diciembre 30, 2016

Sexualidad queer: gente “rara” y amores diversos

En este artículo se explica el movimiento y la teoría queer desde la perspectiva de las sexualidades diversas, poniendo de relieve algunas de las prácticas sexuales y amorosas que están invisibilizadas en nuestra sociedad. El queer nos invita a romper con los roles y estereotipos asociados a las etiquetas que determinan nuestra orientación sexual y nuestra identidad de género, a renunciar a las definiciones que nos sitúan en un bando o en otro. Las identidades queer nunca permanecen fijas: transitan con fluidez de unos estados a otros, buscan y exploran nuevas formas de relacionarse social, sexual, afectivamente. Las orientaciones queer tampoco son estables y se niegan a definirse, por eso el queer reivindica la diversidad: existen muchas formas de quererse alejadas del modelo heteronormativo. Los queers reivindican, también, el derecho al amor para todos y todas, sin discriminaciones. El queer propone también liberar el deseo y los sentimientos del patriarcado, del machismo, y de las demás fobias sociales que existen hacia la gente diferente. La propuesta queer es disfrutar sin miedo, sin represión, sin culpa, sin prohibiciones. Poder expresar afectos en público. Romper con el concepto de normalidad. Sacar a la luz y despenalizar los amores clandestinos. Construir relaciones bonitas, sanas, diversas y libres… porque ningún amor es ilegal, y otras formas de quererse son posibles. Palabras clave: sexualidades diversas, fobias sociales, amores clandestinos, derechos sexuales y reproductivos, libertades, gente rara, teoría queer, movimiento queer, miedo a la diferencia, diversidad, igualdad, erotismo, deseo, placer, buen trato, otras formas de quererse son posibles.

Palabras clave: sexualidades diversas, fobias sociales, amores clandestinos, derechos sexuales y reproductivos, libertades, gente rara, teoría queer, movimiento queer, miedo a la diferencia, diversidad, igualdad, erotismo, deseo, placer, buen trato, otras formas de quererse son posibles.

  • Para leer el artículo: Aquí

Por Coral Herrera