enero 28, 2014

Estado desdeña propuestas ciudadanas contra la violencia. Ignora Nicaragua agenda por la seguridad de las mujeres


Foto: Nelson Rodríguez

La Red de Mujeres Contra la Violencia (RMCV), integrada por 118 organizaciones civiles, presentó en un acto público la “Agenda nacional de seguridad humana desde las mujeres”, que es un instrumento político que recoge los insumos principales de los derechos femeninos.

A la presentación de esta agenda fueron invitadas seis instituciones del Estado que tienen que ver con la seguridad de las mujeres, pero ninguna asistió, lo cual demuestra el poco interés por atender las demandas de la población femenina, dijo Reina Rodríguez, enlace nacional de la RMCV.

La agenda recoge los temas de seguridad humana de las mujeres desde la salud, seguridad pública, economía, educación y seguridad social, para hacer frente a la violencia y atropellos a los que están expuestas las nicaragüenses, y también contiene propuestas de acciones para que el Estado las implemente, explicó Rodríguez.

El documento forma parte de una estrategia regional que se está construyendo en los países centroamericanos, donde la violencia contra las mujeres es alarmante, dijo Damaris Martínez, coordinadora del Proyecto de Seguridad Humana de las Mujeres a nivel regional.

El proyecto de seguridad humana desde las mujeres que es apoyado por la Unión Europea y organizaciones civiles, se ejecuta en Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua, donde luego de que cada país tenga su propia agenda se trabajará un texto regional que será presentado ante las instancias políticas del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

Para el próximo 25 de abril en El Salvador se realizará la cumbre del SICA, en el que las organizaciones de mujeres de los cuatro países estarán presentes para exponer la “Agenda regional”, explicó Martínez.

“Nos preocupa que el problema de la seguridad en Centroamérica solo se vea vista por los Estados desde la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, y no desde la violencia contra las mujeres”, abundó.

Una de las 506 personas consultadas para la agenda en Nicaragua fue la joven Fanny Fonseca, del municipio de Malpaisillo, departamento de León, a tres horas al occidente de Managua. Para ella el documento le servirá de guía para demandar a las instituciones locales el cumplimiento de sus derechos.

“Con esta agenda las mujeres podemos exigir al Estado que nos proteja no sólo creando más oficinas para atender los casos de violencia, sino dotando con equipos y personal calificado”, dijo Fonseca.

La joven citó el caso de su municipio, donde sólo existe una Comisaría de la Mujer, que es una instancia de la Policía Nacional, pero en dicha oficina sólo hay una investigadora, una trabajadora social y una psicóloga para atender a cinco municipios (El Jícaral, Achuapa, Santa Rosa del Peñón, El Sauce y La Reinaga), lo cual no se corresponde con la realidad de la violencia de género, explicó.

La joven, quien colabora con la organización de mujeres Xochilacalt, en Malpaisillo, dijo que a diario sólo en este municipio reciben un promedio de siete denuncias de todo tipo de violencia contra las mujeres.

A pesar de que Nicaragua tiene un marco jurídico para la protección de las mujeres, la violencia sigue siendo un grave problema. En los primeros 20 días del año seis mujeres fueron asesinadas, según el Observatorio de la RMCV.


Por: Nelson Rodríguez, corresponsal
Fuente: Cimac Noticias