agosto 04, 2018

CEPAL aprobó Fondo Regional de Apoyo a Movimientos de Mujeres y Feministas.


Por aclamación de todos los gobiernos, la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe de la ONU) aprobó el Fondo Regional de Apoyo a Movimientos de Mujeres y Feministas.

La autonomía económica de las mujeres para lograr una verdadera igualdad de género fue el tema central de la 57° reunión de la mesa directiva de la Conferencia Regional sobre la Mujer de Latinoamérica y el Caribe, celebrada los días 30 y 31 de julio en la sede de la CEPAL de Santiago de Chile.

El encuentro fue inaugurado por Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL; Mariella Mazzotti, directora del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) del Uruguay (como presidenta de la Mesa Directiva de la Conferencia); Isabel Plá, ministra de la Mujer y la Equidad de Género de Chile; y Silvia Rucks, coordinadora residente del Sistema de las Naciones Unidas en Chile.

“La esquiva autonomía económica de las mujeres seguirá siendo una de las prioridades de la CEPAL. Se trata de romper el silencio estadístico respecto al trabajo total de las mujeres y respecto a la desigualdad de ingresos, de riqueza y de acceso pleno al mundo laboral con todos los derechos. Se trata de romper el techo de cristal de una vez por todas”, planteó Bárcena.

Articulación Feminista Marcosur celebra el Fondo Regional de Apoyo a Movimientos de Mujeres y Feministas.

Integrantes de la Articulación Feminista Marcosur (AFM) participaron de la Mesa Directiva y aplaudieron la aprobación del Fondo Regional de Apoyo a Movimientos de Mujeres y Feministas.

Ana Cristina González - Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres (Colombia): “La aprobación por parte de CEPAL de un Fondo Regional financiado por distintos actores incluidos los propios gobiernos, es una señal alentadora para la región. Este Fondo puede significar una profunda diferencia para las organizaciones de mujeres y feministas que luchan diariamente para conseguir recursos y mantener, como ha sido hasta ahora, los avances en materia de derechos. Su fortalecimiento es la oportunidad para reforzar su rol de vigilancia para que los derechos avancen, se cumplan y cambien la vida de las mujeres”.

Cecilia Olea - Flora Tristán (Perú): “La aprobación del Fondo expresa un pacto político entre estados y sociedad civil sobre la necesidad de lograr la igualdad de derechos con enfoque de género para las mujeres. No se trata de una relación económica, sino de una relación política donde los estados muestran su convicción de habilitar a la sociedad civil feminista y de mujeres organizada”.

Lucy Garrido - Cotidiano Mujer (Uruguay): “Creo que esto tiene un valor que va más allá de lo económico -que es fundamental y es la razón por la que desde hace años promovemos su creación- y es un valor cultural y político: el reconocimiento de los estados al ‘inestimable aporte que las organizaciones y movimientos feministas y de mujeres hacen a la democracia en América latina y el Caribe’ como lo dice el texto de la resolución.

Los estados saben que las políticas públicas necesitan del trabajo de las organizaciones de mujeres y feministas. Haber decidido la creación del Fondo Regional habla de una mirada amplia, y comprehensiva, que redundara en más organización, más movimiento, mejores políticas, más igualdad en América Latina y el Caribe”.

Clyde Soto - Centro de Documentación y Estudios (Paraguay): “Los derechos no llegan solos y de manera espontánea: siempre que las mujeres logramos derechos ha sido con trabajo conjunto y luchas colectivas. Por eso, si queremos seguir avanzando en derechos para las mujeres, se debe apoyar el trabajo de las organizaciones feministas y de las mujeres que desde diversos espacios establecen sus demandas, propuestas e ideas acerca de cómo debe ser un mundo sin discriminaciones hacia la mitad de la población.

La apertura de un Fondo Regional de apoyo a organizaciones de mujeres y feministas en la Cepal implica un reconocimiento de la relevancia de estas para conseguir los grandes cambios propuestos en los consensos y en otros compromisos de los países para con la igualdad. Sin recursos, el potencial de cambio que traen las organizaciones sería limitado y menor.

Sobre todo, ante el avance bien financiado de los sectores antiderechos, el Fondo puede propiciar un trabajo de defensa y de nuevos avances pese a los frenos que se nos intenta poner”.

Fuente: Cotidiano Mujer