septiembre 06, 2016

Perú: Mujeres indígenas amazónicas y andinas en defensa de la Amazonía


"Toda la sociedad tiene que movilizarse en defensa de la Amazonía, de cuyos recursos depende la vida de nuestros pueblos andinos, amazónicos y costeros", invocó Norma Canales, del Grupo Impulsor Mujeres y Cambio Climático, organización que integra el Comité Nacional del VIII Foro Social Panamazónico (Fospa) y el Grupo Sectorial Mujeres, Diversidades y Diálogos Interculturales.

En conferencia de prensa, realizada el último 31 de agosto, el Comité Nacional del Fospa anunció los objetivos de esta cita regional que, por primera vez, tendrá lugar en Perú, y que surgió como una iniciativa al interior del Foro Social Mundial, espacio de articulación anual de los movimientos sociales del planeta identificados con la visión de un mundo sin explotación ni discriminaciones. 

Canales explicó la importancia de la Amazonía, territorio de más de siete millones de kilómetros cuadrados que comparten las poblaciones de ocho países, donde 34 millones de mujeres y hombres desarrollan sus proyectos de vida, incluidos 390 pueblos indígenas.

Las organizaciones de mujeres que son parte del proceso de organización hicieron sentir su voz como parte del "llamado del bosque", lema que acompaña la organización de este evento regional, donde se espera la participación de 1,500 representantes de Perú, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Guyana Francesa, Surinam y Venezuela.

Para Canales, el deterioro de la Amazonía avanza por los impactos del modelo de desarrollo capitalista extractivista y la expansión de los mercados globales que han generado el cambio climático, una de las principales amenazas para la existencia humana.

El cambio climático -explicó- acentúa las desigualdades y opresión generadas por este sistema, que golpea más a quienes menos tienen y pone en riesgo los medios de vida de las mujeres amazónicas y andinas, exacerba las violencias contra ellas, invisibiliza y usufructúa su trabajo de cuidado en hogares y comunidades, y criminaliza sus luchas en defensa de su tierra, agua y bosques.

Asimismo, advirtió sobre la necesidad de vincular la defensa que hacen las mujeres de sus cuerpos como territorio individual y de sus tierras y comunidades como territorio colectivo. 

"Demandamos que en ambas dimensiones se respete nuestro derecho a decidir con libertad y autonomía, eso es parte de nuestra agenda panamazónica", remarcó.

Las propuestas del Grupo Sectorial de Mujeres, Diversidades y Diálogos Interculturales giran en torno a la realidad de la violencia y discriminación, seguridad y soberanía alimentaria, participación política y fortalecimiento organizativo, cambio climático y economía sostenible, y gestión de la tierra y territorio. 

"Nosotras queremos hacer oír nuestras voces diversas y plurales exigiendo a nuestros Estados la garantía del pleno ejercicio de nuestros derechos como mujeres amazónicas y andinas", dijo.
El VIII Fospa, a realizarse en abril de 2017 en la ciudad de Tarapoto (San Martín), a 970 kilómetros de la capital peruana, abordará temas como: territorio e identidad, cambio climático y soberanía alimentaria, mujeres panamazónicas y andinas, modelo neocolonial e impacto en los derechos de los pueblos de la panamazonía andina, y paradigmas alternativas y procesos de resistencia.

Ketty Marcelo López, presidenta de la Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú (ONAMIAP), resaltó que el VIII Fospa permitirá colocar la visión de desarrollo de los pueblos indígenas y dar visibilidad a sus agendas en aspectos como los territorios y el cuidado de los bienes de la naturaleza.

El presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP), Henderson Rengifo, afirmó que sin territorios los pueblos indígenas "no somos nada" y demandó la titulación de 20 millones de hectáreas "donde queremos vivir una vida plena". 
"El bosque está en peligro -dijo- los megaproyectos están pelando la Amazonía y no lo vamos a permitir".

Por Julia Vicuña Yacarine
Fuente: SEMLAC