abril 18, 2014

Benita Galeana impulsó el feminismo socialista en México


Benita Galeana, quien es recordada a 20 años de su muerte, que se cumplen mañana, trascendió como una aguerrida defensa de los derechos de las mujeres y de los trabajadores.

Militante del Partido Comunista en su juventud, fue una mujer recalcitrante con la idea de obtener una jornada laboral de ocho horas y con la lucha para conseguir un estatuto jurídico y un seguro social para los trabajadores.

Benita Galeana, también precursora del feminismo socialista en México, participó en la creación del Frente Único Pro-Derechos de la Mujer (FUPDM), convirtiéndose así, en obligado referente de la lucha social en México.

Benita Galeana nació el 7 de septiembre de 1907 en San Jerónimo, Guerrero, donde vivió discriminada toda su niñez y obligada a trabajar en diversas labores con supervisión estricta, señala su biografía publicada en el portal de Internet “enciclopediagro.org”

La madre de Benita murió cuando la niña tenía dos años; el padre, Genaro Galeana Lacunza, a los seis; fue entonces cuando vivió con Camila, su hermana mayor, con quien aprendió a golpes, los trabajos de la casa y del campo.

A mediados de los años 20, cumplió su sueño de llegar a la capital del país, donde trabajó en el cabaret El Viejo Jalisco, en la calle San Juan de Letrán, para poder traer a la hija que había dejado en su pueblo.

De acuerdo con el texto “Benita Galeana: fragmentos de su vida y su tiempo”, de Daniela Spenser, en la gran urbe, Benita conoció a Manuel Rodríguez, quien la acogió e introdujo en el trabajo y las idea elementales del Partido comunista Mexicano (PCM).

En el partido Benita encontró el medio que correspondía a su naturaleza rebelde y tuvo relación con José Revueltas, Juan de la Cabada y Rubén Salazar Mallén.

A partir de entonces se dedicó a la defensa de los derechos de los trabajadores y los marginados, y conoció la cárcel en más de 50 ocasiones, por activismo político y difusión de propaganda oposicionista.

En unión de Consuelo Uranga, Concha Michel, Margarita Gutiérrez y Julia Hernández impulsó a las mujeres sin empleo y demandó la instalación de guarderías para los hijos de trabajadores, sanatorios para mujeres y la homologación de salarios entre mujeres y varones.

Pugnó por el reconocimiento de los derechos para los hijos naturales e insistió en obtener el voto de las mujeres, que se haría realidad hasta 1952.

Escribió su autobiografía “Benita”, en la que relató sus dificultosos días en la costa de Guerrero, el trato cruel recibido y las crueles estampas de la Revolución.

En 1979 publicó “El peso mocho” y tiempo después se casó con el periodista Mario Gil.

Se desconoce en que ocupó Benita Galeana los últimos días de su vida, la cual terminó el 16 de abril de 1995 a los 88 años de edad.

No obstante, las consecuencias de su lucha social que aún repercuten en la actualidad, quedan como muestra de su valor y convicción del merecimiento de mejoras laborales para los trabajadores y derechos humanos para las mujeres.

Fuente: Rotativo