enero 25, 2017

Informe Regional sobre Desarrollo Humano para América Latina y el Caribe


¿Por qué hablar de progreso multidimensional? ¿Qué significa y cómo puede ayudar a enfrentar los nuevos retos de desarrollo de la región? Significa en primer lugar, trascender el uso del ingreso per cápita, del ritmo de crecimiento económico y del PIB como criterios privilegiados para medir el nivel de desarrollo de los países de renta media y de los pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID). Los países no se “gradúan” por superar un determinadoumbral de ingresos. En segundo lugar, apunta aconstruir políticas intersectoriales, holísticas y universales para dar respuesta a los problemas multidimensionales del desarrollo. 

Cada Informe sobre Desarrollo Humano publicado desde 1990 concierne al bienestar más allá del ingreso. El presente Informe trabaja sobre lo que este reto supone para los países de renta media y los pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID). En un momento en que los logros sociales y económicos alcanzados en la región se ven amenazados resulta imprescindible proteger dichos logros e incluir a las personas que no se beneficiaron de las transformaciones experimentadas en el período 2003-2013. El reto central es construir un progreso multidimensional que contribuya a erradicar la pobreza en todas sus dimensiones, enfrentando la vulnerabilidad y generando sostenibilidad en el tiempo.

Este nuevo informe regional muestra de forma contundente que las desigualdades, la discriminación y las exclusiones duras, incluidas las brechas de género, etnia o raza, requieren la atención urgente de las políticas públicas por encima y por debajo de los niveles de ingreso. La adopción de políticas de cuidado, de protección social, de acceso a activos físicos y financieros y de calificación laboral más inclusivas e igualitarias, que permitan quebrar con las barreras estructurales que enfrentan las mujeres, tanto en el trabajo no remunerado como remunerado, son esenciales para garantizar el progreso en la región. Sin una paridad de género en el mercado laboral no habrá un progreso uniforme e igualitario y la región sufrirá riesgos importantes miles de personas recaerán en la pobreza.

Fuente: América Latina Genera