noviembre 10, 2016

Al rescate de las ‘abuelas intelectuales’ del feminismo

Carátula del libro
'Debes Conocerlas' (Huso).
Marifé Santiago Bolaños y Mercedes Gómez Blesa publican 'Debes conocerlas'

El libro rescata a las mujeres que lucharon por la igualdad de género a principios del siglo XX.

Un repaso por la historia de las abuelas intelectuales del feminismo y sus luchas es lo que se han propuesto las filósofas Marifé Santiago Bolaños (Madrid, 1962) y Mercedes Gómez Blesa (Albacete, 1964) en el libro Debes conocerlas, una recopilación de las activistas que alzaron su voz en favor de una sociedad más igualitaria en el ámbito laboral, educativo y político y que el pasado martes se presentó en la Residencia de Estudiantes de Madrid.

“Las mujeres en el mundo necesitamos tener un espacio propio donde podamos vernos reflejadas. Esto me llevó a iniciar un acto de responsabilidad cívica: investigar la obra de estas luchadoras sociales a lo largo de la historia”, asegura Marifé Santiago Bolaños.

“La idea surgió hace varios años, cuando Gómez Blesa y yo coincidimos en la presentación de unos libros que ambas habíamos escrito sobre españolas vanguardistas entre 1927 y poco antes de la Guerra Civil. Allí surgió el plan de crear tertulias libres con mujeres de diferentes ámbitos, y con el material recopilado hemos editado esta obra”, afirma Santiago Bolaños. En ella aparece Carmen de Burgos Colombine (1867-1932), quien trabajó como escritora y corresponsal de guerra; la escritora, diputada del Partido Socialista y defensora del voto femenino María Lejárraga (1874-1974) y la exploradora y anarquista Alexandra David-Néel (1868-1969), entre otras. “El libro manifiesta cómo unos pocos seres humanos pueden en un momento de la historia romper el poder y los cánones establecidos”, puntualiza.

Cuidar el derecho

“Los logros de la mujer de hoy no son para siempre. La igualdad no es un derechoque una vez que se tiene, no hay nada más que hacer con él. Debemos cuidarlo, fomentarlo y hacerlo crecer”, añade la filósofa. Según Santiago Bolaños siempre surgirán brotes de misoginia, como hace un mes en Polonia, cuando miles de mujeres protestaron en las calles contra una ley que pretendía prohibir el aborto y castigarlo con cinco años de cárcel. “Debemos respetar la capacidad de cada ser humano para ser distinto. La igualdad jamás se conseguirá si no existen espacios donde cada quien pueda manifestar sus puntos de vistas y los estereotipos vayan desapareciendo. Debemos luchar por un mundo en el que la imposición se sustituya por el respeto, y la colaboración sea la manera de relacionarnos”, concluyó.

Fuente: El PAÍS