noviembre 07, 2014

Hay más argentinas directivas, pero con el hogar a cuestas




Gabriela Catterberg, en el atril, explica los hallazgos del informe en Argentina del informe “Género en el trabajo: brechas en el acceso a puestos de decisión” durante su lanzamiento. Crédito: Fabiana Frayssinet/IPS

En Argentina hay cada vez más mujeres con cargos directivos en los sectores público y privado, aunque todavía tienen que abrirse paso en medio de estereotipos de género y la responsabilidad del hogar sigue recayendo sobre ellas.

Con título universitario, ML empezó su carrera en un banco como operadora telefónica, para trabajar medio tiempo y poder conciliarlo con el horario escolar de su primer hijo.

“Me postulé a puestos de mayor carga horaria y responsabilidad lo que me permitió hacer carrera en el banco. Pero siempre demostrando disponibilidad pese a tener dos hijos”, contó a IPS esta mujer que ahora, a los 50 años, es directora ejecutiva de ese banco y quien pidió no revelar más que sus iniciales.
“Para que las mujeres ocupen espacios de decisión en el trabajo, será necesario que los hombres ocupen espacios ‘de mujeres’ en el hogar”: Andrea Ávila.

ML retrata a muchas de las 31 mujeres directivas en compañías privadas que retrata el informe “Género en el trabajo: brechas en el acceso a puestos de decisión” en Argentina, elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El documento analiza datos oficiales de 1996 a 2012 y revela que las mujeres ocupan tres de cada 10 cargos directivos en Argentina.

“Si bien persisten las desigualdades en el acceso a puestos de decisión, hubo cambios positivos”, sintetizó a IPS la directora del estudio, Gabriela Catterberg.

Mujeres encumbradas en sus empresas que, como Andrea Ávila, tienen en promedio 45 años, hijos de más de seis años y que mayoritariamente están casadas o con pareja estable.

Es resultado “de las muestras de eficiencia” dadas por las mujeres, y “sobre todo, por un cambio de modelo mental, que de a poco abandona el patriarcado”, dijo a IPS esta directora ejecutiva para Argentina y Uruguay de Randstad, una empresa transnacional de recursos humanos.

Mucho tuvo que ver, el acceso femenino a la universidad, ya que 52,7por ciento de las mujeres en cargos de dirección son universitarias, frente a 34,6 por ciento de los varones.

Es “revelador” del “rédito que la educación superior y universitaria completa le dio a las mujeres”, opinó el representante del PNUD en el país, René Valdés, durante la presentación del estudio, el 23 de octubre. Otra lectura es que para ser directivas, a las mujeres, “se les exige mucho más en términos de educación que a los hombres”, admitió.

Fuente: IPS