diciembre 21, 2017

Hombres Feministas en cómic



En un año que finaliza marcado por la palabra Feminista como uno de los vocablos más buscados y utilizados en internet, podemos asegurar que hay mucho feminista en potencia, que aún lo no sabe. A esta conclusión llegamos tras escuchar reflexiones de estudiantes en jornadas y talleres en donde debatíamos con ellos sobre Prostitución y Trata de Seres Humanos.

En estos encuentros, comprobamos que hay bastantes adolescentes (y también mayores) receptivos, incómodos con el patriarcado pero que, al desconocer modelos masculinos que les sirvan de referencia, les cuesta descartar el estereotipo de que machismo y feminismo son equiparables (eso de “yo no soy machista ni feminista”).

Tan arraigados están estos prejuicios que, aun intuyéndolo, se resisten a reconocer al feminismo como un movimiento social justo y necesario donde cabemos todas y todos. De aquí surgió la idea de utilizar, de nuevo, el formato cómic como la herramienta potente de comunicación y sensibilización que es y, metidos ya en harina, un primer paso ha sido rescatar referentes masculinos olvidados ¿o tal vez ocultos deliberadamente, al menos, en su faceta de lucha feminista? por los historiadores.

Pensando sobre todo en ellos, los varones reticentes, utilizamos un catalejo morado para escudriñar la genealogía de hombres implicados en la lucha feminista en distintas épocas… porque algunos, cada vez más, también han estado y están ahí, apoyando a las mujeres, auténticas protagonistas de su lucha.

Junto con el dibujante José Javier Mínguez[i], presentamos el proyecto en la Fundación Cepaim dentro del marco del proyecto de Prevención a la Violencia de Género Salir Adelante[ii] (financiado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social y el Fondo Europeo FAMI) que desde 2014 incorpora actividades de sensibilización e intervención grupal dirigidas a hombres y enfocadas a deconstruir el modelo de masculinidad hegemónica basado en la agresividad.

Bakea Alonso (coordinadora del Area Igualdad y No Discriminación de dicha Fundación) nos apoyó desde el inicio y conseguimos materializarlo. El comic (40 páginas), 20 dobles en su versión digital, se puede descargar, reproducir y utilizar libremente, siempre que no se haga con fines lucrativos, respetando el contenido y señalando el acceso desde la web de Fundación Cepaim que ha hecho posible su financiación también en papel.

El efecto buscado es: favorecer el descubrimiento de hombres que cuestionaron abiertamente el patriarcado, suscitar interés e invitar a investigar más. Queremos pensar que, tal vez, algunos lectores se reconozcan en los protagonistas masculinos y se animen a dar el paso de ser, ellos también, combativos contra el machismo y por la igualdad; que tomen conciencia de que exigir Justicia es competencia de toda persona de bien y no solo de quien padece la injusticia. Pretendemos, de este modo, acercar el feminismo a aquellos chicos que aún piensan que ser hombre y feminista no es compatible.

Aunque quizás, leyendo estas líneas, alguno piense que si se trata de eso, de reconocer la injusticia y reclamar igualdad, es que ya lo es… Nos tememos que esta predisposición es un gran avance pero no suficiente para autoproclamarse hombre feminista, pues la cosa se complica cuando se trata de actuar de forma coherente en lo cotidiano del día a día como apunta Kelley Temple:

LOS HOMBRES QUE QUIEREN SER FEMINISTAS NO NECESITAN TENER ESPACIO EN EL FEMINISMO, NECESITAN TOMAR EL ESPACIO QUE TIENEN EN LA SOCIEDAD Y HACERLO FEMINISTA

Se trata, pues, de un proceso personal que transcurre de dentro hacia afuera, que empieza por una labor introspectiva de toma de conciencia de pertenecer al grupo opresor, es decir, reflexionar sobre cómo somos socializados y cuestionar la virilidad aprendida sobre una base de competitividad, dominación y agresividad que no beneficia a nadie (tampoco a quien la ejerce).

Un siguiente paso podría ser plantearse abandonar privilegios de género otorgados a costa de la otra mitad de la humanidad (por ejemplo, acaparar espacios públicos, de opinión o de toma de decisión; disponer de más tiempo y más ingresos porque el rol de cuidados a personas dependientes se le ha asignado a las mujeres, etc.) y una vez superado el trabajo para con uno mismo, continuar desde el entorno más cercano como, por ejemplo, no secundar ni reír bromas y comentarios sexistas de los colegas u otros que soliciten complicidad, e incluso, afear estos comportamientos… Y así, poco a poco, ir ampliando el círculo de acción.

Afortunadamente hay muchas herramientas disponibles: publicaciones, vídeos, jornadas, talleres, asociaciones y grupos de hombres igualitarios…

Nosotros hemos querido aportar nuestro granito de arena y ofrecemos con este cómic un breve paseo por algunos momentos en la historia del movimiento feminista mostrando la participación activa de algunos hombres comprometidos con la igualdad en distintas épocas.

El objetivo: Rescatar del olvido (o de la ocultación) a hombres combativos con el patriarcado que no se mencionan en los libros de texto y que sirven de referentes a nuestros jóvenes. Esperamos que os guste y os animamos a su difusión:

El cómic se puede descargar (20 páginas dobles), reproducir y utilizar libremente (sin fines comerciales) respetando el contenido y señalando el acceso desde la web de Fundación Cepaim que ha hecho posible su financiación.

Dirigido sobre todo a ellos (los varones), con idea de ofrecerles referentes, utilizamos un catalejo morado para escudriñar la genealogía de hombres implicados en la lucha feminista en distintas épocas porque ellos también estaban y están ahí, apoyando a las mujeres auténticas protagonistas de su lucha.

La Historia oficial la escriben los vencedores por eso las otras historias,las que no aparecen en los libros de texto, se hace necesario rescatarlas del olvido.

Postgrado en Inmigración, Exclusión y Políticas de Integración Social, lectora compulsiva de cómic social, guionista de “ESCLAVAS” (Ed.Ponent 2014) y “Hombres Feministas” (Fundación Cepaim)
Fuente: Tribuna Feminista

[i] http://jjminguez.blogspot.com.es/
[ii] http://cepaim.org/que-hacemos-convivencia-social/igualdad-de-oportunidades/violencia-genero-salir-adelante/