mayo 29, 2015

El cómic también reproduce y perpetúa los estereotipos de género



El mundo de la cultura por lo general es un terreno hostil para las mujeres, tanto en lo profesional como en lo referente a la imagen que se proyecta de ellas en las producciones. Los datos dicen que el número de mujeres en puesto de responsabilidad en empresas y ámbito público es muy bajo, pero también vemos que dependiendo de los sectores ese número tiende a descender aún más. Uno de ellos es de la cultura. Se habla mucho de que hay un número muy reducido de mujeres directoras o productoras de cine, pero también hay otros ámbitos en los que se reproduce la misma situación, por ejemplo, el cómic.

El mundo del cómic es muy amplio, pero vamos a analizar concretamente la imagen que se da de los personajes femeninos en el género de ciencia ficción y, concretamente, en el de superhéroes y superheroínas. Aspectos como el papel que desempeñan o la hipersexualización de las mujeres en este género son los que más debate generan.

La mujer supeditada al hombre

La edad oro del cómic se da entre los años 1930 y 1950, periodo en el que nace el primer superhéroe de la historia: superman. Durante esta etapa se crearon muchos personajes femeninos incluso muchos de ellos fueron protagonistas de su propia historia, pero muy pocos consiguieron tener el nivel de popularidad y aceptación que tuvieron sus compañeros varones. De hecho, aquellas sí triunfaron fue porque estaban ligadas de algún modo a un personaje masculino.

En su tesis de máster, José Manuel Annacondia López pone de ejemplo el caso de “Superman” y su análoga “Supergirl”. En ella sostiene que para ser un superhéroe hay que tener un idealización del potencial del ser humano que vaya más allá de las limitaciones de la especie (fuerza, velocidad, resistencia etc en su grado máximo). Según ello, la versión femenina debe tener también las mismas cualidades, pero estas directrices no se cumplen siempre. Analiza los propios nombres, es decir, el análogo de “Superman” es “Superwoman”, no “Supergirl” tal y como se llama en el cómic. Según avanza en su análisis va exponiendo que estas denominaciones no son aleatorias y más teniendo en cuenta que este personaje de superheroína presenta una edad mayor a la del personaje masculino. “Distinguir entre ‘man’ y ‘girl’ va más allá de la mera categorización sexual que diferencia entre hombres y mujeres, ya que asigna unos roles de género claramente marcados a unos y a otras”, dice José Manuel. Sostiene además que la infantiliza y margina.


Analistas en la materia aseguran que así todo, las mujeres en el cómic siempre han tenido habilidades diferentes a las de los hombres. A ellos se les otorga principalmente fuerza y resistencia, mientras que ha ellas se les proporciona poderes que sustituyen a esas dos cualidades. Por regla general siempre han sido acompañantes de los superhéroes, damiselas en apuros o femmes fatales que les complicaban la vida. Es decir, tenían más de villanas que de heroínas. El sociólogo Bruno Lorenzo también lo explica así en una entrevista a Pikara Magazine “las mujeres en los primeros años de MARVEL Comics eran personajes secundarios a la sombra de los varones, siempre representadas con habilidades defensivas o basadas en la magia, nunca con la fuerza física”.

Hipersexualización de los personajes femeninos

Cuando entra en debate la hipersexualización del cuerpo femenino en los cómics también se pone en cuestión la de los varones, sin embargo, habría que distinguir entre cuerpos sexualizados y cuerpos idealizados. Es cierto que los personajes de cómic varones lucen un físico perfecto según los cánones sociales, pero cuando se les va a representar se suele partir de cuerpos atléticos y musculosos teniendo como resultado una imagen que simboliza un ideal de fuerza, destreza y poder. Sin embargo, en el caso de la mujer lo que se busca es resaltar su sensualidad, erotismo y belleza, no la fuerza o el poder de la heroína, de forma que el resultado final se aleja mucho de un físico atlético. Aquí vemos un ejemplo claro de cada uno de los sexos: Wonder Woman y Superman

Pero más de una vez esta hipersexualización ha traído problemas. En el verano de 2012 la editorial DC cómics adelantó la que sería su portada del número 0 con Catwoman como protagonista. En la primera imagen vemos cómo era la portada original. Pero las redes sociales se incendiaron ante esta representación, por lo que decidieron cambiarla y ponerla como observamos en la segunda fotografía. El único cambio que sufrió fue que le subieron la cremallera del traje.


