mayo 22, 2017

Feministas guatemaltecas denuncian al Estado: “Vivimos una guerra de baja intensidad contra niñas y mujeres”

Las activistas exigen justicia por el secuestro, agresión y violación de una de sus integrantes y por el las 37 niñas que murieron calcinadas en un albergue.

La red de Sanadoras Ancestrales del Feminismo Comunitario de Guatemala, T’zkat, denunció este miércoles la agresión y violación de la activista costarricense Shanon María Moreno Castro, quien fue secuestrada este lunes por “cuatro hombres fuertemente armados y vestidos de civil que la introdujeron violentamente en un pick up hi-lux, Toyota con vidrios polarizados”.

Moreno, de 23 años, apareció con vida este martes en el Hospital de Cobán, donde fue interrogada por la Justicia. Su lucha se visibilizó durante los últimos meses para exigir justicia por las 37 niñas que murieron calcinadas el pasado 8 de marzo en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, a cerca de 35 kilómetros de la ciudad de Guatemala.

“Atacarla a ella es atacarnos a tod@s e imponer nuevamente la cultura del miedo y del silencio especialmente cuando se trata de cuerpos y existencias socialmente marginadas y olvidadas“, denuncia la organización en su comunicado.

Las feministas comunitarias, que consideran que en el país centroamericano se da una “guerra de baja intensidad en contra de las niñas y las mujeres”, denunciaron también al Estado guatemalteco y exigieron la destitución del presidente Jimmy Morales. “Los funcionarios de las instituciones como la Secretaria de Bienestar Social, encargadas de los centros de ‘protección de menores’, ganan salarios impresionantes por compadrazgos y pagos de favores políticos, y contratan asesores sin el expertiz y capacidad para el abordaje de las graves problemáticas de niñez y juventud en este país”, aseguran.