junio 14, 2018

Países del G-7 destinarán 2.9 mil mmd a la educación de mujeres y niñas


CIMACFoto: César Martínez López

Seis países que integran el G-7 reunidos este fin de semana durante la Cumbre que se realizó en la localidad de Charlevoix, Québec, acordaron destinar 2.9 mil millones de dólares (mdd) a la educación de mujeres y niñas.

El gobierno de Canadá declaró que los fondos de destinarán a la población más vulnerable, “la inversión única más grande en educación de mujeres y niñas en zonas de conflicto o crisis”, y dijo que en 2016, había 65.5 millones de personas desplazadas en el mundo, la mitad de ellas menores de edad que casi no tendrían acceso a una educación de calidad.

De estas personas, es más probable que las familias saquen a las niñas de la escuela por falta de dinero. Las niñas son más propensas de ser forzadas en matrimonios prematuros, y son más afectadas por violencia de género.

Por eso, los fondos serán destinados a capacitar profesoras y profesores con enfoque de género, mejorar la calidad de estudios sobre la educación de mujeres y niñas, apoyar métodos innovadores para la educación de refugiadas y desplazadas, y esfuerzos para brindar a las niñas y adolescentes la oportunidad de terminar 12 años de estudios escolares.

La mayor parte del dinero recaudado, dos mil mdd proviene del Banco Mundial. Canadá aportó 308 mdd; Reino Unido, 250 mdd; Japón, 200 mdd; y Alemania y la Unión Europea, unos 86 millones. Francia aportó 235 millones a un fondo multilateral en febrero.

La nación que no se comprometió a ninguna inversión para mujeres y niñas fue Estados Unidos. Fue otra afrenta a los Estados aliados, con quienes el presidente Donald Trump además intercambió acusaciones sobre los aranceles que levantó recientemente.

El mandatario estadounidense mostró su aparente desinterés en la agenda de la Cumbre cuando llegó tarde al desayuno de trabajo que tenía como tema el empoderamiento de las mujeres y niñas.

Trump interrumpió la ponencia de la embajadora de Canadá en Francia, Isabelle Hudon, y se sentó con una sonrisa en medio de miradas que expresaban molestia por parte de la jefa del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, y la canciller alemana, Ángela Merkel.

En tanto, organizaciones y defensoras de mujeres celebraron los logros de la Cumbre. La organización “Women deliver” (Mujeres entregan), quien formó parte del primer Consejo Consultivo de Equidad de Género, felicitó al primer ministro Justin Trudeau por este trabajo, al igual que la directora de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo.

La directora de Oxfam internacional, Winnie Byanyima, saludó la decisión de escuchar las voces de activistas y defensoras durante la Cumbre y expresó su esperanza de que la igualdad de género sea tomada en cuenta en las futuras cumbres del G-7.

La premio Nobel y defensora de los derechos de las niñas, Malala Yousafzai, opinó que los fondos son “un paso significativo” hacia un mundo donde cada niña puede estudiar y liderar. Opinó que crear oportunidades de una carrera para ellas, en vez de matrimonio y trabajo infantil, significa crear un mundo más seguro y sano.

“Queda mucho trabajo en camino”, concluyó en su mensaje, pero mientras tanto agradeció los esfuerzos del Grupo de los Siete en nombre de 130 millones de niñas en el mundo que actualmente no acuden a la escuela.

Por: Sonia Gerth
FuenteCimacnoticias | Ciudad de México.