agosto 05, 2018

Lo romántico es político.

ire-nilla

Nuestra forma de amar está llena de ideología.
Amamos de forma patriarcal.
Amamos de forma individualista, no colectiva.
Amamos como los capitalistas: nos educan para creer
que necesitamos tener una pareja para ser felices.

Hemos heredado la idea del amor romántico del siglo XIX
a través de cuentos, medios de comunicación o películas,
que insisten en que solo hay una manera de amar.
Hablan de la felicidad del grupo, de toda la sociedad.
La utopía del romanticismo es individualista: encontraremos
la felicidad cuando encontremos nuestra “media naranja”,
la pareja ideal con la que compartiremos nuestra vida.

El amor romántico pretende que nuestro sistema de vida siga igual.
La pareja sirve para procrear, consumir y no pensar en la sociedad.
Casi todas las parejas de hoy en día siguen siendo desiguales
aunque sean heterosexuales, lesbianas o bisexuales.
Estamos rodeadas de afectos en nuestra vida,
pero si no tenemos pareja decimos que “estamos solas”.
Hay personas que aseguran sentir más soledad en pareja.
Muchas mujeres creen que la pareja amorosa es la solución
a sus inseguridades, sus problemas personales y económicos.

El romanticismo sirve para distraernos de un día horrible
y llevarnos a otros mundos más bonitos, para soñar.
El romanticismo sirve para que gastemos dinero, esfuerzo y tiempo
en encontrar la pareja ideal, comprar un hogar y aislarnos.
Los medios siempre muestran el amor romántico como el mejor.
Los medios de comunicación solo muestran el amor colectivo
para vendernos unas olimpiadas o un seguro de vida.

Si todos nos quisiésemos más y mejor el sistema cambiaría,
pues se basa en tener muchas cosas, dinero y propiedades,
no se basa en que administremos entre todos estos recursos.
Por eso se prefiere que nos juntemos de 2 en 2:
es más fácil controlar a una pareja que a grupos.

Creemos que el amor es un tema personal:
si te enamoras y sufres, si no te llena tu relación,
si aguantas desprecios y humillaciones por amor, es tu problema.
Te dicen que no eliges bien a tu pareja, que tienes mala suerte.
Pero no es un problema individual: es colectivo.
Muchas personas sufren porque la realidad que encuentran
no es como su sueño: vivir en pareja no es perfecto,
no la solución a todos los problemas.

Las personas de ideologías de izquierdas y las feministas
seguimos actuando a veces con esta idea del amor romántico.
En los discursos hablamos de la libertad, la igualdad, la autonomía…
Pero en casa no es fácil repartir por igual las tareas,
superar celos y miedos o expresar nuestros sentimientos.
No nos enseñan a gestionar sentimientos en las escuelas,
pero las revistas del corazón están llenas de parejas de éxito, felices,
como Barbie y Ken, Javier Bardem y Penélope Cruz, Letizia y Felipe…
Son parejas que se presentan como un modelo a seguir.

Para mejorar el mundo tenemos que hablar del amor.
La solidaridad entre colectivos puede acabar con las desigualdades,
el individualismo y los miedos que tenemos a las personas distintas:
inmigrantes, transexuales, prostitutas, mendigos..
Tenemos que hablar de cómo podemos aprender a querernos mejor,
a llevarnos bien, a crear relaciones bonitas, a extender el cariño
y no a centrarlo todo en una sola persona.
Tenemos que hablar de emociones y sentimientos:
en las universidades,
en los congresos
en las asambleas de los movimientos sociales,
en las asociaciones vecinales,
en los sindicatos
y los partidos políticos.

Pensando y trabajando para el colectivo, no solo para mi y mi pareja,
es más fácil dejar de sentir miedos y soledad, ser más generoso,
elegir pareja desde la libertad y repartir más los afectos.
Se trata de dar más espacio al amor en nuestras vidas
ya que nos hace falta querernos todos mucho y mejor.

  • Ideología: conjunto de ideas que comparte un grupo político, cultural o social.
  • Patriarcal: sistema donde los hombres tienen de forma mayoritaria la autoridad y el mando.
  • Capitalista: sistema económico y social que se basa en la propiedad privada, donde importa sobre todo el dinero, el consumismo y los bienes materiales.
  • Utopía: proyecto, idea, plan que es no es probable que suceda.
  • Heterosexual: personas que se sienten atracción sexual por personas de otro sexo.
  • Lesbiana: Mujer que siente atracción sexual hacia otra mujer.
  • Bisexual: persona que siente atracción sexual por personas de su mismo sexo o de sexo distinto.

Adaptación del texto “Lo romántico es político” de Coral Herrera a los criterios de lectura fácil (LF) por Lectura Fácil Euskadi Irakurketa Erraza. Recomendamos su lectura en un ordenador por su mejor adaptabilidad.
Fuente: Pikata