diciembre 28, 2017

Machismo en el fútbol chileno: "No sería fácil para una mujer dirigir a un equipo de hombres"


  • Machismo en el fútbol chileno: "No sería fácil para una mujer dirigir a un equipo de hombres"
  • Paula Navarro no ha podido ser entrenadora de la sección masculina del Santiago Morning por su condición de mujer
  • Ha acabado como ayudante técnico del nuevo entrenador, Jaime Garcia
  • A pesar de que el presidente del equipo le apoyaba, tanto el vicepresidente como el capitán han manifestado su rechazo con declaraciones machistas

Imagen de archivo de Lola Gallardo, portera de la selección española y del Atlético de Madrid

El único problema de Paula Navarro para ser entrenadora de un equipo de fútbol masculino es ser mujer en un mundo de hombres. A pesar del apoyo de varios futbolistas y del presidente del club, Navarro ha acabado como ayudante técnico del Santiago Morning (un equipo de fútbol chileno de Primera B) después de haber sido entrenadora de la división femenina. Por un momento, la posibilidad de que se convirtiera en entrenadora de la rama masculina despertó crudos comentarios en el entorno más próximo.

El vicepresidente del Santiago Morning, Luis Faúndez, rechazó de pleno la posibilidad de que Navarro sustituyera al antiguo entrenador, Hernán Gordoy: "No sería fácil para una mujer dirigir a un equipo profesional de hombres. Hay puestos que van más allá de la igualdad de género. Tiene que ver con la experiencia, con la capacidad en el manejo de grupo, con la relación con los jugadores, entre otros asuntos. No lo comparto, no es lo que corresponde", dijo Gordoy según la radio ADN.

El capitán del equipo, Hernán Muñoz, tampoco se quedó atrás, refiriéndose a la "incomodidad" que sentirían los jugadores por tener que compartir vestuario con una mujer: "Estoy en total desacuerdo. Que una mujer esté en un vestuario masculino se sale de contexto, por la comodidad de los jugadores". En un intento posterior de suavizar estas declaraciones, el jugador añadió que "la mujer ha avanzado y tiene capacidad suficiente", pero que "de ahí a entrar a un vestuario masculino" hay distancia.

Techo de cristal futbolero

La historia de Paula Navarro ha generado una gran polémica en Chile. Medios como la CNN se han pronunciado a favor de la profesional, destacando su amplia carrera en el mundo del fútbol: ha ejercido jefa de cadetes, tiene diplomas de la FIFA y de sociología deportiva y se ha especializado en clubes como el Barcelona. Ha sido precisamente un exjugador del Barça, Claudio Bravo, quien ha criticado la actitud machista de sus compañeros de profesión. Bravo lamentó especialmente unas declaraciones del capitán del equipo, quien llegó a decir que "en el vestuario se respiran olores masculinos" pero que "no quería sonar machista".

El disputado puesto de entrenador de la sección masculina del Santiago Morning ha ido a parar a Jaime Garcia. Tras su designación como ayudante técnica, Navarro comentó que este hecho supone "un gran paso para las mujeres". Javiera Sandoval, experta en comunicación y género, asegura que las declaraciones del capitán del equipo y del resto de jugadores "dejan en evidencia la resistencia de un sistema patriarcal que intenta minimizar a las mujeres que buscan ocupar cargos que históricamente han sido dominados por hombres". Y añade que "estas declaraciones claramente apelan al género, a que Navarro es mujer y están muy lejos de ser razones técnicas y/o profesionales".

Sandoval aclara que "no se trata de desconocer las capacidades técnicas y los méritos profesionales de Jaime García (el nuevo entrenador), sino que se espera que las declaraciones del capitán no hayan influido en la decisión de dejar a Navarro como ayudante". Aun así, la especialista ve en el nombramiento de Navarro un hito para la mujer en el deporte: "Lo positivo es que esta situación generó que varios medios deportivos, hinchas y jugadores vieran en este nombramiento un momento histórico para el fútbol chileno y un precedente para las mujeres en el fútbol".

El caso de Navarro no es un fenómeno puntual ni circunscrito a Chile. El papel de la mujer en el mundo de fútbol, tradicionalmente asociado al género masculino, es difícil en cualquier lugar del mundo. En España tampoco ha habido ninguna una entrenadora de fútbol en primera categoría, el fútbol femenino no es considerado como profesional (y los clubes no deben contratar a las jugadoras como tales) y las mujeres que ejercen como árbitro deben hacer frente a insultos machistas. Todo un rosario de estereotipos y prejuicios que frenan el progreso de las mujeres como futbolistas, entrenadoras o árbitros.

Fuente: Eldiario.es