Esta representación de las mujeres tiene consecuencias a la hora de que la sociedad construya el arquetipo de mujer, de forma que el cómic –junto a muchos otros elementos- forma parte de la construcción de estereotipo de género. Bruno Lorenzo recuerda algunas de las ideas que a lo largo de los años ha ido defendiendo el guionista Alan Moonroe, quien decía que el cómic tenía a su manera tanta culpa como los medios de comunicación de masas a la hora de representar una imagen distorsionada de las mujeres a los lectores. Prosigue parafraseando Lorenzo que “decía él, que tienen los jóvenes con las mujeres, antes de conocer y empezar a relacionarse con una mujer real, era a través de unos arquetipos y unas representaciones que en nada se parecen al mundo real”.

La unión hace la fuerza

La industria del cómic está dominada mayoritariamente por hombres. Por ejemplo, en 2014 Marvel, la primera editorial estadounidense en cuanto a ventas, tenía en noviembre 611 autores acreditados de lo cuales solo 66 eran mujeres (un 10% de toda la plantilla).

En nuestro país parece que las mujeres que se dedican al mundo del cómic han decidido aplicarse el refrán “la unión hace la fuerza” y se ha fundado Asociación de Autoras de Cómic en diciembre de 2013 a raíz del Festival de Cómic en Granada: Comicca Fest, en el que solo participan autoras. En su página web podemos ver que entre sus principales objetivos están la recuperación del trabajo de mujeres olvidadas que formaron parte del mundo del cómic, incrementar el número de lectoras, fomentar la divulgación desde la perspectiva de género, y estimular la comunicación y creación de vínculos entre las autoras, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

Susanna Martín, coordinadora de Enjambre, autora y miembro de la AAC, comenta en una entrevista publicada en Pikara Magazine que es necesario cambiar la mirada porque “ocurre que al identificarnos en roles masculinos, porque es lo predominante, cuando se crea un cómic con un personaje femenino se identifica como ‘cómic femenino’ o ‘para chicas’, porque no es lo habitual, y así seguimos etiquetándonos y perpetuando la hegemonía masculina. Por eso es tan importante crear nuevos personajes femeninos”.

Sin embargo, dentro de AAC es complicado hablar de feminismo porque se concentran muchas sensibilidades diferentes. Aunque todas ellas persiguen un mismo fin, no siguen el mismo camino. Muchas de ellas están convencidas de que si se declaran abiertamente feminista se van a cerrar muchas puertas de golpe debido al desconocimiento por parte de la sociedad sobre el significado real de la palabra. Por ejemplo, Lucía González, directora de Comicca Fest apuesta por llevar a cabo lo que serían unas prácticas feministas pero sin llegar a explicitarlas. En una entrevista asegura que “en la última edición eliminé la palabra ‘coño’ del cartel, porque sabía que así no me imprimirían. Y porque para una persona no es lo mismo leer ‘coño’ en un panfleto a ver después a Ana Belén Rivero en el festival y escuchárselo decir 20 veces”.

La representación de los personajes femeninos en los cómics no es casual, sino que forma parte del imaginario colectivo patriarcal instaurado en la sociedad. Sin embargo, este tipo de medios lo que hacen es reforzar esa imagen entrando a su vez en un círculo vicioso: reproducen, crean y refuerzan a partes iguales. Es importante feminizar los espacios de responsabilidad dentro de las editoriales, de forma que la representación de las mujeres en el material final cambie.

