junio 21, 2016

Mujeres protestan contra desplazamiento de población kurda

Imagen retomada del portal Jinha

Un grupo de mujeres en la ciudad kurda de Şırnak, al sureste de Turquía, se congregó dentro de una carpa para romper el ayuno diario por el Ramadán (mes sagrado para la población musulmana), y protestar contra el desplazamiento de personas en esa localidad debido al enfrentamiento entre fuerzas turcas y las guerrillas kurdas.

Las mujeres rechazaron unirse a las cerca de 60 mil personas que ya han salido de Şırnak (casi la totalidad de la población), y optaron por quedarse a vivir en carpas. En una de ellas se reunieron para celebrar la cena del Ramadán que marca el final del ayuno diario de las y los musulmanes.

Después de cenar, el grupo de mujeres siguió protestando contra la violencia y el toque de queda de 24 horas impuesto por el Estado turco, que limita el acceso a alimentos y atención médica a mucha gente. 

El conflicto entre Turquía y la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán data de 1984. En marzo de 2013 se logró un acuerdo que se rompió en julio de 2015.

En marzo de este año las autoridades turcas impusieron un toque de queda como una medida contra las guerrillas kurdas en las áreas urbanas. En respuesta, las fuerzas rebeldes tomaron las localidades de Silopi y Cezire, en las afueras de Şırnak, y los residentes empezaron a evacuar sus casas.

Medios locales informaron que hasta mayo pasado unas 2 mil 400 familias vivían en carpas en las afueras de la ciudad, mientras que el resto de la población encontró refugio en pueblos y urbes cercanas. Menos de 5 mil personas permanecen en Şırnak.

En Silopi, una familia de 20 personas tuvo que dejar el barrio de Sehid Harud debido a que su casa fue destruida en un ataque. Ahora la familia vive en una gasolinería en el vecindario de Cumhuriyet.

*Traducción de Cristina Acuña Roeder.
Cimacnoticias/Jinhal