junio 22, 2016

Test de Bechdel: ¿son machistas las películas que vemos?

¿Qué tienen en común grandes superproducciones como El Señor de los Anillos,Star Wars o Avatar? Además de los efectos especiales y de ser capaces de engancharnos a la pantalla durante horas, también tienen un punto negativo: ninguna de estas películas logran superar el test de Bechdel, una sencilla prueba que mide la presencia de las mujeres en el cine.

Somos conscientes de que la desigualdad de género está presente en muchas profesiones, y el cine es sin duda una de ellas. Actrices como Meryl Streep o Robin Wright ya han presentado sus quejas hacia el trato discriminatorio que reciben en su profesión. Estas desigualdades no solo se presentan fuera de la gran pantalla, también dentro. Pensemos en las películas que hemos mencionado antes: en ninguna de ellas la mujer tiene el papel protagonista (a excepción de Rey en la última entrega de Star Wars), y además, suele estar en minoría respecto al número de hombres que aparecen en estas producciones.

El test de Bechdel surgió en 1985 casi de manera anécdotica de la mano de la historietista Alison Bechdel y hoy en día se ha convertido para muchos en una manera de evaluar el grado de igualdad de género que existe dentro de una película. Para superarlo hacen falta tres requisitos. Aquí te dejamos con una lista de algunas películas que han conseguido superarlos.




¿Cuáles son los requisitos para superar el test de Bechdel?

El origen de esta prueba se remonta a una tira de cómic (The Rule) publicada por Bechdel en 1985. En ella aparecían dos mujeres a punto de entrar al cine. Una de ellas comentaba que tenía tres requisitos antes de ver cualquier película:

  • En ella deben aparecer al menos dos personajes femeninos con nombres propios.
  • Que compartan escena y hablen entre sí.
  • Y que esa conversación no trate sobre hombres.

Si aplicamos esta regla a las películas que hemos mencionado al principio, lo cierto es que ninguna la cumple. Pero si lo hacemos a la inversa comprobamos que sí: los protagonistas masculinos pasan estos requisitos sin problemas.

Sin embargo, este test no está exento de polémica. Se trata de una teoría surgida a raíz de una reflexión irónica. Y aunque el objetivo de esta teoría sin duda es bueno, en realidad no se sustenta sobre ninguna base teórica. Se trata simplemente de una herramienta cuantitativa que no profundiza en otras características. El hecho de que una película esté protagonizada exclusivamente, o en su mayoría, por mujeres no garantiza que sea un film feminista. Así como tampoco lo hace la temática de sus diálogos.

Aun así hay quien se ha tomado este test muy en serio. Es el caso de Suecia, donde el test de Bechdel se aplicó como sistema de clasificación oficial a la hora de valorar las películas y proyectarlas en algunos cines de Estocolmo. Aunque tampoco hace falta irse tan lejos: en el madrileño barrio de Lavapiés existe un pequeño bar que se convierte una vez al mes en el únicoBechdel Film Club de España. En él se proyectan este tipo de películas y se comentan después.
Películas que no pasan el test

En Internet existen bases de datos en las que se puede consultar qué películas superan o no esta prueba. Bechdel Test Movie List es una de ellas. El estudio de 2015 revela que los datos son positivos: de 129 películas analizadas, el 61,24% de ellas supera el test, según indica el portal Hipertextual.

Pero hay otras muchas que no lo hacen: La Jungla de Cristal, El Padrino, Iron Man, Los Vengadores, Piratas del Caribe o incluso clásicos como Ciudadano Kane o Desayuno con diamantes no logran una equidad entre su elenco femenino y masculino.

El objetivo del test de Bechdel es fomentar la igualdad de género y la representación femenina en el cine, algo que aplaudimos. Pero es cierto que, como comentábamos antes, no todas las películas que cumplen estos tres requisitos garantizan equidad o promueven el feminismo (véase Cómo casarse con un millonario o 50 sombras de Grey). Y así mismo, aquellas que no los cumplen no tienen por qué ser malas películas. Podemos disfrutar de los grandes clásicos de Hollywood, las superproducciones de James Cameron o el universo de Tarantino independientemente de sus personajes y juzgando simplemente el argumento. Al fin y al cabo, sobre gustos, no hay nada escrito.

¡Ellas toman el mando! 50 películas dirigidas por mujeres



Fuente: http://www.enfemenino.com/