Fuente: AmecoPress

Abiertas postulaciones. CURSO VIRTUAL "ESTADÍSTICAS E INDICADORES DE GÉNERO: INTRODUCCIÓN"

Se desarrollará entre el 10 de junio y el 7 de agosto 2015




El curso es organizado por la División de Asuntos de Género en colaboración con el Instituto Latinoamericano de Planificación Económica y Social ILPES/CEPAL y cuenta con el auspicio de laAgencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Está dirigido a profesionales del sector público, aquellos que trabajan en mecanismos nacionales para el adelanto de la mujer, institutos nacionales de estadística, otros ministerios y organismos públicos centrales, regionales y/o municipales. También a profesionales de organizaciones de la sociedad civil, universidades y profesionales del sector privado que cumplan funciones relacionadas con la producción y uso de indicadores de género en diversos ámbitos (hogares y familia, educación, trabajo, salud, violencia contra la mujer y participación política).

Objetivos generales: fortalecer las capacidades de productores/as y usuarios/as de estadísticas e indicadores, a través de la incorporación del enfoque de género, a fin de orientar la producción de estadísticas de género y mejorar su uso en la formulación, seguimiento y evaluación de políticas públicas para la igualdad de género y la autonomía de las mujeres.

Los objetivos específicos que este curso se propone lograr son los siguientes: Comprender la relevancia de las estadísticas de género para la formulación y monitoreo de políticas públicas. Conocer los fundamentos teóricos de producción y uso de las estadísticas e indicadores de género. Conocer el proceso de producción de estadísticas de género y aplicar los principios técnicos de la construcción de indicadores de género en este campo. Conocer, analizar e interpretar algunos indicadores de género relevantes respecto a desigualdades entre hombres y mujeres, niños y niñas y a la autonomía de las mujeres. Utilizar indicadores de género en la formulación de políticas públicas y el monitoreo de los compromisos internacionales.

La inscripción de este curso tiene un costo de US$450 (cuatrocientos cincuenta dólares americanos).





mayo 28, 2015

Llamado a la Acción. 28 de Mayo "Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres".

Mayo 28 Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres



¡Llamado a la acción!

El 28 de mayo, Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, las activistas a favor de los derechos de las mujeres y sus aliados abogarán en todo el mundo por la salud integral y el bienestar de las mujeres, en especial por el cumplimiento de los derechos a la salud sexual y salud reproductiva, SSYSR. Este 28 de mayo, haremos un llamado a los gobiernos del mundo entero para que respeten, protejan y cumplan con los derechos a la salud, la dignidad y la integridad corporal de todas las mujeres, y para que eliminen TODAS las formas de violencia contra ellas. 

Los gobiernos de todo el mundo están definendo en estos momentos la Agenda de Desarrollo Post-2015 que incluirá una serie de objetivos de desarrollo sostenible (ODS), que serán la referencia para las políticas de desarrollo internacionales, las prioridades y la financiación para los próximos 15 años. A través de éste y otros procesos recientes de revisión global, la violencia contra las mujeres ha recibido justamente, la debida atención por parte de gobiernos e instituciones de las Naciones Unidas como "una de las formas más predominantes de violaciones a los derechos humanos en el mundo entero," limitando la realización del potencial de las mujeres e impidiendo el desarrollo sostenible. Sin embargo, una forma de violencia, de la cual son víctimas las mujeres y las niñas cuando son jóvenes, solteras, pobres, afectadas por el VIH, de diversa orientación sexual o identidad de género, con discapacidad, o en otras situaciones vulnerables, continúa incontrolada e ignorada: la violencia institucional. Todas ellas son víctimas cuando se les niega el derecho a la salud y el acceso a los servicios de salud sexual y salud reproductiva.

Tradicionalmente se ha pensado que la "violencia institucional" o la violencia por parte del Estado, ocurre principalmente en circunstancias extremas de conflicto, desastre y crisis económicas. Tal como lo define la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer de las Naciones Unidas de 1993, la cual incluye, "violencia física, sexual y psicológica perpetrada o justificada por el Estado o sus agentes, sin importar dónde ocurre.” Con esta definición en mente, los casos de violencia y discriminación que resultan de la violación del derecho de las mujeres a la salud sexual y reproductiva son demasiado comunes y generalizados, como por ejemplo:

