el nombre de Amanda Labarca. La petición que fue acogida por la Municipalidad de Santiago, la que evaluó qué calle podría recibir tal nombre, antes de poner esta decisión en manos del Concejo Municipal de la comuna.

La calle elegida por el equipo encabezado por la Alcaldesa Carolina Tohá fue "Almirante Lorenzo Gotuzzo", que había sido bautizada el 31 de diciembre de 1980, en homenaje al primer Ministro de Hacienda de la dictadura Militar de Augusto Pinochet, quien ya tiene un monumento en esta calle.

El Concejo Municipal de Santiago aprobó por seis votos a favor y cuatro en contra, el cambio de nombre de la calle Almirante Gotuzzo por el de Amanda Labarca, con el fin de homenajear la labor de esta reconocida educadora, egresada de la Universidad de Chile -institución donde se convirtió en la primera mujer en tener su propia cátedra universitaria en Latinoamérica-, y quién luchó durante la primera mitad del siglo XX por los derechos de la mujer en nuestro país, poniendo atención también a las condiciones de salud y educación para los niños. Labarca además, fue embajadora de Chile ante la ONU.

El Rector de la U. de Chile, Ennio Vivaldi, valoró la iniciativa e indicó que es "de toda lógica que un sector que se asocia a una determinada actividad dentro de la sociedad, en este caso la educación, tenga la oportunidad de consagrar personalidades importantes", y que por ello es natural que la calle, aledaña al Ministerio de Educación, tenga una vinculación con la historia de la educación en Chile. "No hay nombre más apropiado que el de Amanda Labarca por la contribución absolutamente fundamental que hizo por generar el sistema de educación pública en Chile y porque este llegara al conjunto de la población, que fuera capaz de servir a todos los estratos sociales del país, que tuviera una cobertura total", agregó el Rector de la Casa de Bello. 
Académicas destacan la iniciativa

La figura de Amanda Labarca tiene tal importancia en nuestro plantel, que hace cuarenta años, en agosto de 1976, se instituyó un premio con su nombre, para reconocer “la personalidad y la obra de la mujer universitaria que haya desarrollado con relieves excepcionales su profesión o que sobresalga por su dominio de la cultura o en el servicio de su país”, según indica la definición del galardón. Respecto a la calle de Santiago que homenajeará a la educadora, diversas académicas de nuestra Universidad que han recibido esta condecoración, destacaron la iniciativa municipal. 

Faride Zeran, vicerrectora de Extensión y Comunicaciones, Premio Nacional de Periodismo y ganadora del Premio Amanda Labarca 2013, indicó que "sin duda se trata de un avance muy relevante en miras a recuperar la memoria histórica de nuestro país, no sólo porque de a poco vamos dejando atrás las huellas de los oscuros años de la dictadura, sino también por la resonancia y vigencia del nombre de Amanda Labarca”. La vicerrectora destacó además, que la creadora de las insignes Escuelas de Temporada de la Casa de Bello que llevó el quehacer universitario a regiones, “fue una intrépida defensora del feminismo y el desarrollo cultural inclusivo en Chile, preocupaciones que afortunadamente hoy están siendo revitalizadas y que encuentran en esta distinción un significativo apoyo".

La profesora María Teresa Ruiz, Premio Nacional de Ciencias Exactas 1997 y Premio Amanda Labarca 2000, señaló que esta decisión reconoce el tremendo aporte que Amanda Labarca hizo al país. “Realmente ella es una madre de la patria, con su trabajo en escritos y con su labor como educadora fue alguien que puso en carpeta el tema de la mujer, de la igualdad de género, siendo reconocida a nivel nacional y también internacionalmente. Y es sumamente justo que alguna de nuestras calles, y en particular ésta que está cerquita del corazón de Chile, La Moneda, lleve su nombre”, indicó la astrónoma.

Respecto al rol del Ministerio de Educación en este cambio de nombre para la calle, Olga Grau, académica de la Facultad de Filosofía y Humanidades y Premio Amanda Labarca 2012, indicó que es muy importante que el Mineduc “haya tomado esta iniciativa, justamente en un período en que nos estamos haciendo una serie de preguntas y estamos haciendo una serie de reclamaciones en educación a todo nivel. Nos toca muy profundamente el que se haga este cambio porque son decisiones políticas que influyen en la cultura. Es muy relevante que una calle que llevaba el nombre de un ministro de Hacienda de un gobierno dictatorial, violento y violador de los derechos humanos, se cambie por el nombre de una figura democrática, de una mujer luchadora por los derechos de las mujeres y por los derechos humanos, que influyó también enormemente en nuestra educación e historia cultural”.

El cambio de nombre de la calle se hará efectivo desde el lunes 7 de marzo, tras un acto que se llevará a cabo con el fin de mostrar los nuevos letreros que incluirán una intersección de alto significado para la U. de Chile: Amanda Labarca con Valentín Letelier, personalidades que son parte relevante de la historia de la Casa de Bello.

Texto: DIRCOM U. de Chile