febrero 05, 2014

Mensaje de Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres para el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina - 31.01.2014

En el día de hoy, ONU Mujeres se une a las personas de todo el mundo que levantan la voz para poner fin a la mutilación genital femenina. Celebramos las miles de comunidades que han hecho declaraciones públicas para abandonar esta práctica nociva.

Si bien se sigue avanzando, hasta 30 millones de niñas menores de 15 años de edad siguen en situación de peligro, y alrededor de 125 millones de niñas y mujeres se han visto sometidas a este procedimiento.

La mutilación genital femenina infringe los derechos básicos de las mujeres y las niñas y amenaza gravemente su salud. Implica un mayor riesgo de transmisión del VIH, infección o hemorragia prolongada, y mayores riesgos durante el parto. Asimismo, deja cicatrices físicas y emocionales que perduran.

Si bien la práctica de la MGF es una tradición en algunas partes del mundo, no puede justificarse por motivos de religión o cultura. Es una violación de los derechos humanos y una manifestación de la desigualdad de género.

Para poner fin a la mutilación genital femenina es preciso contar con liderazgo a todos los niveles, desde los gobiernos hasta mujeres y hombres que son líderes comunitarios y religiosos o profesionales médicos, y las familias. Y las niñas y las mujeres que están en riesgo o han sido sometidas al procedimiento necesitan apoyo y servicios.

ONU Mujeres lleva a cabo su trabajo con la orientación de tratados y acuerdos internacionales, como la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas que insta a conseguir la erradicación total de la mutilación genital femenina. Con el objetivo de progresar todavía más, se debe cumplir las leyes, educar a las personas y comprometer a las comunidades.

Hoy, al conmemorar el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, ONU Mujeres hace un llamado para redoblar los esfuerzos y poner fin a esta práctica en todas sus formas. Nos comprometemos a aumentar el apoyo a los esfuerzos de prevención de la mutilación genital femenina, y a promover la igualdad de género y los derechos humanos, incluido el derecho a la salud sexual y reproductiva, y a una vida sin violencia ni discriminación. 

Fuente: Onumujeres