abril 04, 2017

Valcárcel: «La agenda del feminismo en este momento es la paridad»

La filósofa reflexiona sobre los actuales retos de la sociedad y la mujer en una concurrida sesión del Aula de Cultura de SUR.

Pablo Aranda y Amelia Valcárcel, ayer, ante la gran audiencia que acudió al Aula de Cultura de SUR. /Álvaro Cabrera

Ni un sitio libre. Ni siquiera hueco en los pasillos o al fondo de la sala. Por ello, la filósofa Amelia Valcárcel ofreció lo único que tenía a su alcance, la tarima sobre la que estaba, para que algunos pudieran sentarse durante la conferencia y otros incluso lográramos un apoyo para tomar notas. Y es que el ‘Equipaje del feminismo en el mundo global’, como tituló su conferencia de ayer organizada por el Aula de Cultura de SUR, con la colaboración de la Obra Social La Caixa, despertó una expectación que la catedrática de Filosofía Moral y Política de la UNED justificó con una charla reveladora, divulgativa y comprometida. Retrocedió al origen de la modernidad para situar también allí la aparición del feminismo como movimiento político y social, y llegó a la actualidad para trazar los actuales retos de las mujeres. «La agenda del feminismo en este momento es la paridad», aseguró Valcárcel, que enumeró los ámbitos en los que esa igualdad es todavía una cuenta pendiente.

Su análisis comenzó por la actividad política y pública, donde «significativamente hay bastantes mujeres ocupando puestos de gobierno», reconoció, aunque el resto del panorama no fue igual de esperanzador. Así, en lo que denominó el «conglomerado económico-empresarial» solo encontraba a la directora del FMI, Christine Lagarde, en un puesto de relevancia, mientras que se preguntó también por el papel de la mujer en el arte: «¿Dónde están?, ¿es que no tenemos talento?». En el ámbito del saber señaló la contradicción que supone que el 60% del alumnado de las universidades sea ya femenino, mientras que si se observa el porcentaje de cátedras resulta que el 90% recaen en los hombres.«La mayoría de los temas que tiene que tratar el feminismo son poco simpáticos», dijo

En cuanto a la mujer en la generación de opinión en los grades grupos de comunicación, su presencia también está pendiente de lograr la paridad. Y cuando llegó a la religión, constató que se trataba de un ámbito «hipermasculinizado». Por todo ello, concluyó que se ha conseguido «más paridad en lo público y lo político, pero no en todo lo demás ámbitos que no está sujeto al escrutinio» social.

A su radiografía, Amelia Valcárcel también sumó una serie de «agendas sobrevenidas» a las que el feminismo tiene que dar respuesta. La multiculturalidad de la globalización es una de ellas, donde la mujer ocupa precisamente una de las «líneas de fractura». También habló de los retos de la bioética, como los vientres de alquiler, e incluso «negocios» como el de la pornografía y la prostitución. Realidades incómodas, reconoció la filósofa y catedrática, que añadió que en general «la mayoría de los temas que tiene que tratar el feminismo son poco simpáticos». De hecho, miró al pasado para constatar que el feminismo ha vivido en la polémica porque siempre ha impulsado el «cambio social». Un camino difícil y, a veces, desesperante, pero «cuando se triunfa, pocas alegrías son mayores», concluyó Valcárcel.

Fuente: http://www.diariosur.es/