  • La negación al derecho de acceso a servicios de aborto seguros y legales, lo que mediante leyes de aborto restrictivas fuerza a las mujeres a llevar a término un embarazo no deseado, incluso cuando pone su salud y su vida en riesgo, o incluso en casos de violación o incesto, sometiéndolas a un trato cruel, inhumano y degradante, en especial si las mujeres luego son consideradas criminales y puestas en prisión;
  • La esterilización o el aborto forzado u obligado, como muy a menudo les sucede a las mujeres que viven con VIH, mujeres con discapacidades, individuos de diversa orientación sexual e identidad de género, entre otras;
  • Violencia obstétrica, discriminación y negación de atención médica a mujeres embarazadas, en especial si son solteras y/o no están casadas, forzándolas a llevar a término su embarazo y/o parto en condiciones inseguras y que ponen en riesgo la vida;
  • La negación del acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva integrales a la gente joven, en especial la negación del acceso a anticonceptivos de emergencia aún en casos de violación, y que en consecuencia obligan a las mujeres jóvenes y las niñas a llevar un embarazo en la adolescencia, repotenciando la violencia de la cual ya han sido víctimas.
Los Estados son responsables de dichas violaciones cuando justifican o perpetúan la desigualdad de género y las normas patriarcales; cuando ratifican leyes arcaícas y restrictivas y cuando sancionan actitudes negativas y/u obstruyen, retienen, o niegan acceso a servicios e información sobre salud sexual y salud reproductiva. Al hacerlo, los Estados están ignorando sus obligaciones bajo las leyes internacionales de derechos humanos de respetar, proteger y cumplir con los derechos de las mujeres a la salud sexual y salud reproductiva, libre de discriminación y violencia.

Este 28 de mayo debemos recordarles a los gobiernos del mundo entero que#LaSaludDeLasMujeresImporta (#WomensHealthMatters), y asegurarnos de que que los líderes asuman su responsabilidad y compromiso con respecto a los derechos a la salud sexual y reproductiva para que se mantengan o se fortalezcan en los esfuerzos de desarrollos futuros.

¡Haz click sobre las imágenes para descargar las infografías!











¡Haz click sobre la imagen para ver el video y compártelo!¡DESCARGA LAS IMÁGENES Y COMPARTE EN MEDIOS SOCIALES!



¡Apoya el llamado a la acción!

¡Haz click en la imagen e incluye tu firma apoyando el llamado a la acción hasta el 28 de Mayo! Después de este día, mandaremos una carta a los Delgados de las Naciones Unidas que han apoyado los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres con todas las firmas recolectadas con el objetivo de que estos derechos se incluyan en la agenda Post-2015.

¡Movilízate y toma acción!

¿Cómo planea tu organización celebrar este #Mayo28? ¡Comparte tus planes con nosotr@s! ¡Haz click en la imagen "Movilízate" y reporta tu actividad!

Esta publicación fue elaborada en colaboración entre La Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe y la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Reproductivos (WGNRR) 

Sitio web: 

¡Participa y Difunde!. Acción Feminista, Santiago 28 de Mayo "Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres "


ALAMEDA entre Serrano y A Prat (salida Metro U de Chile)

FERIA desde las 13:30 horas (se puede llegar desde las 12:30 hrs a las mesas)

LLevar mesa u otro similar (si se quiere), materiales, lienzos, banderas, etc.

PLANTÓN desde las 18:00 horas
Llevar velas, pancartas, lienzos y consignas contra los femicidios y la VCM y niñas.



#ApagonFemenino

mayo 27, 2015

Instituciones laborales y políticas de empleo: avances estratégicos y desafíos pendientes para la autonomía económica de las mujeres

Resumen

En este documento se identifican y analizan los principales logros y obstáculos de las mujeres para ingresar y desarrollarse en el mercado de trabajo en igualdad con los hombres, por ser un componente fundamental para obtener ingresos propios y lograr su autonomía económica.

Índice

Resumen .-- Introducción .-- I. El camino hacia la autonomía económica .-- II. Los principales logros de las mujeres
en el mercado de trabajo .-- III. Barreras vigentes .-- IV. Los desafíos de las instituciones laborales y las políticas de empleo .-- V. Reflexiones finales.

Descargar documento(s)

PDF
1010.Kb
Documento en español
Este documento pertenece a la(s) siguiente(s) colección(es)

Fuente: División de Asuntos de Género CEPAL