agosto 08, 2018

La antropóloga Marcela Lagarde reivindica el derecho al aborto. Una exhortación desde México.


Imagen: Bernardino Avila

“Ojalá su Congreso esté a la altura de la pluralidad debida, pero sea contundente al proclamar con su voto a favor del derecho de las mujeres a decidir sobre la interrupción libre y voluntaria del embarazo. El derecho al aborto se funda además en el derecho a la vida de las mujeres”, dijo la antropóloga mexicana Marcela Lagarde en un mensaje al Senado y a las mujeres de Argentina que vienen luchando hace décadas por el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo.

Marcela Lagarde y de los Ríos es una activista y teórica de la condición femenina, de trascendencia continental. Uno de sus mayores aportes al feminismo es el haber recuperado y acuñado el término feminicidio para referirse a los asesinatos de mujeres por su condición de género, en los que el Estado tiene responsabilidad. A pedido de Página/12, envió un mensaje a las feministas, que apuntó al Senado de la Nación.

“Queridas colegas y compañeras: en nuestro continente y en el mundo todo vivimos la culminación de ciclos en la construcción normativa, legal de los derechos humanos de las mujeres, que ya están en la conciencia de millones y de quienes comparten la causa con nosotras. Ojalá su Congreso esté a la altura de la pluralidad debida, pero sea contundente al proclamar con su voto a favor del derecho de las mujeres a decidir sobre la interrupción libre y voluntaria del embarazo. El derecho al aborto se funda además en el derecho a la vida de las mujeres. Primer derecho humano de las mujeres de acuerdo con la Conferencia de Viena de 1993. Entonces dice nuestra querida Alda Facio, al aprobarse los derechos humanos de las mujeres: las mujeres nos volvimos humanas”. Un abrazo sororal con todo mi cariño”, expresó.

Lagarde sigue muy de cerca lo que está ocurriendo en el país. Se siente dichosa de poder vivir de cerca y de lejos esta gran ola del feminismo cuyo epicentro está en Buenos Aires. En mayo de 2013, la Legislatura porteña la declaró Huésped de Honor de la Ciudad de Buenos Aires. Dos años más tarde, estuvo de vuelta en Buenos Aires para participar del III Foro Internacional sobre los Derechos de las Mujeres en junio. Vino solo por tres días, que coincidieron con ese acontecimiento histórico para el país que fue el 3 de junio de 2015, en el que surgió el movimiento #Niunamenos. Y por supuesto no quiso perderse la concentración frente al Congreso nacional.

En ese momento había dicho sentirse “muy conmovida como latinoamericana, como mujer, como feminista, de esa gran iniciativa que han tenido ustedes y que espero que tenga una enorme resonancia y que pueda hacer como una cama para que se prolongue en el tiempo la fuerza que van a adquirir, que la puedan hacer sustentable, que les sirva para ponerse lo máximo y luego irlo construyendo y sustentando con esa fuerza colectiva. Solo así se construye, cuando las voluntades se suman”. Esas palabras se hacen cuerpo hoy en las calles y en las plazas de todo el país.

Fuente: Página/12