junio 16, 2016

Kajsa Ekis Ekman, escritora y periodista sueca "Los vientres de alquiler es otra forma de prostitución"

Ekis Ekman, desde hace muchos años está luchando en contra de la mafia internacional de la prostitución y viaja por varios lugares del mundo, explicando el modelo sueco por la abolición: "nuestro modelo -explica- defiende a las mujeres y no las culpabiliza, ni estigmatiza, pero castiga a los hombres, a los clientes y proxenetas. Y se ha mostrado eficaz -al contrario que el modelo alemán - para acabar con la prostitución, porque ésta se encuentra en contradicción con la igualdad de género. Hay que acabar con los privilegios masculinos de uso del cuerpo de las mujeres porque tienen medios y poder sobre ellas”.


Y su trabajo de investigación y denuncia también la ha convertido en los últimos años en experta en un tema muy actual y no menos controvertido que la prostitución como es el de los "vientres de alquiler".

Ekis Ekman es una autora internacionalmente conocida y también colabora con diferentes medios de comunicación suecos. Su primer libro, publicado en 2010 en sueco, trata de la prostitución y sobre la maternidad subrogada, ya se ha publicado en diferentes lenguas y pronto se hará en castellano. "Fue un trabajo de investigación, pero también contiene una parte personal puesto que que lo escribí después de vivir durante 2 años en Barcelona y de ver de cerca mucha prostitución. Por un tiempo, alquilaba una habitación en el mismo piso donde vivía una mujer rusa que se prostituía en la calle, y murió antes de que yo dejara la ciudad"... En su segundo libro publicado en 2014 ha cambiado de registro y ha profundizado sobre el euro-crisis, vista desde Grecia (*).

"Desde que terminé la carrera de filología, empecé viajar por América Latina y viví muchos meses, en diferentes países, trabajando con las mujeres y la gente de los pueblos. Siempre me ha interesado profundizar por qué muchas mujeres se ven obligadas a prostituirse”.


Precisamente por tu trabajo de investigadora sobre la prostitución y tu conocimiento del -modelo sueco fuiste invitada por la Plataforma Catalana por el Derecho a no ser Prostituidas, el Movimiento Democrático de Mujeres y por las militantes del PSC, a participar en las jornadas Radicalmente Feministas, ¿verdad?

Sí, participé en la mesa "Hacia la Abolición de la prostitución", junto con otras compañeras de aquí. Creo que vale la pena explicar los resultados positivos de la ley sueca, que fue aprobada -no sin ciertas reticencias - en 1999, con el nombre de "Ley de la Paz para las mujeres", que ha demostrado ser una buena herramienta para a luchar contra las mafias de la prostitución, y para hacerles imposible el negocio clandestino en nuestras ciudades. Las mafias intentan seguir su lucrativo negocio con chicas inmigrantes, pero lo tienen muy difícil, porque no les dejan. La policía trabaja con postulados feministas, y cuando saben de algún caso siempre acuden acompañados de una persona de servicios sociales para que primero hable con las mujeres, pero al cliente se le aplican fuertes multas, que se publican oficialmente. Esto ha hecho que se descubran personas que se consideraban muy respetables y llevaban una doble vida. Podemos aportar datos, y podemos asegurar que ahora en nuestro país ya no está bien visto ir de prostitutas, y tampoco apuntarse a participar en "viajes sexuales".

¿Y has trabajado en este tema en solitario o a través de algún grupo de mujeres?

He Impulsado la creación de grupos como "Feminist Against Surrogacy". Y las feministas en mi país nos mantenemos movilizadas sobre este tema a nivel local e internacional. Pero sobre todo me dedico a escribir y divulgar lo que he llegado a conocer de primera mano, o por mi trabajo.

¿Cómo ves que desde el punto de vista liberal y moderno se quiera considerar la prostitución como un trabajo como cualquier otra?

No es un trabajo, y nunca lo será, la gran mayoría de las mujeres lo hacen porque no han encontrado otra salida. Realmente es una forma de vida tan violenta y degradante, que es un mito que se pueda hacer por placer. Se han hecho estudios a todo tipo de prostitutas y todas sufren una degradación similar. La prostitución sólo es un buen negocio para los explotadores -los proxenetas - que seguirán facilitando sin trabas, lo que los clientes soliciten.

¿Por qué para ti los vientres de alquiler es la última forma de prostitución ?...

Esta vez no vendes el sexo, el contacto físico, ni que hagan con tu cuerpo lo que quieran, sino que además vendes tu cuerpo completo y la vida que llevas dentro. Y harán contigo lo que sea, para obtener el bebé que unos intermediarios han vendido antes. Hay que explicar a fondo este lucrativo negocio aún sin regulación clara, que convierte a las mujeres en contenedores reproductivos de usar y tirar, con peligro para su propia vida, y sin capacidad de escoger ser madre por falta de recursos. En países como la India o Tailandia ha comenzado a poner en marcha leyes de prohibición, y en México -donde estuve hace unos meses- está investigando sobre este nuevo tráfico de bebés, que sustituye a las antiguas adopciones.



Fotos: Julia López.
Fuente: Amecopress