octubre 14, 2016

Empoderamiento de las mujeres agricultoras en Rwanda a través de la tecnología móvil

Las agricultoras de Rwanda ahora conocen la superficie exacta de sus tierras, pueden elaborar mejores previsiones de producción y acceder a los mercados a través de una plataforma móvil digital que cuenta con el apoyo de ONU Mujeres y el Programa Mundial de Alimentos. Es más, el programa elimina las brechas de igualdad de género en la agricultura y garantiza la participación igualitaria de las mujeres en la cadena de valor.

Agricultoras de Rwanda utilizan la plataforma móvil para conectarse a la cadena de suministro agrícola a través de mensajes de texto. Foto: ONU Mujeres.

En Gasovu, Distrito de Muhanga, una pequeña aldea de la provincia Sur de Rwanda, si se camina cerca de los campos de maíz al mediodía, se puede ver a mujeres agricultoras sentadas en círculo, utilizando sus teléfonos inteligentes mientras toman un descanso. Sin embargo, no están consultando las publicaciones en Facebook ni los mensajes de Twitter. En realidad, obtienen información crucial sobre el clima y los mercados que les permitirá producir y vender sus cultivos. Y que, además, está revolucionando sus habilidades para la agricultura y la comercialización.

“Antes, nos costaba mucho saber cuál era la superficie exacta de nuestras tierras”, explica Christine Mukarukundo, productora de maíz y miembro de la Cooperativa Tuzamurane Cyeza, en el distrito de Muhanga. “Por lo tanto, las agricultoras y los agricultores no podíamos prever el nivel de producción, lo que dificultaba la negociación con las personas que nos compran y las instituciones financieras”.

A través de una plataforma móvil digital, denominada “Buy from Women”, las agricultoras pueden conocer la superficie exacta de sus tierras y prever el nivel de producción. La plataforma conecta a pequeñas agricultoras y pequeños agricultores con la cadena de suministro y valor agrícola, y les proporciona, a través de mensajes de texto, información crucial sobre el clima, los precios de mercado y las oportunidades disponibles.

Agricultoras de Gasovu, en el Distrito Muhanga, un pequeño pueblo en la Provicia Sur de Rwanda. Foto: ONU Mujeres.

ONU Mujeres, en asociación con la Plataforma de Adquisiciones denominada “Paciente” (Patient Procurement Platform) del Programa Mundial de Alimentos, lanzó en junio de 2016 esta innovadora plataforma que se implementará en 10 cooperativas durante el transcurso de los próximos nueve meses. En total, ya se han inscrito 699 mujeres pertenecientes a dos cooperativas agrícolas del distrito de Gatsibo, en la provincia del Este, y una procedente del distrito de Muhanga en la provincia Sur. El proceso de inscripción en la plataforma incluye una cartografía de las parcelas de tierra de las agricultoras y los agricultores, que luego se utiliza para generar una previsión de rendimiento.

La plataforma mejora la capacidad de las agricultoras y los agricultores para producir excedentes que puedan vender, facilita información financiera en tiempo real, e incrementa su acceso al mercado, especialmente en el caso de las mujeres agricultoras, que tradicionalmente no intervenían en todas las etapas de la cadena de valor. Ahora, las agricultoras y los agricultores pueden negociar en mejores condiciones con las personas que compran y las instituciones financieras. De hecho, algunas cooperativas participantes ya han suscrito contratos anticipados con compradores reconocidos, como la Rwanda Grains and Cereals Corporation.

“Solíamos firmar contratos con personas que nos compraban, cuyos términos no podíamos cumplir, especialmente en lo que respecta a suministros, ya que había agricultoras y agricultores que vendían parte de lo producido por su cuenta. Ahora, gracias a este sistema, todo el mundo sabrá de antemano la cantidad de granos que debe entregar a la Cooperativa, y esto propiciará el cumplimiento del requisito y el objetivo de producir un excedente”, explica Beatrice Mukanoheli, miembro y asesora de la Cooperativa Tuzamurane Cyeza.

Al contar con la información en tiempo real que proporciona la plataforma, las agricultoras y los agricultores también pueden tomar mejores decisiones para adaptarse a la variación climática, ajustando el tiempo de siembra y utilizando mejor los fertilizantes.

El Embajador de China, Pan Hejun (izquierda), visitó el sitio del programa de Buy from Women (Compre de las mujeres), junto con funcionarios de la ONU. Foto: ONU Mujeres/Tumaini Ochieng.

El programa, actualmente en fase piloto, ha recibido apoyo financiero del gobierno de China. Al visitar el centro de desarrollo del programa, el Embajador de China, el Sr. Pan Hejun, afirmó: “China está comprometida a proporcionar apoyo técnico a Rwanda, especialmente en lo referente al desarrollo tecnológico en el sector agrícola. La agricultura es un sector importante para la economía china, al igual que para Rwanda”.

Al centrarse en el empoderamiento de las mujeres, el programa también educa a las agricultoras y los agricultores en relación a las cuestiones de igualdad de género, con el objetivo de eliminar la brecha de género en la agricultura y garantizar la participación igualitaria de las mujeres en todas las áreas de la cadena de valor, incluidas las negociaciones y la toma de decisiones. Luego de la temporada de cosecha y de la evaluación del programa durante el año próximo, ONU Mujeres planea extender la iniciativa a otras regiones de Rwanda.

Fuente. Onumujeres