abril 09, 2016

Hay un nombre detrás de cada asesinato. Borradas del Mapa


Mercedes Gemma, Marina Rodríguez, Carmen María Ocampos, Sonia Esteban. Todas estas mujeres tienen algo en común: están muertas. Son víctimas de asesinatos machistas. Un grupo de estudiantes de Publicidad y Relaciones Públicas de Madrid ha puesto nombres y apellidos a los casos de violencia de género que han sucedido en España en los últimos años. Borradas del maparecoge 217 muertes que nunca debieron ocurrir.

Guillermo Blanco, Güendolina Peñate, Ángela Serna, Roberto Gutiérrez, Guillermo Frutos y Alejandra Morón son los alumnos que han creado la web. “Barajamos varias ideas, pero elegimos este porque es algo que nos involucra a todos y porque aún queda mucha gente por concienciar”, explica Alejandra. El mapa da la oportunidad de introducir una localidad en el buscador para consultar los casos que han sucedido en un área determinada. Esta característica se incluye para mostrar que la violencia machista está en cualquier lugar y sobre todo, de que puede producirse muy cerca. Resulta escalofriante observar que en algunos casos registran incluso la calle en la que sucedió. “Esto nos parecía importante para mostrar a la gente que la violencia puede suceder al lado de su casa y que no es algo de puertas para adentro. Es una cosa de todos”, detalla Morón.

Los estudiantes han recopilado todos los datos gracias a las fuentes oficiales y a la web feminicidio.net y después de eso bucearon en la hemeroteca de diferentes medios. Todos los nombres y apellidos aparecen acompañados del lugar en el que se produjo el asesinato y las noticias que se publicaron, sobre todo en periódicos locales, del suceso. Esta web comenzó como un trabajo universitario, pero los creadores aspiran ahora a que siga creciendo e incluya nuevas herramientas para luchar contra la violencia.

57 mujeres murieron en España en 2015 a manos de sus parejas, 53 en 2014, 54 en 2013. En los últimos 15 años han fallecido por causa del machismo 921 mujeres, según datos recogidos por EL PAÍS. Los autores del trabajo critican que muchas veces los medios de comunicación insensibilizan a la sociedad porque hablan de “números” y “víctimas”, pero no de nombres e historias. A favor y en contra de este argumento se podrían poner muchos ejemplos, pero es cierto que los medios tienen un papel fundamental en la lucha contra la desigualdad y la violencia que esta genera.

Ante este mapa se contrapone otro: el de la gente comprometida. El proyecto invita a los usuarios a inscribirse en el movimiento contra la violencia de género para conseguir que dejen de sumarse nombres a la lista de violencia de género. Alejandra enuncia el objetivo final: “Queremos que un mapa acabe contrarrestando al otro”.


¿Quieres saber cómo cambiar esto? Pulsa este botón y descúbrelo:

Por: Patricia Peiró
Fuente: El País