mayo 05, 2016

Es necesario visibilizar la violencia contra las mujeres en América Latina



El Banco Interamericano de Desarrollo y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México (INEGI) han iniciado la“Iniciativa Regional de Información sobre Violencia Contra las Mujeres” para desarrollar instrumentos para la medición de la violencia contra la mujer que puedan ser aplicados por todos los gobiernos de América latina. El proyecto trae consigo a organismos internacionales tales como PNUD, CEPAL, WHO, ONU Mujeres, GIZ ALC,expertos/as procedentes de las instituciones de estadística, mecanismos para el adelanto de las mujeres (Institutos, Direcciones, Ministerios de la Mujer) de gobiernos de la región y centros de investigación como el Global Women’s Institute de la Universidad de Washington.

Eugenia Piza López, Directora del Cluster de Género del PNUD para América Latina y el Caribe así como representantes del proyecto InfoSegura (USAID/PNUD) forman parte del Consejo Asesor de esta iniciativa y estarán colaborando y trabajando con otros actores en la misma. 

Durante el pasado mes de marzo tuvo lugar la primera reunión del Consejo Asesor del proyecto en Bolivia, En la misma se discutió la propuesta de contar con un instrumento de medición regionalde encuestas de VCM que ampliara las manifestaciones de violencia contra las mujeres (ámbitos privado y público) y el protocolo para el diseño de este tipo de encuestas, entre otras cuestiones relevantes.

“Esta es una importante iniciativa que lograra estandarizar encuestas de violencia contra las mujeres en la región. Esto nos permitirá lograr una definición común de lo que es violencia contra las mujeres, definir violencia desde una perspectiva feminista y definir indicadores que permitan a los estados medir prevalencia y desarrollar política pública en base a evidencias”, comento la Sra. Piza López.

Está demostrado que la violencia contra las mujeres (VCM) es un problema social de gran magnitud. Sin embargo, la mayoría de las veces no hay un registro oficial de este tipo de delitos. Se estima que sólo el 14% de las mujeres que sufren violencia en América Latina y el Caribe presentan una denuncia, es decir, hay una cifra oculta del 86% (American Journal of Epidemiology, 2014). Es por ello que, después de muchos intentos por visibilizar este tipo de violencia y dificultades metodológicas y éticas de incluir esta problemática en encuestas diseñadas para otro propósito se crearon las encuestas específicas sobre violencia contra las mujeres. A partir del 2001, tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el Instituto Interregional de las Naciones Unidas para Investigaciones sobre la Delincuencia y la Justicia (UNICRI), desarrollaron los proyectos Encuesta Internacional de Violencia contra las Mujeres (IVAWS por sus siglas en inglés) y la Encuesta Multipaís con el fin de recoger información de manera transcultural que permitiera realizar comparaciones entre los datos. 

Desde entonces, varios países dentro y fuera de América Latina y el Caribe han realizado relevantes encuestas de violencia contra las mujeres con objetivos, cobertura geográfica, informantes y tipo de entrevistas diferentes adaptados a cada caso, si bien se puede concluir, en términos generales, que la mayor parte de los cuestionarios se han centrado en la violencia intrafamiliar y/o de pareja. Algunas encuestas que han ampliado el espectro a otras manifestaciones de violencia contra las mujeres han sido las de México, Uruguay y la Unión Europea.

Además de los instrumentos específicos para medición de VCM, se hicieron intentos para capturar la magnitud de estos delitos y se incluyeron preguntas en las encuestas de victimización realizadas en varios países desde 1989. Estas encuestas se han venido usando para conocer la percepción de las personas sobre la seguridad en sus países y su uso surge, precisamente, debido a la imposibilidad de describir el fenómeno criminal exclusivamente a partir de los hechos denunciados al sistema penal, porque muchos de ellos no eran denunciados.

También se incluyen preguntas relacionadas con la violencia contra las mujeres en encuestas sobre salud sexual y reproductiva, salud familiar, encuestas de hogares o de población. Sin embargo, al igual que en las encuestas de victimización, existenproblemas asociados a la recolección de datos sobre violencia contra las mujeres en estos instrumentos debido a la falta de preparación de los/as encuestadores/as para manejar algunas situaciones como la vergüenza y el miedo de las afectadas, la falta de privacidad, las actitudes culturales que justifican la violencia, la falta de apoyo de las instituciones y la comunidad, etc. Todas ellas asociadas de forma específica con esta temática.

En seguimiento a la iniciativa del BID, del 11 al 13 de mayo de 2016 tendrá lugar en Perú el Seminario Internacional “Medición de la Violencia contra la Mujer mediante Encuestas de Hogares” con el objetivo de fomentar el intercambio entre los mecanismos para el adelanto de las mujeres y las oficinas nacionales de estadística, y de promover mejoras en la recolección de información de violencia contra las mujeres por medio de encuestas de hogares. Se presentarán con este fin ejemplos concretos del uso e impacto de estos datos en la política pública y la investigación. 

El PNUD, a través del proyecto InfoSegura, apoyará la participación de funcionariado de El Salvador, Honduras, Guatemala y la República Dominicana en este Seminario. 

Fuente: América Latina Genera