noviembre 27, 2017

Feminismo Decolonial. María Galindo reivindica romper con agenda que impone la igualdad de género

La activista anarcofeminista María Galindo ha reivindicado la necesidad de romper con la "agenda vertical colonial" que impone la igualdad de género como forma única de liberación de la mujer, en un acto celebrado hoy en Barcelona.

La activista boliviana ha criticado la "tecnocracia de género neoliberal", que según ella es la forma en que los estados modernos actuales vehiculan el discurso por la igualdad de género, "plasmando los derechos sólo jurídicamente" e inhibiendo otras luchas en esferas fuera de las instituciones.


"Impugno la idea de una única genealogía del feminismo", ha dicho, y lo ha opuesto a un "feminismo con pluralidad de genealogías" del que ella sí se siente parte, en la conferencia titulada "Feminismos decoloniales: saberes diversos".

Galindo, autora del libro 'A despatriarcar', ha hecho propuestas para descolonizar el feminismo, como eliminar la categoría 'género', porque reduce a las mujeres a la cuestión biológica y elimina la vertiente ideológica.

"Hay que crear un sujeto complejo, heterogéneo, poético y metafórico" que una a las mujeres, ha afirmado, y ha puesto como ejemplo de ello el lema de la organización Mujeres Creando, que fundó en 1992: 'Indias, putas y lesbianas, juntas, revueltas y hermanadas'.

La activista ha destacado que hay que "despatriarcalizar" la sociedad, y que mediante este fenómeno se creará "un espacio de confluencia" para todas las mujeres, de múltiples identidades, procedencias, orientaciones sexuales, etc.

Galindo ha compartido una mesa redonda con Paqui Perona, feminista gitana y presidenta de la asociación 'Voces gitanas', y Úrsula Santa Cruz, impulsora del 'Taller de Intervenciones Críticas Transfeministas Antirracistas Combativas' (T.I.C.T.A.C.), moderada por la activista feminista Beatriz Cantero.

Perona ha hecho una retrospección de la historia gitana en Europa, y ha destacado que, tras el restablecimiento de la democracia en España, las instituciones emprendieron un proyecto de "reeducación" de la población gitana, porque "se creía incivilizada".

"El objetivo era negar nuestra cultura y que nos acercáramos al modelo occidental capitalista", ha afirmado, y enmarcado en ello "se proyectó un feminismo payo con sus necesidades" sobre el colectivo gitano, que fracasó.

Santa Cruz, de origen peruano y psicóloga de formación, ha puesto de manifiesto el racismo institucional inherente en la estructura de los estados europeos, y ha afirmado que "el feminismo que no asume la lucha antirracista, es racista".

El acto, organizado por SUDS, asociación feminista y internacionalista, lo ha presentado la Comisionada de Inmigración, Interculturalidad y Diversidad del Ayuntamiento de Barcelona, Lola López, que ha destacado que "pensar que los movimientos feministas europeos son el referente es un error".

"Hay que luchar por un feminismo interseccional", ha dicho, y ha destacado que los feminismos no hegemónicos parten "de una transformación de base", combinan las opresiones de género, clase y raza y están ligados "a una lucha antirracista, antiimperialista y decolonial". EFE

Fuente: La Vanguardia